Actualidad / Running / Una caída le impide a Brian Reynolds, con doble amputación, bajar de las 3 horas en Chicago

Una caída le impide a Brian Reynolds, con doble amputación, bajar de las 3 horas en Chicago

Brian Reynolds es un corredor de 30 años residente en Nueva Jersey con un objetivo muy claro, convertirse en el primer estadounidense con doble amputación que corre una maratón en menos de tres horas. Reynolds perdió ambas piernas por debajo de la rodilla a los cuatro años de edad al contraer meningocococcemia, una infección bacteriana del torrente sanguíneo que puede conducir a meningitis y sepsis. A lo largo de su infancia, jugó al baloncesto y al béisbol con prótesis en las piernas, y ya en la universidad, empezó a entrenar levantamiento de peso hasta llegar a levantar 220 kilos pesando tan solo 60 kilos, un logro que le llegó a colocar en una categoría competitiva sin discapacidades.

Como si no fuera suficiente, Brian Reynolds empezó a correr seriamente hace seis años. El año pasado corrió el Maratón de Chicago en 3:06:31, récord mundial de doble amputación por debajo de la rodilla. Su objetivo seguía siendo claro, bajar del muro de las tres horas. En abril volvió a intentarlo en Londres, en un día especialmente caluroso y no pudo conseguirlo, llegó a meta en 3:03:35.

Con un recorrido llano, el Maratón de Chicago es uno de los clásicos donde muchos corredores van a hacer tiempo. El objetivo estaba ahí, hasta el kilómetro 35 Bryan Reynolds marcaba un tiempo aproximado en meta de 2h55min, pero una caída en una curva le hizo perder su prótesis. Aun con todo, el estadounidense acabó el maratón en 3 horas 3 minutos y 22 segundos, quince segundos más rápido que en Londres.

Bryan Reynolds

Foto: Instagram // Bryan Reynolds

Un entrenamiento especial

El entrenamiento no siempre ha sido fácil para Reynolds. No puede correr con la misma frecuencia que otros corredores de maratón (unos 140-160 kms por semana), sus prótesis destrozan la piel de sus piernas al friccionar a pesar de la silicona, algo muy común en todos los amputados que corren largas distancias. "Corría un montón de semanas seguidas muy bien, y luego la piel de mis piernas se empezaba a romper, y me quedaba sin poder correr una o dos semanas", dice.

Así que Reynolds empezó a trabajar con un entrenador que le ha ayudado a encontrar la mejor manera de compensar la falta de kilometraje con el entrenamiento cruzado. Ahora corre un promedio de seis días a la semana (alrededor de 85-105 kilómetros), anda en bicicleta uno o dos días a la semana, y entrena en una bicicleta ElliptiGO, tres o cuatro días. "El ElliptiGO es muy parecido a correr, me ayuda a aumentar el tiempo que paso de pie sin tener impacto".

Reynolds también entrena tres o cuatro días a la semana mucho trabajo de core y circuitos TRX (enfocados en su espalda, glúteos y caderas, que en su caso son extremadamente importantes para estabilizarle en carreras largas.

Fuente: menshealth

ARTÍCULOS RELACIONADOS