Foto: Twitter // Media Maratón Valencia
Trucos y curiosidades / Running / Atletismo de élite: ¿hay vida más allá de Nike y Adidas?

Atletismo de élite: ¿hay vida más allá de Nike y Adidas?

Igual que 2019 fue un soliloquio de Nike, las competiciones de atletismo de medio y largo fondo han supuesto en 2020 la vuelta del gran duelo: Adidas VS la marca de Oregón.

A medida que ha ido avanzando el año, las Adidas Adizero Adios PRO se han ido haciendo sitio, hasta vivirse el sorpasso en el pasado Maratón de Valencia, donde los atletas de la empresa alemana se llevaron la victoria en tres de las cuatro categorías: maratón masculino y femenino y medio maratón masculino. Solo Genzebe Dibaba era capaz de cruzar la meta del maratón femenino con unas Nike.

Reflejo de este duelo es el ranking de las mejores marcas de este 2020. Pese a lo extraño del año, paralizado por la pandemia, esta temporada se han batido hasta diez récords mundiales:

Siete de ellos han sido con modelos Nike, y tres con modelos Adidas.

Curiosamente, ninguno de estos récords han sido con las Nike Alphafly. Ababel Yeshaneh batía el récord de media maratón en febrero y lo hacía con las ZoomX Vaporfly.

Con este mismo modelo lograba Joshua Cheptegei, también en febrero, el récord del mundo de 5K en ruta. Lo hacía en Mónaco.

Foto: Monaco Run

El resto de marcas de Nike se han logrado en pista, y todas con las Dragonfly: el propio Cheptegei batía el 5.000 en pista en la Diamond League de Mónaco y el 10.000 en Valencia; Mo Farah y Sifan Hassan el récord de la hora en Bruselas; y Letesenbet Gidey el 5.000 femenino también en Valencia.

En lo que compete a Adidas, Rhonex Kipruto marcaba el mejor tiempo de la historia en 10K con las Adidas Takumi Sen 6.

¿Y el resto de las marcas?

La pregunta llegados a este punto es sencilla: ¿hay margen para que el resto de marcas peleen por los primeros puestos internacionales? En triatlón todo apunta a que sí: tanto HOKA ONE ONE como ASICS han presentado modelos que son muy competitivos, y que ya se han subido al podio, pero en atletismo no parece tan obvio que Nike y Adidas tengan competencia por el momento.

Tomemos como referencia el Maratón de Londres, la prueba en la que quizás menos preponderancia de ambas se ha visto: las New Balance Fuelcell RC Elite fueron las zapatillas escogidas por hasta tres finishers elite, MellorConnor Hulson, mientras que HOKA ONE ONE, con las Rocket X, calzó a otros dos.

En la prueba femenina, Sara Hall, que se subió al podio, lució ASICS.

En Valencia, menos de un cinco por ciento de los corredores utilizaron zapatillas sin placa de carbono, y solo un 15% utilizaba zapatillas que no fueran Nike o Adidas: cinco con ASICS, cuatro con Brooks y New Balance, uno con HOKA ONE ONE otro con Saucony.

¿Y 2021?

La próxima temporada apunta a ser en la que las marcas que aún no han lanzado modelos de placa de carbono, lo haga: hay muchos prototipos que van apareciendo.

Todo apunta, en esta línea, que el mercado se puede homogeneizar, y que algunos atletas patrocinados por otras marcas puedan pelear por los podios. Pero por ahora, seguimos con un único duelo: el de Nike con Adidas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS