Hablamos con Antonio Serrat sobre sus sensaciones para París 2024:
Fuente: World Triathlon
Actualidad / Triatlón / Hablamos con Antonio Serrat sobre sus sensaciones para París 2024: "siento que estoy preparando una carrera más"

Hablamos con Antonio Serrat sobre sus sensaciones para París 2024: "siento que estoy preparando una carrera más"

La ilusión que despiertan los Juegos Olímpicos es palpable en la cara de los deportistas que son seleccionados. Iñaki Arenal, junto con su equipo de la Fetri, dieron a conocer los cinco nombres que nos representarán en las pruebas de triatlón los próximos días 30-31 de julio y el 5 de agosto con los relevos mixtos: Antonio Serrat, Roberto Sánchez Mantecón, Alberto González, Miriam Casillas y Anna Godoy.

En Planeta Triatlón hemos tenido la oportunidad de hablar con Antonio Serrat. El triatleta nos cuenta cómo sintió esa noticia y cómo ve la prueba a la que falta poco más de un mes para que se celebre. Si quieres escuchar las declaraciones completas de Antonio Serrat lo podrás hacer en nuestros canales de Ivoox y Spotify.

"Todavía me cuesta asimilarlo"

Aunque Antonio Serrat cumplió con los criterios de preclasificación para los Juegos Olímpicos de París 2024, la confirmación oficial siempre es un momento especial: "aunque tuviera los criterios cumplidos, había que confirmarlo. Mejor ahora ya que todo es público y ya estamos más tranquilos", expresó el triatleta con alivio.

A pesar de su experiencia en Series Mundiales y pruebas de gran renombre, el gallego aún está procesando la magnitud de competir en todos unos Juegos Olímpicos: "todavía me cuesta asimilarlo. Hasta que no esté viajando por allí, como que siento que estoy preparando una carrera más, pero que no es una carrera más. Al final es una prueba muy especial", compartió Serrat. Su serenidad actual contrasta con el gusanillo que anticipa sentir al acercarse la fecha del evento.

El triatleta, junto con el resto de sus compañeros, van con la ilusión de conseguir una medalla en la cita del país vecino. De momento, la única del triatlón español en unos Juegos Olímpicos es la plata de Gómez Noya en Londres 2012.

Sin duda, un momento especial para Serrat que nos cuenta cómo lo vivió en ese verano de hace doce años: "en esa época, era junior y lo viví con mis padres y mi hermana en casa. Viéndolo por la televisión. Obviamente, lo vi algo como muy lejano porque no había competido a nivel internacional todavía. La verdad que fue impresionante porque, aunque no compartí la salida con Javier (Gómez Noya), ser de Pontevedra, de verlo competir muchas veces.... Fue una prueba muy bonita".

Mario Mola Antonio Serrat carrera a pie
Foto: Antonio Serrat // Instagram // Berta Ballesteros

¿Cómo encarna la prueba que puede pasar a ser un duatlón?

Uno de los temas que más en vilo tienen, no solo a los triatletas, también a otros deportistas como los nadadores en aguas abiertas es la calidad del agua del Sena. Los rumores sobre el sitio donde se haría el segmento de natación son los suficientemente importantes como para que las autoridades y el COI se hayan planteado convertir la prueba de triatlón en un duatlón.

El panorama cambia para los triatletas. Por el momento, Serrat y sus compañeros enfocarán su preparación en que será un triatlón olímpico convencional: "es cierto que el año pasado pudimos competir en el Test Event. La prueba individual fue en formato triatlón, aunque es verdad que los relevos mixtos fueron en formato duatlón".

El gallego tiene la creencia de que no habrá ningún problema. Las últimas informaciones de las autoridades competentes llaman a la calma: "por lo que también se comenta, Comité Olímpico, gobierno francés... Se está haciendo lo posible porque al final en el triatlón se nade. Hay otras pruebas como son las aguas abiertas que nadarían en el mismo río. Nosotros tenemos la suerte de que, si no se pudiera hacer la natación, podríamos hacer un duatlón", explicó el de Spiuk.

Con poco más de un mes para la competición, Serrat detalla que su entrenamiento no serán diferentes respecto a las pruebas de Series Mundiales de Yokohama y Cagliari, por ejemplo: "los entrenamientos no van a variar mucho. No deja de ser una prueba muy especial. Sin embargo, la gente con la que estás en la salida es la misma que nos hemos encontrado en las últimas dos pruebas de Series Mundiales", relata el deportista de New Balance.

Aunque la parte técnica de preparación sea muy similar, lo emocional sí que va a ser distinto: "estaremos con un cariño especial en los entrenamientos. En cuanto a planificación, va a ser un poco un bloque muy parecido al que hicimos para preparar Yokohama o Cagliari".

Conclusiones que se pueden sacar de Yokohama y Cagliari

El triatleta compartió sus impresiones sobre las últimas pruebas de nivel en donde se ha visto el equipo olímpico: "el resultado acompañó y las sensaciones fueron mejores en Yokohama. Es cierto que creo que todavía puedo mejorar algo en la natación".

El optimismo viendo lo preparado es palpable: "entrenando, antes de las carreras, las sensaciones eran buenas. Incluso ahora son buenas, pero no salió un poco esa natación ideal. No es tanto por tiempo sino un poco la colocación en carrera. Si no se está bien posicionado, ya pierdes mucho tiempo", explica sobre sus últimas experiencias en carrera.

Sobre la prueba de Cagliari, mencionó: "en Yokohama tuvimos suerte que el grupo también se organizó y pudimos enlazar con cabeza de carrera. En Cagliari no fue así pero, en el sector de bicicleta sí que me he encontrado bien compitiendo y corriendo".

A pesar de tener esas pruebas de ejemplo, Antonio Serrat evita fijarse metas específicas y prefiera enfocarse en el rendimiento: "no me gusta ponerme un objetivo. Voy con la ambición de hacerlo lo mejor posible, pero obviamente se puede hacer un top10. No quiero pensar que por no hacerlo no va a ser una buena carrera", reflexiona el triatleta.

Serrat echa mano a ese recuerdo en Japón para ver que se puede hacer un buen papel: "en Yokohama estuvimos cerca de ese top 10. Otros años en varias carreras hemos estado dentro de ese top 10. Entonces, más que con un objetivo de hacer un noveno, un octavo, un séptimo, un décimo...".

"Creo que es un objetivo muy importante, prefiero ir con la ambición de saber que he estado ahí, de que puedo hacerlo, que puede pasar, de que no suceda... Toda la gente lo va a preparar una prueba para ir a tope, entonces saber que se puede. Mucho respeto a los rivales, pero nunca miedo y salir con la máxima ambición ilusión y ganas", comenta el de Spiuk.

"El relevo mixto es una carrera que nos gusta a todos"

El natural de Vigo también compartió su visión sobre la prueba de relevos mixtos, donde España tiene un equipo sólido: "obviamente, sabemos las chicas que van a formar nuestro equipo. En chicos, pues no lo sabemos todavía. Cualquiera de los tres podríamos hacer un buen relevo. Independientemente de los que corramos tenemos un buen equipo para también soñar con hacer una buena carrera".

Analizando a los rivales, Serrat mencionó: "es verdad que Francia es casi máxima favorita con diferencia. En esta disciplina también hay países como Alemania, Nueva Zelanda, Gran Bretaña, Australia… Hay equipos muy fuertes, pero como son pruebas en las que hay tantos cambios".

La velocidad en este tipo de triatlones también es importante. Sin embargo, la precisión es otro aspecto en el que no se debe fallar: "son cuatro triatlones. Un fallo en una posta te puede perjudicar. A veces nos ha perjudicado a España, otras veces le ha perjudicado a otros países... Son pruebas en las que hasta la tercera posta, sobre todo, hay que estar lo más cerca posible de cabeza de carrera. Nunca hay que pensar que no se puede adelantar a un equipo porque pasan mil cosas".

Todos los ojos apuntan al equipo anfitrión que cuenta con deportistas de gran nivel. Los franceses, único equipo con seis triatletas en sus filas, son los que tendrán que soportar la presión: "aunque Francia sea, en este caso, máxima favorita pueden pasar muchas cosas. El equipo español que corra creo que lo va a poder hacer bien. El relevo es una carrera que nos gusta a todos y ojalá podamos también hacer un buen papel".

El deportista de New Balance destacó la intensidad y la diversión de los relevos mixtos que son típicas de estas pruebas: "en la distancia olímpica tienes más tiempo para tomar decisiones. En estos triatlones puedes reservar o hacer alguna táctica diferente pero en los relevos no hay opción. Sales fuerte, vas en bici fuerte y acabas fuerte. Eso también te puede pasar una mala jugada porque no sabes hasta dónde te puede llegar el motor ese día. Lo llevamos a las máximas revoluciones. No queda otra que ir todo el rato buscando el límite", define de esta manera cómo son este tipo de carreras.

Antonio Serrat carrera a pie
Foto: World Triathlon // Wagner Araujo

¿Con quién tiene ilusión de encontrarse en la Villa Olímpica?

Fuera de la emoción que supone disputar los Juegos Olímpicos, esta cita supone estar en medio de una especie de 'All-Stars' del mundo del deporte: los mejores tenistas, jugadores de baloncesto, atletas... Todos se pueden encontrar en la Villa Olímpica.

Antonio Serrat tiene algunos nombres en su cabeza a los que le haría ilusión cruzarse por los pasillos del recinto: "si me tengo que quedar con uno... A lo mejor te digo Rafa Nadal o cualquier jugador que esté ahora en la NBA y que vaya a competir en los Juegos", responde el triatleta.

Uno de los deportes reyes en los Juegos Olímpicos es el atletismo. Serrat muestra admiración por los atletas españoles, además que con algunos ha podido compartir tiempo de concentración: "creo que si tengo la oportunidad de verlos voy a alucinar. Son deportes que estoy habituado a ver por la tele y tener la ocasión de coincidir con un deportista de otro deporte de tan alto nivel pues seguro que me va a impresionar".

"Ya me impresiona cuando, a lo mejor, coincides en la pista como cuando estuvimos de concentración en Font Romeu y ver a Adel Mechaal corriendo en la misma pista que estabas corriendo tú, te hace ilusión. En unos Juegos no me quiero imaginar", concluye Antonio Serrat. El triatleta gallego es una de nuestras principales bazas para hacer un buen papel y, por qué no, que se cuelgue un metal del cuello en París.

ARTÍCULOS RELACIONADOS