Actualidad / Triatlón / Anna Noguera está de vuelta: "Me gustaría clasificarme para el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3, que es donde lo dejé"

Anna Noguera está de vuelta: "Me gustaría clasificarme para el Campeonato del Mundo de IRONMAN 70.3, que es donde lo dejé"

Este fin de semana pasado ha traído una grata sorpresa: la vuelta a la competición oficial, en triatlón, de Anna Noguera. Tras más de un año parada, recuperándose de la operación que readaptó su cadera, la catalana se enfrentaba este fin de semana al Donostiako Triatloia, Memorial Onditz, y lo hacía con un segundo puesto por detrás de Helene Alberdi que sabe a victoria.

Aunque hace unas semanas nos contaba, en nuestro podcast, que la incógnita era saber cómo podía responder ante la carrera a pie, la realidad ha demostrado que la de anB Triathlon vuelve muy en forma, en un estado muy similar a cuando el COVID-19 paralizó la actividad deportiva por completo.

Sensaciones en la vuelta a la competición

"Me encontré super rara", reconoce por teléfono. "El día antes estaba bastante nerviosa después de tanto tiempo sin competir, sin tener tus rutinas, tu tranquilidad...".

Reconoce que, en el fondo, las horas previas eran un sentimiento de extrañeza: "Muy rara me he encontrado, aunque el día de la carrera, todo te sale automático, porque son cosas que has hecho siempre".

No obstante, el ritmo de competición es algo que no se recupera de un día para otro, y faltarán pruebas para poder ver a Anna al mismo nivel que la vimos en 2019. "Aunque hayas entrenado los ritmos que vas a llevar en carrera, sientes que todo el mundo a tu alrededor va muy rápido, y no te esperan".

"Me faltó un poco concentrarme, y meterme en carrera al final, y no voy a negar que estaba un poco como distraída, como con pájaros en la cabeza". Lo que más notaba, era la falta de sensaciones de sufrimiento, de estar dándolo todo: "no quiero decir que fuese suave, ni mucho menos", apunta, "pero me costó sufrir y encontrar el ritmo de competición".

¿Cómo se forjó esa segunda plaza en Donostiako Triatloia?

"Nadé bastante decente", recuerda, "con dos chicas más".

"En la T1 me sorprendí de hacerlo bastante bien, y a partir de ahí, en el segmento ciclista no sé si no tuve el día, pero iba con sensación de que me costaba sufrir".

No obstante, en esos momentos en los que trataba de incrementar ritmo y apretarse, Anna peleaba junto a Maddi Marquet, quien fuera tercera en meta, por dar alcance a Helene Alberdi, líder de la carrera y a la postre ganadora.

"La teníamos a pocos segundos, y nosotras íbamos dándonos relevos, pero no la cogíamos. Al final, en la transición, nos cantaron un minuto de diferencia".

Foto: Anna Noguera / Instagram

Esa falta de ritmo que comenta se notó, sobre todo, en la transición a carrera a pie. "Hice una T2 de pena porque me puse calcetines. No me quería destrozar los pies, porque llevo también tiempo sin hacer triatlón que no tengo los pies curtidos. Y tampoco me entraron muy rápido las zapatillas, que se me engancharon".

Esto supuso que perdiese del orden de cuarenta segundos con Maddi, aunque con el paso de las vueltas fue capaz de recuperar tiempo. "Me costó la primera, pero no me salió lenta", explica, antes de narrar que a partir del kilómetro seis, es cuando notó buenas sensaciones. "La verdad es que tenía gas, me apreté un poco, tratando de sufrir, donde tenía que haber estado toda la carrera".

"Recorté con Maddi, la pasé y a Helene me acerqué, aunque creo que iba controlando bastante".

¿Qué hay en el horizonte?

"Me gustaría estar en pruebas internacionales, o que puntuasen para el ranking de la PTO", reconoce al pensar en el calendario que queda de 2022. Aunque es consciente de que las dificultades económicas serán un impedimento: "me faltan recursos, como me pasaba antes, para viajar y poder apuntarme".

"Para la mayoría de estas pruebas necesitas la licencia IRONMAN, y luego está el tema del material, que cuando te mides con las mejores, ves que van con mejor material".

En su cabeza, probar un media distancia a finales de julio. "Luego en agosto volveré a comenzar otro bloque de entrenamiento, que espero poder hacerlo en altura". A partir de ahí, "de cara a septiembre y octubre, me gustaría intentar hacer un par de pruebas más que puntúen para la PTO, intentando volver a estar en el ranking".

"Si todo fuese bien y pudiese estar en pruebas IRONMAN 70.3, el objetivo sería intentar clasificar para el Campeonato del Mundo, que es un poco donde lo dejé, aunque no sé si es soñar mucho o una realidad".

Una nueva oportunidad en su vida deportiva

El segundo puesto en San Sebastián "es un buen punto de partida", comenta, sobre todo por ver ritmos que hace unos meses, aún convaleciente, parecían imposibles. "A veces no me acuerdo de que hace un año casi pensaba que no volvería a hacer deporte en la vida y, mira ahora, ya pensando en rendimiento y en volver a mi vida deportiva. Así que más contenta no puedo estar".

 Anna Noguera
Foto: Anna Noguera / Instagram

Es en estos momentos en los que se acuerda de la gente que, en estos últimos meses, ha estado a su lado: "ha habido mucha gente detrás ayudándome cada día en muchísimas cosas, en detalles pequeños, y sin ellos, no estaría donde estoy ahora, ni mucho menos".

Este recuerdo es el que hizo que, en meta, se emocionase: "sobre todo por pensar que hace un año creía que no volvería a tener vida deportiva, que ni podía hacer mi vida normal, así que volver a hacer un triatlón era muy especial para mí".

"Sobre todo porque al final vuelves a vivir la atmósfera del triatlón, que es un poco nuestra secta, en la que ves caras conocidas". "Muy especial y muy emotivo", concluye.

ARTÍCULOS RELACIONADOS