Esto no va de lo que comemos en Navidad, va de lo que comemos el resto del año
Salud y Nutrición / Triatlón / Esto no va de lo que comemos en Navidad, va de lo que comemos el resto del año

Esto no va de lo que comemos en Navidad, va de lo que comemos el resto del año

Se acercan las navidades, con lo que ello conlleva. Dulces, asados y comidas familiares en las que se come, por lo general, más de lo que uno necesita. Comer de manera saludable en este periodo se puede convertir en una ardua tarea, el calendario esta en nuestra contra con tanta comida de Navidad.

En la mayoría de los casos cómo comes en navidades refleja cómo te alimentas durante el resto del año. Quien bebe alcohol con asiduidad lo seguirá haciendo en navidades y quien abusa de los productos con mucho azúcar también.

En esta ocasión vamos a ver consejos para una alimentación más saludable. No solo en navidades, durante el resto del año también puedes aplicar estos consejos.

Realiza ayuno intermitente

El ayuno se ha llevado a cabo durante miles de años y se menciona en varios textos religiosos.

En navidad las galletas y los dulces están por todos lados, realizar un ayuno intermitente te permitirá evitar picar entre horas y comer de manera más controlada.

Si hay algún día en el que has comido mucho y estás lleno a la hora de cenar, por ejemplo el día de navidad, no tienes por qué comer sin hambre o forzarte a comer algo, no tengas miedo a saltarte una cena o a pasar 12 horas sin tomar ningún alimento.

Si por ejemplo cenaste mucho y a la mañana siguiente no sientes la necesidad de desayunar, no pasa nada por no hacerlo. Los beneficios del ayuno son múltiples

Limita el consumo de alcohol

Creo que no hace falta comentar que el alcohol es malo para la salud. Daña nuestro organismo y aporta calorías vacías.

Restringir el consumo de alcohol total o parcialmente ayudará a que tus navidades sean más saludables. La cultura nos ha hecho asociar eventos con el alcohol, en España una vez se dan las campanadas se bebe una copa de champán o cava.

Si eres bebedor habitual recomendamos limites el consumo y aproveches para consumir bebidas de mejor calidad como puede ser un buen vino, que

Minimiza el estrés

Es posible que tengas un buen control del estrés, pero los periodos como la navidad pueden ponerte a prueba por tener que preparar comida para la familia o una conversación desagradable con un familiar.

Cuando nos estresamos es posible que nos refugiemos en la comida o la bebida para "mitigar" los efectos. Cuando nuestros niveles de estrés son bajos disfrutamos más la comida

Realizar algún tipo de respiración, estiramientos o practicar la meditación favorecerá que nuestros niveles de estrés bajen y disfrutemos más de este periodo vacacional, por supuesto esto se puede extrapolar al resto del año.

calentar
Foto: Training Peaks

Evita comer en exceso

En las comidas y cenas de un evento, ya sea la navidad o el cumple de un amigo, solemos comer por encima de lo necesario. Ser consciente de lo que comemos nos ayudará a controlar más nuestra alimentación.

Para evitar comer más de lo necesario es muy útil no llegar hambriento a la comida, si practicas un ayuno de 16 horas y justo la comida siguiente es la de navidad, es posible que comas en exceso.

Es muy útil realizar algún tipo de ingesta antes de la comida en cuestión para no llegar hambrientos. Un batido de proteína o una ensalada son herramientas que nos pueden evitar un atracón.

Lleva tu propia comida saludable

En una comida de Navidad te van a tildar de raro y de soso por no comer lo que come el resto. Pero si dentro de tus objetivos no cuadra comer lo que sea que haya en el evento, no pasa nada por llevarte un tupper.

Llevar tu propia comida a un evento evita comidas descontroladas y comerás un plato que tu has preparado, con ingredientes saludables.

Minimiza la comida basura, prioriza la calidad

En cualquier comida de Navidad siempre están a mano las galletas y los dulces o los rebozados y los fritos para picotear. No comer estos alimentos y esperar a la comida de verdad ayudará a que tu nutrición sea más saludable.

Además, cuando comemos productos ultraprocesados o comida basura, la densidad nutricional es menor y también disminuye la sensación de saciedad. Es por ello que comemos más cantidad. También son alimentos mucho más calóricos.

¡Aleja el plato con los dulces y espera a que llegue el asado!

Come con calma

En relación con la saciedad está le velocidad con la que comemos, comiendo rápido comemos más cantidad.

Cuando comemos de una manera más relajada damos tiempo a que el organismo le mande la sensación de saciedad al cerebro y se apague el apetito.

¿Cuánto es lento? Se tarda 20 minutos desde que el estómago manda la señal de que está lleno al cerebro. Se ha defendido que hay que masticar 100 veces cada alimento, otras veces entre 30 y 50 veces. Prefiero optar por la segunda opción.

Cheat meals controlados

La traducción literal es comida trampa, son esas comidas o alimentos que comemos por capricho.

mcdonald's
Foto: Huffington Post

En ocasiones nos dan ganas de comer algún alimento que a priori no nos conviene. Dejar pasar esas ganas puede provocar que a las dos horas te des un atracón del alimento en cuestión. Comer una porción pequeña evitará que comamos en exceso un rato después

Céntrate en tu familia y la gratitud

Ser agradecido tiene muchos beneficios, ayuda a eliminar sentimientos de ira envidia y resentimiento.

Practicar la gratitud es una herramienta que mucha gente realiza en su día a día. Escribir en su diario dos cosas de las que esté agradecido cada noche. Al centrarnos en la gratitud entrenamos a nuestro cerebro para que luego en nuestro día a día seamos más agradecidos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS