Foto: ITU Media // Delly Carr
Actualidad / Triatlón / El arte de ir lento: Blummenfelt entrena la mitad del tiempo por debajo del 55% del FTP

El arte de ir lento: Blummenfelt entrena la mitad del tiempo por debajo del 55% del FTP

Triatletas como Kristian Blummenfelt son el espejo en el que muchos deportistas amateurs apasionados de nuestro deporte nos miramos. No porque pretendan ser como él, algo prácticamente imposible teniendo en cuenta su genética, sino porque seguro que alguien con su palmarés tiene mucho que enseñarnos.

Por suerte para los aficionados y triatletas amateurs, hoy en día tenemos acceso a una gran cantidad de datos sobre nuestros ídolos deportivos: volúmenes, intensidades y mucho más que despiertan nuestra curiosidad.

El reciente debut del noruego en distancia IRONMAN, con récord del mundo incluido, tienen sus consecuencias y una de ellas es que algunos de los datos de Blummenfelt salgan a flote (con debate incluido).

Más de la mitad de todo el volumen por debajo del 55% de FTP

El dato no es nuevo, saltó en redes sociales hace unos meses con motivo de la victoria de Blummenfelt en los Juegos Olímpicos de Tokio.

Un tuit de Alan Couzens, entrenador de atletas de resistencia, mostraba como Kristian Blummenfelt había empleado un 50.63% de su trabajo en bici en rangos por debajo del 55% de su FTP.

kristian blummenfelt ciclismo
Foto: Instagram // Olav Aleksander

Los datos compartidos por Couzens reflejaban también que sólo había un 2.19% del trabajo total en valores superiores al 105% de FTP.

Como curiosidad, de la información compartida por el entrenador podemos extraer que el campeón olímpico sitúa su umbral en 410 W, lo que supondría un FTP de 5.4 W/kg para un triatleta que suele rondar los 76 kilos.

¿Debemos los grupo de edad seguir los pasos del campeón olímpico?

Ha sido otro entrenador, Jaime Menéndez de Luarca, el que ha tenido que aportar algunos matices a un dato que por sí sólo puede ser engañoso.

Y es que, a priori, puede parecer que el noruego se toma su vida como deportista con bastante calma. Algo que quizá cualquiera de nosotros puede querer imitar.

Sin embargo, tal y como explica el entrenador de Sara Pérez en su cuenta de Twitter, el dato que realmente importa no es el volumen relativo, sino el volumen absoluto. Y en esto no hay amateur que pueda parecerse a Kristian Blummenfelt.

"El bicho lleva 4.000 kms de carrera a pie y casi 600 horas de bici en 2021", apunta Luarca. Algo que ya debería ser suficiente para entender que no tiene sentido extrapolar sus métodos a los de un deportista aficionado.

"Hace el 50% de 600h de bici en Z1. Es decir, hace 300h en Z2 o más", dice el entrenador español al mismo tiempo que adjunta una gráfica de su entrenamiento en Z1: 162 horas, casi la mitad.

¿A qué conclusión podemos llegar? Es fácil, no se trata de que haga muchas horas fáciles, que por otro lado es lo que toca, sino de que "hace el doble de horas que un grupo de edad, y esa es la clave", asegura Jaime.

kristian blummenfelt entrenamiento en altura running
Foto: Gines Diaz // Red Bull Content Pool

La importancia de los entrenamientos suaves

Evidentemente, estos datos dejan clara la importancia de los entrenamientos a baja intensidad en el rendimiento. Algo que a los deportistas aficionados nos cuenta entender y llevar a cabo.

Sobre eso hablaba ayer otro usuario de Twitter, Llorenç Sales: "En pruebas de fondo, casi nadie corre tanto como los atletas africanos. Pero, curiosamente, en los días suaves, casi todos ruedan mucho más rápido que ellos", escribía.

En este sentido, Totti Corbalan, que trabaja como entrenador de fuerza en Iten (Kenia), apunta que allí, de unos 11 entrenamientos que se suelen hacer a la semana, "solo hay 4 en los que se va a ritmo muy suave (desde 4’30” a 5’45”). El resto son días de calidad o rodajes entre 3’40” y 4’00”/km a 2.400m con subidas y bajadas".

Es decir, un tercio de sus entrenamientos a ritmos regenerativos o muy fáciles. Estamos hablando de corredores que compiten en ritmos cercanos a 3 min/km y que ruedan incluso más lento de 5 min/km.

¿Quiere decir esto que nosotros debemos hacer lo mismo? No, como deportistas aficionados, siempre debemos atender a estos datos desde cierta perspectiva. Podemos aprender mucho, pero hay que saber interpretar la información en el contexto que la rodea.

"Hay profesionales que han hecho pódium Kona con volúmenes sub 20 y GG.EE que entrenan >20 que no se clasifican", explica Luarca

Por eso, la mejor decisión que podemos tomar es la de ponernos en manos de un profesional que pueda individualizar nuestro entrenamiento y adaptarlos a nuestras necesidades y características. "Cada persona es un mundo", apunta el entrenador.

ARTÍCULOS RELACIONADOS