5 errores que se comenten al autoentrenarse
Foto: japanrunningnews.blogspot.com.es
Entrenamientos / 5 errores que se comenten al autoentrenarse

5 errores que se comenten al autoentrenarse

Una de las decisiones más importantes a la hora de practicar triatlón -y a la hora de la verdad cualquier deporte que conlleve competir en solitario- es escoger entre confiar en un entrenador u optar por autoentrenarse. Como con todo, ambas opciones tienen sus pros y sus contras, y es algo que cada uno ha de evaluar. En Planeta Triatlón somos de la primera opción, la de que un tercero, con más formación y experiencia, sea quien estructure las pautas para alcanzar el éxito, pero entendemos que, a determinados niveles, puede ser más sencillo decidir autoentrenarse. En estos casos, lo único es intentar cometer el menor volumen de errores.

¿Cuáles puede ser? A nosotros nos han venido a la cabeza cinco.

No apretar lo suficientemente en los entrenamientos duros, y no ir todo lo cómodos que hemos de ir en los fáciles

Es clásico: cuando te autoentrenas, el error fundamental es ir en Z3 todo el tiempo, que es esa zona por debajo del umbral que autores como Don Fink, autor del conocidísimo Atletas de Hierro, llama del entrenamiento basura: no vas lo suficientemente fuerte como para asumir las ganancias del entrenamiento anaeróbico, ni lo suficientemente suave para lograr las adaptaciones de ritmos aeróbicos.

No descansar lo suficiente

Cuando nos vemos bien y tenemos entrenador, siempre creemos que nos pone poco volumen de entrenamiento. Pero sin embargo no es así, siempre que nos tutelan saben cuál es el volumen que podemos asimilar sin caer en el sobreentrenamiento.

Sin embargo, al entrenar en solitario, no tenemos esta percepción, perdemos el punto de vista objetivo y si nos apetece doblar durante siete días porque nos vemos fuertes, lo hacemos y punto. Caemos así en el error de no descansar lo suficiente, que a la larga se termina pagando.

Improvisar en los entrenamientos

En todo entrenamiento la coherencia es básica, así que hay que evitar improvisar o inventarse sesiones. Además, aplicaciones como Strava han ayudado poco en este sentido: saber que vienen segmentos en los que podemos mejorar tiempos evita por ejemplo tramos de recuperación que deberíamos cumplir a rajatabla.

Asumir el entrenamiento de otros y no cumplir el nuestro

Cuando no se tiene un plan marcado por un tercero, parece que le damos menos importancia a marcar el nuestro. Si salimos con una grupeta en bici o con unos amigos a correr, somos capaces de adaptarnos a su sesión, olvidándonos por completo de la nuestra. Y no tiene que ser así, hay sesiones claves que tienen que ser completadas sí o sí, en compañía o en solitario.

Acumular el mayor número posible de horas

Un profesional del triatlón puede entrenar treinta horas perfectamente, pero básicamente porque este deporte es su profesión y no tiene una fábrica, una oficina o un taller al que acudir todos los días. Está claro que no podemos tratar de emular sus sesiones de entrenamiento simplemente porque sean nuestros referentes

Hemos de ser conscientes de nuestras situaciones familiares y laborales y entrenar en consecuencia.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS