Foto: IRONMAN Triathlon
Actualidad / Triatlón / Chris Nikic, primer triatleta con síndrome de Down finisher de un IRONMAN

Chris Nikic, primer triatleta con síndrome de Down finisher de un IRONMAN

"Seré el primer IRONMAN con síndrome de Down", y así lo ha confirmado esta noche el joven estadounidense de 21 años, Chris Nikic. Ha sido en  IRONMAN de Panama City Beach, Florida, una prueba que se anotaba Chris Leiferman (7:52:41) en categoría masculina y Katrina Matthews (8:40:50) en la femenina.

Pero los ojos estaban puestos, sin ninguna duda en Nikic y su guía, Dan Grieb, con el que consiguió cruzar la meta en un tiempo de 16 hora, 46 minutos y 9 segundos. El límite de las 17 horas estuvo en la cabeza de ambos durante todo el recorrido, ya que IRONMAN no permite la medalla de finisher a aquellos que atraviesan la meta más allá de ese tiempo. Sin ningún tipo de privilegio alguno, Nikic llegó a meta con 14 minutos de antelación sobre el corte de tiempo.

Sus parciales en los tres segmento fueron de 1h54:39 en la natación, 8h12:37, en la bici y 6h18:48, en la carrera a pie.

La historia de Chris

Chris Nikic es un joven de 21 años de Florida con síndrome de Down al que le encanta nadar y la sensación de ese último sprint hasta pasar la línea de meta y lanzarse a los brazos de sus padres. Ha completado ya seis triatlones sprint y uno olímpico, y su prueba favorita es el Challenge Daytona.

Comenzó a competir en triatlón cuando tenía 16 años, pero perdió dos años debido a cirugías de oído, y cuando volvió a este deporte hace un año, apenas podía nadar un largo en la piscina, apenas podía correr 100 metros y le costaba mucho andar en bicicleta. "He pasado de apenas poder hacer nada", dijo Nikic, "a correr un triatlón de distancia olímpica". Desde que empezó a practicar triatlón a los 16 años, percibieron mejoras relevantes en el rendimiento intelectual de Chris. Una tarea que solía llevarle hasta un mes antes, podía resolverla en 2 o 3 días tras empezar con el triatlón.

"Tener el síndrome de Down significa que tengo que trabajar más duro que todos los demás", dice Nikic. "He aprendido a trabajar más duro en la vida, y eso me ha ayudado a estar listo para el IRONMAN".

En un mundo en el que su condición podría estimular el aislamiento social y las miradas extrañas de los extraños, él lo ve como una oportunidad para conectar con los demás. Ese objetivo de conexión humana está en la raíz de la misión principal de Special Olympics: proporcionar a aquellas personas con discapacidades intelectuales sentimiento de equipo y logro de objetivos que no podrían alcanzar en la sociedad.

Foto: IRONMAN Triathlon

Hoy, sin duda, Chris Nikic ha dado una lección de motivación al mundo y se ha convertido en una de las personas que probablemente más admiración suscite entre todos los amantes de este deporte.

ARTÍCULOS RELACIONADOS