¿Cómo acometer las boyas en el segmento de natación?
Foto: dvidshub.net
Trucos y curiosidades / Natación / ¿Cómo acometer las boyas en el segmento de natación?

¿Cómo acometer las boyas en el segmento de natación?

En varias ocasiones hemos hablado de cómo afrontar las aguas abiertas y del reto que suponen para aquellos que se inician en el deporte del triatlón.

Incluso para los ya experimentados conlleva, en determinadas situaciones, un momento de estrés que lleva a perder unos valiosos segundos.

Está claro que se necesitan una serie de habilidades a las que no estamos acostumbrados: avistamiento, saber ubicarse en la salida, saber colocarse dentro de un grupo de nadadores...

Además, es básico saber cómo acometer el momento de llegar a las boyas, cómo girar y no ver cómo una marabunta de triatletas más rápidos te pasan por encima.

En todo caso, hay que tener en cuenta que la visibilidad es fundamental, como comentamos en su momento en nuestro artículo ¿Cuáles son las mejores gafas para aguas abiertas?

Cómo dar la vuelta a una boya

Dar la vuelta alrededor de una boya puede ser relativamente simple, pudiendo hacerse de varias maneras distintas:

La primera de ellas, es posiblemente la menos estética pero quizás más efectiva:

Al llegar a la boya y acometer el giro, el brazo más cercano a la boya limita la largura de la brazada, incluso asemejándose a la natación tipo perrito, mientras que el brazo exterior continúa dando brazadas de longitud normal.

Esto, básicamente, nos va a permitir apenas interrumpir la brazada, pero por otro lado nos obliga a ser bastante flexibles.

Natación a espaldas

La segunda técnica consiste en nadar de espaldas durante una brazada y después volver al crol, aprovechando la rotación en la misma dirección, estilo sacacorchos. Este vídeo de una práctica en piscina lo explica a la perfección:

La ventaja de esta técnica es que la rotación nos ayuda a cambiar la dirección.

La desventaja principal es la de dejar pecho y estómago a la vista, con el riesgo que supone recibir un golpe por parte de otro triatleta que nos corte la respiración.

Por tanto conviene utilizarla únicamente en aquellos casos en que no estemos nadando con mucho tráfico alrededor.

Cómo llegar hasta la boya

Una vez que hemos presentado las dos técnicas, hay que tener en cuenta cómo dar las últimas brazadas antes de llegar a la boya en sí.

En la primera boya nos vamos a encontrar con muchos otros triatletas, con lo que quizás, si no queremos golpes o hundimientos, lo mejor es desplazarse un poco al exterior y dar alguna brazada de más con la ventaja de no tener que aminorar el ritmo.

Nuestra recomendación por tanto es comenzar la natación en el exterior del grupo y nadar a una distancia prudencial de la boya.

A partir de ahí, lo ideal es ganar velocidad y llegar a la siguiente boya en los puestos de cabeza.

ARTÍCULOS RELACIONADOS