5 formas de detectar que tu amigo se ha hecho triatleta
Foto: Cyril Dodergny
/ Triatlón / 5 formas de detectar que tu amigo se ha hecho triatleta

5 formas de detectar que tu amigo se ha hecho triatleta

Llega el buen tiempo, empiezan a alargar los días, la temperatura va subiendo y parece que la cosa comienza a tener tintes primaverales. ¿Y qué ocurre cuando llega el buen tiempo? ¡¡Que llegan las pruebas, la competición y los triatlones!! Y toda esa gente que nunca entrena, que apenas ha sacado la bici en invierno ni ha metido metros en piscina, y tenía una cierta molestia en el tendón izquierdo resulta que llegan más fuertes que el vinagre. Y  lo mejor de todo es que ese amigo íntimo tuyo que ya sospechabas que tramaba algo este invierno, se descuelga diciendo que va a hacer un olímpico en junio. Oh cielos, vaya puñalada trapera te acaba de soltar. ¿Cómo ha podido ocurrir esto sin darte tú cuenta?

Vamos a intentar averiguar cuáles son los síntomas para descubrir que un amigo se ha hecho triatleta y no nos ha avisado. Así no te pillará por sorpresa la próxima vez.

Ya no cierra los garitos

Ay amigo, cómo cambian las cosas con los años y con una motivación extra llamada triatlón. ¿Te acuerdas cuando se reían de ti porque te ibas pronto a casa y tenías que levantarte pronto a entrenar al día siguiente? Eras el soso del grupo, el que nunca se quedaba a tomar la última copa, el aguafiestas con sus triatlones y competiciones. Pues ahora ya no solo hay un aguafiestas, ahora hay dos. El caso es que algo de razón llevabas, pero no lo querían reconocer. Son muchos años bebiéndose el agua de los floreros. Ahora ya están en otra etapa de su vida y lo normal es irse pronto a la cama.

Sabe de qué hablas cuando le cuentas tus tiempos

Antes le decías a tus amigos que habías hecho el diez mil en 38 minutos, y como si les dijeras cazuela. Ahora ves que alguien se da la vuelta y se le empiezan a atragantar las patatas y te pregunta el desnivel de la carrera, cómo era el recorrido y si habías hecho muchas series. Es decir, algo no te cuadra en tu cuadrilla. Hay un infiltrado que empieza a tener pesadillas con los tiempos de tus competiciones. Empiezas a sentirte no como el incomprendido de hace unos meses que no podía explicar a su círculo de amistades lo feliz que estaba con bajar 30 segundos en una carrera cuando llevabas tiempo detrás de ese momento.

Foto: Wolf & Shepherd
Foto: Wolf & Shepherd

Ya no hace bromas del tipo “¿has ganado?”

El bromear se va a acabar. Por fin. Aquellas llegadas triunfales en el trabajo en el que una y otra vez se repetía la pregunta con cierta ironía de “¿has ganado? No vi tu nombre ayer en la prensa” se han terminado. Ahora hay alguien que sabe el esfuerzo, el sacrificio y la constancia que hay que tener cuando te preparas determinadas pruebas. Y, al menos, te sirve de freno para esas risillas que se echaban a tu costa.

Sabe de material más que tú

Cuando tienes dudas sobre qué tipo de ruedas comprar de cara  a tu próxima competición y no eres ningún experto en material, empiezas a hablar en voz alta. Y, de repente, tu amigo te sorprende con una gráfica que se saca de la manga con dos ejes donde analiza la resistencia aerodinámica medida en gramos por un lado, y el ángulo de ataque del viento por otra. ¿Cómo se te queda el cuerpo? ¿Qué parte de la vida de tu amigo te has perdido durante estos últimos meses? A partir de ahora, ni revistas, ni blogs, ni gaitas. Ya sabes a quién acudir cuando no sepas si cambiar de neopreno o si las mallas de comprensión son mejor de una marca o de otra. Ver para creer.

ruedas ciclismo ironman fernando santander
Foto: Deckflims @ToniDeck

El precio de tu bici ahora es “barato”

¿Sabías que por el precio de tu bici te puedes comprar un coche? ¿Sabe tu mujer lo que te has dejado en esas ruedas? ¿Con esta bici ya te jubilarás, no? ¿Vas a ganar en Kona con esa cabra? Y así un largo etcétera que has venido aguantando día tras día con serenidad y saber estar. Al fin y al cabo son amigos y se les tolera todo. Pero un buen día tu bici pasa a ser una especie de hierro al lado de la que se acaba de comprar Pepito. Se ha leído todas las webs especializadas en ciclismo y ha visto claro que sin la nueva P5X de Cervélo con Sram Etap no es nadie. Y ahora… ¿qué?

Foto: tuvalum.com
Foto: tuvalum.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS