Por qué hacer abdominales no quema grasa en el abdomen (y qué podemos hacer al respecto)
Trucos y curiosidades / Por qué hacer abdominales no quema grasa en el abdomen (y qué podemos hacer al respecto)

Por qué hacer abdominales no quema grasa en el abdomen (y qué podemos hacer al respecto)

A pesar de lo que te quieren hacer creer, es imposible elegir la zona en la que se pierde grasas. Por mucho que te esfuerces en realizar abdominales no es seguro que vayas a perder el exceso de grasa en la zona de la barriga. Veamos qué puedes hacer con la "operación bikini" que esté en tus manos.

planking abdominales fuerza gimnasio
Foto: Envato Elements

Ni 100 abdominales diarios hacen disminuir la barriga, ¿qué hago?

Lo primero, debes tranquilizarte. Como hemos comentado, es normal que la grasa no desaparezca en la zona en la que desees o en la que estás trabajando de manera más concienzuda. Los ejercicios de crunch abdominal, junto con otra serie de actividades, aumentarán la resistencia y la potencia de ese grupo muscular pero no una reducción de grasa.

Una metáfora con la que se podría ejemplificar este suceso es la construcción de una casa. Los albañiles trabajan duro y se esfuerzan en que el interior de la casa esté perfecta. Sin embargo, la parte externa de la casa está llena de andamios y demás estructuras que no dejan mostrar el trabajo. Hasta que no desaparezcan no se podrá visibilizar todo el trabajo dedicado.

Además de la razón de la imposible elección de donde perder grasas, hay otro condicionante en los ejercicios de abdominales. Y es que esta clase de actividades no conllevan un gasto calórico excesivo. A pesar de ello, no queremos invitarte a mandar al destierro los crunch o las planchas. Solo que no van a otorgarte resultados inmediatos.

Foto: Envato Elements

Entonces, ¿cómo consigo definir los abdominales?

Para ello tendrás que centrarte en la quema de grasa gracias al déficit calórico. Como su propio nombre indica, el número de calorías ingeridas deberá ser inferior al de calorías quemadas a través del ejercicio. Por norma general, las mujeres suelen querer centrarse en la pérdida de la zona de los muslos mientras que los hombres son el público objetivo en este tipo de cuestiones.

Para lograr ese déficit calórico, deberás seguir tres pasos:

  • Entrenamiento de fuerza: Es la mejor opción para perder grasas. Con dos sesiones a la semana, es suficiente si sigues una dieta alimenticia equilibrada. A la hora de planificar estos entrenamientos de fuerza, intenta incluir ejercicios en los que debas emplear varias zonas del cuerpo. A un mayor número de músculos usados, mayor será el número de calorías consumidas.
  • Alimentación adecuada: Es la otra pata en la que apoyarte en la búsqueda de perder peso. Un buen comienzo es ingerir solo alimentos "reales". Destierra los procesados y no abuses de carnes rojas o demás productos que, en un consumo excesivo, resultan perjudiciales.
  • Correcto descanso: Dormir es la razón de nuestra energía. Si tienes rachas donde el insomnio se apodera de ti o estás incómodo en la madrugada, notarás una falta de energía enorme. Y esa ausencia de energía será la responsable de que no te esfuerces al máximo en los entrenamientos o, simplemente, no practiques nada de actividad física.
  • Una vida relajada: Muchas personas son dominadas por la ansiedad. Aparte de las repercusiones mentales que suponen los ataques de ansiedad, estos suelen incrementar el apetito, lo que conlleva a una acumulación de grasa y disminuye la quema de calorías.

ARTÍCULOS RELACIONADOS