5 trucos para hacer el entrenamiento de natación perfecto
Entrenamientos / Natación / 5 trucos para hacer el entrenamiento de natación perfecto

5 trucos para hacer el entrenamiento de natación perfecto

Nuestro entrenamiento requiere de la mayor de las atenciones posibles. No siempre estamos al 100% y es que a veces hemos discutido en casa con nuestro padres, hemos tenido una pelea tonta con nuestro mejor amigo o estamos preocupados por los exámenes o el trabajo.

Sin embargo es importante, a la hora de entrenar, que demos todo lo que tenemos dentro y hagamos un esfuerzo para poder desprendernos de esas preocupaciones. Se trata de separar aquello en lo que realmente quieres centrarte de las distracciones de tu mente para conseguir un entrenamiento perfecto que te ayude a luchar por tus objetivos importantes.

Aquí os dejamos cinco consejos para que podáis poner toda vuestra atención en esos objetivos y logréis alcanzarlos:

1. Presta atención a tu entrenador

Olvídate de todos los pensamientos y cosas innecesarias durante la sesión de entrenamiento, presta la máxima atención a las instrucciones de tu entrenador y escucha sus consejos; te serán de mucha utilidad.

fernando alarza natación entrenador
Foto: Facebook // Omar González

2. No olvides la importancia de la hidratación y recuperación

Bebe suficientes líquidos con electrolitos y sales minerales durante el entrenamiento y tras él. Estos te ayudarán a mantener los niveles adecuados de hidratación y dan a tu cuerpo una parte esencial de los nutrientes que necesita para asegurar las funciones corporales adecuadas, evitando así la deshidratación no deseada que conducirá a la fatiga y disminución del rendimiento.

Aprovecha al máximo las pausas entre repeticiones para recuperar; no malgastes  energía, la vas a necesitar. Relájate y centra todos tus sentidos en lo que estás haciendo.

3. Busca la intensidad óptima de series y repeticiones

Puede darse el caso de que te canses demasiado y esto se puede deber a una tendencia a iniciar las series muy por encima. Aprende a controlar tu ritmo, analiza tus sensaciones mientras nadas. Observa y compara las señales que te envía tu cuerpo, canaliza toda esa información para convertirte en un mejor nadador y regular para encontrar la intensidad adecuada.

Natación

4. Cuida la técnica

Preocuparte por tus errores técnicos es importante, pero es más importante centrarse en hacer las cosas bien. La forma de ejecutar tus virajes, la forma en que te desplazas por el agua, la distancia y la velocidad bajo esta, tu patada y cómo rompes la superficie al entrar son detalles que importan y deciden carreras. Al centrarte en estos aspectos, puedes pulir tu estilo, mejorar las piernas, aumentar tu capacidad y también reforzar tu estilo más débil. Dale una oportunidad a la técnica.

5. El post entrenamiento

Si quieres lograr tus objetivos, debes de ser crítico y exigente contigo mismo, aceptar tus errores y ser consciente de que entrenamiento no se detiene cuando sales de la piscina. Hay una cosa que se llama entrenamiento invisible y es lo que debes de hacer fuera del agua para seguir avanzando y desarrollando tu potencial. Dormir bien, descansar, cuidad tu alimentación son factores que también formar parte de tu entrenamiento.

Si quieres lograr un objetivo muy difícil y hacer que tus sueños deportivos se hagan realidad, tienes que estar motivado, tienes que desearlo sin importar el costo, es necesario aplicar tu pasión, ser fuerte y persistente, y mantener un ritmo constante de esfuerzo cuando surgen dificultades.

Fuente: swimmingscience.net

ARTÍCULOS RELACIONADOS