Trucos y curiosidades / Natación / Combat sidestroke, otra manera de nadar sin cansarte

Combat sidestroke, otra manera de nadar sin cansarte

Lo primero de todo antes de leer esta entrada, el combat sidestroke no es una opción para nadar en triatlón. Pero en esta vida hay que estar preparado para cualquier cosa. Y si alguna vez sientes que no puedes nadar ni un metro más, puede que te venga bien saber cómo seguir nadando sin cansarte con la técnica de los Navy SEALs. Se trata del Mando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos. El acrónimo de "SEAL" quiere decir que son fuerzas preparadas para operar por mar, aire y tierra (sea, air and land). Pero realmente su punto fuerte y lo que les diferencia de otros cuerpos y unidades militares es su capacidad de actuar bajo el agua.

Un quinto estilo, el combat sidestroke

Así pues, además de los cuatro estilos habituales a los que estamos acostumbrados a nadar durante horas en la piscina, mariposa, braza, espalda y crol, hay que sumar otra forma de nadar, el combat sidestroke. Es estilo que ha desmostrado su eficacia y que está orientado a pasar mucho tiempo nadando sin cansarse.

Como imaginarás, los Navy SEALs no compiten en velocidad. Su trabajo es otro muy distinto. Se entrenan a diario para superar situaciones límite de supervivencia en las que la resistencia y la fuerza son determinantes para salir airosos. Para adaptarse al medio acuático, han desarrollado la técnica "Combat sidestroke" o "CSS", que implica nadar con un menor esfuerzo. El caso es que esta gente lo utiliza para nadar muchos kilómetros en sesiones de entrenamiento parecidas a muchas de las que veis en vuestros entrenos semanales, o incluso peores.

El "Combat sidestroke" combina movimientos de crol y braza

Al combinar movimientos de crol y braza, el estilo "combat sidestroke" reduce la resistencia del cuerpo con el rozamiento del agua. El cuerpo del nadador permanece la mayor parte del tiempo sumergido dentro del agua, y los movimientos de giro aprovechan el impulso para desplazar.

Como es mucho más fácil verlo que describirlo, mírate el vídeo de arriba y prueba a nadar alguna vez. Comprobarás que, aunque no sea una técnica aceptada para competir en triatlón, nos puede venir muy bien cuando estemos cansados y queramos seguir avanzando en el agua.

 

Fuente: elconfidencial

ARTÍCULOS RELACIONADOS