4 errores que los triatletas de larga distancia cometen en ciclismo
Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13
Entrenamientos / Ciclismo / 4 errores que los triatletas de larga distancia cometen en ciclismo

4 errores que los triatletas de larga distancia cometen en ciclismo

Cuando decides que quieres preparar un larga distancia, has de asumir que tienes que pasarte muchas horas entrenando, haga sol, llueva, haga frío o un calor intenso. Muchas veces depositamos la confianza de nuestros entrenamientos, de saber si los estamos haciendo bien o mal, básicamente en el volumen de kilómetros alcanzados a lo largo de la semana. Y entonces empiezan, sin que nos demos, cuenta, a llegar los errores a lo largo de nuestra preparación.

Sobrentrenamiento

En larga distancia, en función de la fase de entrenamiento en que estemos, es más importante la calidad que la cantidad. Vale que se necesita una serie de tiradas largas que nos tengan encima de la bici alrededor de cinco horas, pero ni de lejos la costumbre ha de ser acumular horas sobre la bici por qué sí.

Por ejemplo: entre semana es más interesante hacer tres sesiones de rodillo intensas, en las que haya fuertes cambios de ritmo, y que apenas dure cada entrenamiento 50', que rodar durante una hora y media mientras vemos una película en el portátil.

Si te pones a sumar, tres sesiones de 50' son dos horas y media de trabajo durante la semana, mientas que tres sesiones de rodaje de hora y media son cuatro horas y media, casi el doble. Si multiplicas eso por el número de semanas en que vas a preparar el larga distancia, te va a salir un tiempo maravilloso que estás desperdiciando.

Sebastian Kienle ciclismo ironman
Foto: Flickr // Bahrain Endurance 13

No tener un plan nutricional adecuado

De nada nos sirve hacer unos entrenamientos maravillosos si luego, cuando tenemos que recargar fuerzas, no lo hacemos como debemos: la comida basura, los precocinados, las grasas saturadas nos van a hacer más daño que bien. Diseña una estrategia nutricional adaptada a tus exigencias. Si no sabes cómo, ponte en manos de un experto en nutrición que lo haga por ti.

No entrenar a la intensidad

Ahondamos en lo que decíamos en el primer punto: si no trabajamos la intensidad y nos centramos únicamente en acumular kilómetros, estaremos cometiendo dos graves errores: por un lado el citado sobreentrenamiento, y por otro, no lograr mejorar nuestros ritmos. Si no metemos intensidad en los entrenamientos, si no hay series por encima del umbral que nos dejen las patas del revés, a la hora de la verdad no podremos intentar incrementar el ritmo si es necesario por circunstancias de carrera.

No preparar los imprevistos del día de competición

Se suele decir que los experimentos con gaseosa, y el refrán tiene toda la razón. No podemos dejar determinadas cosas para el día de carrera, léase incluir una pieza nueva en la bici en los últimos días previos a la carrera, cambiar nuestras barritas energéticas porque en la feria no había las que tomamos habitualmente (y resulta que no las hemos traído), no tener preparado el kit de emergencia...

Como siempre hemos dicho: reduzcamos al mínimo los riesgos.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS