Foto: Alberto Casillas
Actualidad / Triatlón / Alberto Casillas: "A Daytona llego en mi mejor momento del año"

Alberto Casillas: "A Daytona llego en mi mejor momento del año"

"Impulsado y motivado por alinearme en un campo PRO de clase mundial". Así se mostraba Alberto Casillas hace unos días, cuando confirmaba su presencia en CLASH Daytona, una de las últimas grandes citas del año.

Sin embargo, no será la primera vez que el triatleta extremeño ponga un pie en el ya conocido Daytona International Speedway. Lo hizo en 2019, cuando la cita, por entonces en manos de Challenge, se consagró internacionalmente: Lionel Sanders y Paula Findlay se hicieron con la victoria.

Aquel 14 de diciembre, Alberto fue 14º con una bici prestada y sin apenas experiencia en pruebas de semejante calibre. Ahora, con tres años más de experiencias a sus espaldas, retorna a Florida para tratar de cerrar el año de la mejor manera posible.

Una prueba diferente a todas

"A Daytona llego bien", explica Casillas desde su residencia en Portugal. Allí entrena, desde hace unos meses, a la escuela del Estoril Praia Credibom Triatlo, cuyos colores también viste.

"El último mes y medio de entrenamiento ha ido todo lo bien que se puede pedir", asegura. "Bien descansado y haciendo las cosas lo mejor posible". Por ello, el que fuera bronce en la edición inaugural del EPIC Triathlon, cree que Daytona debería ser "la prueba en la que mejor llego de todo el año".

Sin embargo, la cita estadounidense tiene ciertas particularidades que la hacen algo imprevisible. "Es una carrera diferente a todas", desliza Casillas. Lejos de cualquier prueba de media distancia, CLASH Daytona se acerca -en tiempo de competición- a un olímpico, pero "también es diferente a todas las carreras de corta distancia".

Alberto Casillas
Foto: Epic Triathlon

En este sentido, un control adecuado del ritmo parece una de las claves para firmar un buen papel allí. "No es el de media, pero se te puede ir de las manos como vayas en tiempos de triatlón olímpico", explica un triatleta que ya sabe lo que es competir allí. "Es un ritmo complicado", asegura.

Entre las particularidades de la prueba de este viernes, Alberto Casillas afirman que el segundo de los segmentos es "la parte más especial" para él. 60 kilómetros en los que "es como si fueras en un velódromo: no te puedes mover de la posición".

Una característica que tiene algunas implicaciones importantes: "A nivel muscular, a nivel de posición, a nivel de tensión de todo el cuerpo es muy exigente".

Y esta ecuación no podemos pasar por alto la presencia de una startlist de mucho prestigio: desde un Léo Bergère que llega de ganar la Gran Final y proclamarse campeón del mundo, -además, ya demostró de lo que es capaz en pruebas sin drafting ganando IRONMAN 70.3 Lanzarote-; hasta Vincent Luis, ganador en Bermuda; u otros nombres como Henri Schoeman, Matt Hanson o Andrew Starykowicz.

"Va a ser una prueba rápida. Eso es seguro. Ya hemos visto la Gran Final y cómo está Léo Bergère, cómo está Vincent Luis...", comenta Alberto.

Cabe mencionar que Daytona también contará con la presencia de Roberto Sánchez Mantecón y de Sara Pérez, quien ha preparado la prueba a fondo en Lanzarote.

Roberto Sánchez Mantecón carrera a pie
Foto: Roberto Sánchez // Instagram // Fetri // Berta Ballesteros

Un Top 10 sería un buen resultado

Con un formato tan peculiar y un cartel semejante, resulta "complicado" apostar por un puesto. "No sabes cómo va a reaccionar mucha gente en ese circuito. Incluso, teniendo la lista de salida en la mano es aventurarse demasiado a decir algo", desliza Casillas.

Por ello, la mejor estrategia, según el de Badajoz, pasa por "ir hacer tu prueba". Más allá de eso, la confianza en él mismo está intacta: "Sé que estoy para competir y rendir bien"; y si hay que barajar un pronóstico, "todo lo que sea top10, para mí está bien".

ARTÍCULOS RELACIONADOS