¿Afecta la dieta cetogénica a las adaptaciones del entrenamiento de resistencia?
Foto: Canva
Salud y Nutrición / ¿Afecta la dieta cetogénica a las adaptaciones del entrenamiento de resistencia?

¿Afecta la dieta cetogénica a las adaptaciones del entrenamiento de resistencia?

La dieta cetogénica o también conocida como dieta keto, consiste en una alimentación basada en una alta cantidad de proteínas y grasas a costa de bajar la cantidad de hidratos de carbono. En otros artículos hemos demostrado que puede ayudarnos a perder peso, pero ¿puede afectar negativamente a nuestro entrenamiento o rendimiento deportivo?

Se afirma que esta dieta es mejor que una alta en carbohidratos para mejorar el rendimiento, ya que se aumenta el nivel de oxidación de grasas durante el ejercicio, pero un estudio de Sharma, A. P., & Hawley, J. A. (2017) rebate esta afirmación.

Se investigó el efecto de tres dietas diferentes sobre las adaptaciones al entrenamiento de marchadores de élite. Se dividieron de la siguiente forma:

  • Dieta alta en carbohidratos
  • Dieta de carbohidratos periodizada (misma cantidad que en la otra, pero con días muy bajos o altos de ingesta de carbohidratos)
  • Dieta cetogénica

¿Qué se descubrió?

Tras el periodo de entrenamiento, todos los grupos habían conseguido una mejora en su capacidad aeróbica. Por su parte, la dieta cetogénica verdaderamente aumentó la tasa de oxidación de grasas en comparación con las otras. Sin embargo, también disminuyó la economía de carrera (el coste de oxígeno a cierta velocidad).

Por tanto, no se observó una mejoría en el rendimiento del ejercicio (de hecho, empeoró) con la dieta cetogénica, mientras que las otras dietas, altas en carbohidratos, si vieron un incremento de rendimiento.

Periodización de carbohidratos
Foto: Dan Plews // Instagram

Uno de los principales argumentos que suelen utilizarse a la hora de defender la dieta cetogénica en deportistas es que, prolongándola en el tiempo, el cuerpo se acostumbraría a la falta de carbohidratos, empleando las grasas como fuente principal de energía, lo que provocaría una mayor oxidación de grasas.

Pero no debemos olvidar que los carbohidratos son el combustible principal de los deportistas de alta intensidad y que sus depósitos (glucógeno) se pueden agotar, dando como resultado la sensación de fatiga.

La dieta cetogénica es una clara aliada a la hora de perder peso, puesto que al emplear las grasas como combustible, necesitamos más ácidos grasos para obtener menos energía. Ese mayor gasto energético también contribuye a perder más peso.

También se elimina la posibilidad de almacenar hidratos de carbono sobrantes en forma de grasa y la alta ingesta de proteínas supondría un factor que aumentaría la saciedad.

¿Incompatibilidad con el ejercicio de alta intensidad?

El problema viene cuando tratamos de utilizar esto en deporte de alto rendimiento: a baja intensidad, puede traer beneficios debido a que al utilizar las grasas como fuente de energía los depósitos de glucógeno no se agotan, por lo que a priori puede parecer bueno para los atletas de resistencia.

Pero al subir la intensidad hasta las cotas profesionales, encontramos que este tipo de dieta supone un obstáculo para las mejoras inducidas por el entrenamiento en la economía del esfuerzo y en el rendimiento del ejercicio de resistencia.

Dietas cetogénicas

Entonces, ¿es adecuada la dieta cetogénica para deportistas que buscan mejorar su rendimiento?

  • Si bien no se puede excluir que una dieta cetogénica prolongada pueda llegar a tener un impacto positivo en el rendimiento, la evidencia científica nos indica lo contrario de momento
  • La dieta cetogénica es una buena forma de perder grasa y peso corporal (útil para definir o para personas con sobrepeso)
  • Los deportistas de alto rendimiento necesitan carbohidratos para no ver un bajón de rendimiento de su economía de carrera

ARTÍCULOS RELACIONADOS