Foto: Mike Lewis/Ola Vista Photography
Actualidad / Natación / Caeleb Dressel intratable, dos récords del mundo en el mismo día

Caeleb Dressel intratable, dos récords del mundo en el mismo día

Caeleb Dressel es un puro espectáculo cada vez que se tira a la piscina para competir, en este caso ha sido en la Gran Final de la ISL (International Swimming League). Acababa de conseguir otro récord mundial, el de 100 metros mariposa dejándolo en 47.78 y convirtiéndose en el primer hombre en nadar por debajo de los 48 segundos. El anterior crono más rápido de la historia había sido el de Chad Le Clos, que nadó en 48.08 en el Campeonato Mundial de piscina corta de 2016.

Con tan solo 40 minutos de diferencia, Dressel, que nadaba para el equipo Cali Condors, se enfrentó a su segunda final en los 50 metros libres masculino donde nadó en 20.16, rompiendo así el récord mundial que estableciera él mismo durante la final de la ISL de la temporada pasada, cuando nadó en 20.24. Anteriormente a la marca del nadador estadounidense, el crono más rápido de todos los tiempos había pertenecido al francés Florent Manaudou, que mantuvo la marca durante cinco años en 20.26.

Dressel, de 24 años, había estado ya cerca de atacar el récord durante las semifinales esta temporada con un crono de 20.28. Ahora mismo es poseedor de tres de las cinco mejores marcas de todos los tiempos en los 50 metros libres.

Manaudou, que compite por el equipo Energy Standard, fue el segundo en la prueba con un tiempo de 20.60, mientras que Kristian Gkolomeev fue tercero con 20.75 rebajando su récord griego en 0.05.

El crono de hoy de Dressel rebaja en 8 centésimas su anterior marca y se acerca cada vez más a la barrera de los 20 segundos, que sería un punto de inflexión en la historia de la natación.

Foto: Mike Lewis/Ola Vista Photography

Dressel, religión y natación

Como todas las estrellas deportivas, Caeleb Dressel tiene sus propias obsesiones y particularidades. Alejado completamente del mundo de las cámaras y fuera del foco mediático, busca su propio espacio cuando no está en la piscina.

Cumplidos los 24 años el pasado 16 de agosto ya sabe lo que es estar quemado por la exigencia de la competición. Con 17 años, Dressel decidió parar y darse un tiempo porque según decía, le perseguían "demonios mentales". Durante medio año no pisó una piscina y recibió ayuda psicológica para poder enfrentarse de nuevo a la natación. Caeleb Dressel hizo su debut olímpico en Río 2016, ganando una medalla de oro como parte del equipo de relanzamiento del equipo masculino de 4 x 100 metros de Estados Unidos, al lado de Michael Phelps. No sería hasta 2017 cuando su nombre saltara a todos los titulares. Tiene un nado subacuático brutal, una potencia inmensa con su 1,91 de altura y su velocidad en pruebas cortas de mariposa y estilo libre le hacen tener pocos competidores en la actualidad, como hemos visto hoy con estos dos récords mundiales.

Un nadador introvertido que poco deja saber sobre su vida privada, más allá del ritual que lleva a cabo antes de cada prueba. Devoto protestante como puede verse por las referencias bíblicas que adornan sus fuertes brazos llenos de tatuajes, reza en la piscina junto con un pañuelo que lleva siempre consigo y que le regaló una profesora del instituto a quien nunca ha olvidado y que murió el pasado noviembre de 2017.

Caeleb Dressel
Foto: Instagram // Michael Phelps

Dressel generalmente lleva alguna referencia de pasaje bíblico en su cara. La referencia cambia en cada competición, pero la favorita para él es la de Isaías 40:31: “Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán”. Este verso fue la inspiración para que Dressel tatuara una gran águila en su hombro izquierdo. “Es la razón por la cual estoy en el deporte, no sólo por marcar los tiempos más rápidos, sino por inspirar a la gente y mostrarles dónde encuentro mi felicidad con lo que Dios me ha dado”, dijo Dressel en una entrevista hace unos años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS