7 hábitos simples para perder grasa (y no recuperarla)
Foto: Envato Elements
Trucos y curiosidades / 7 hábitos simples para perder grasa (y no recuperarla)

7 hábitos simples para perder grasa (y no recuperarla)

Uno de los problemas de salud más comunes en la sociedad actual es el sobrepeso o la obesidad debido a que cada vez somos más sedentarios. Un IMC elevado es, según la OMS, un factor de riesgo importante a la hora de desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes e incluso algunos cánceres, así como trastornos en el aparato locomotor.

Si alguna vez has tratado de perder peso durante unas pocas semanas mediante una dieta o un protocolo específico y tras volver a tu rutina normal no solo has recuperado tu peso inicial, sino que lo has aumentado seguramente sea porque lo estabas haciendo mal.

Warren English, entrenador de alto rendimiento, compartía en redes algunas de las recomendaciones para perder esos kilitos de más de forma definitiva.

Duerme bien

Hemos hablado muchas veces de la importancia que tiene el sueño en nuestra salud y rendimiento y este caso no es una excepción. Dormir mal es uno de los factores que aumentan la resistencia de nuestro cuerpo a la insulina, pero no solo eso, también reduce nuestro NEAT (gasto calórico no proveniente de hacer ejercicio) y la producción de leptina (hormona que reduce el apetito) además de producir más grelina (hormona que produce la sensación de hambre).

Si necesitas saber más puedes leer estos 11 consejos para dormir más y mejor; pero Warren añade alguna recomendación más que puede ayudarte, como librarte de las pantallas por lo menos una hora antes de acostarte y dormir todos los días con el mismo horario.

Muévete todos los días

Ya hemos hablado del NEAT, también llamado termogénesis de actividad sin ejercicio. Es un factor clave a la hora de perder peso debido a que aumenta tu gasto calórico que, sumado a tu metabolismo basal es la fórmula perfecta para quemar calorías de forma “pasiva”. Pero esto dejará de tener un efecto tan beneficioso si no nos movemos en absoluto. Una buena forma de mantenernos activos es de ponernos como objetivo diario caminar por lo menos unos ocho mil pasos.

Mantén un buen hábito alimenticio

Evidentemente comer de manera saludable parecer ser la cosa más lógica que hacer si queremos perder grasa corporal y efectivamente lo es. Warren English sugiere establecer la regla 80/20. Esta regla supone comer el 80-90% del tiempo alimentos de calidad con un alto valor nutricional como carnes magras, frutas y verduras y que el otro 10-20% sea cuando te permitas comer alimentos menos nutritivos, pero siempre de manera esporádica y como ocio, no guardes este tipo de alimentos ni alcohol en casa, lograr un equilibrio en esto es una de las claves para conseguir mantener la pérdida de grasa en el tiempo.

MACRONUTRIENTES alimentación
Foto: Canva

Come alimentos altos en proteínas

No solo basta con alejar la “comida basura” de tus hábitos, ya que si ingerimos una cantidad de carbohidratos muy superior a la que podemos quemar con deporte y actividad diaria esos carbohidratos terminarán por acumularse en forma de grasa.

Por ello, es muy importante consumir una gran parte de nuestras calorías en forma de proteínas. Dado que estas nos ayudan a permanecer saciados durante más tiempo, a desarrollar más músculo y a quemar más calorías.

Bebe abundante agua

La hidratación es crucial tanto para el correcto funcionamiento del organismo, la salud de los tejidos y un buen hábito de sueño. Pero también ayuda con la retención de líquido y beber más nos obligará a ir más veces al baño.

trigliceridos hidratación
Foto: Envato Elements

Reduce tu consumo de alcohol

El alcohol son calorías vacías, no tienen ningún aporte nutricional, pero implican calorías en forma de carbohidratos y azúcares que no aportan nada al organismo más que la posible acumulación de grasas antes mencionada, pero no solo eso, el alcohol también ralentiza la síntesis proteica, en definitiva, si puedes directamente no consumir nada de alcohol, mejor.

Entrena levantando peso

Los beneficios del entrenamiento de fuerza son muchos, tanto para el rendimiento deportivo como para la salud: desarrolla la musculatura y mejora la salud metabólica, además, cuanto más músculo, más calorías quemas de forma pasiva.

ARTÍCULOS RELACIONADOS