Cómo conseguir el éxito como atleta: lo que sabemos y lo que deberíamos saber
Foto: World Triathlon // Wagner Araujo
Actualidad / Triatlón / Cómo conseguir el éxito como atleta: lo que sabemos y lo que deberíamos saber

Cómo conseguir el éxito como atleta: lo que sabemos y lo que deberíamos saber

El International Journal of Sports Physiology and Performance es uno de esos lugares al que todo interesado por ciencia y deporte debería acudir de vez en cuando.

Este revista internacional es todo una fuente de conocimiento en la que podemos disfrutar de publicaciones llevadas a cabo por figuras como Arturo Casado, Iñigo Mujika o Stephen Seiler.

Es el caso de una de las más recientes, publicada hace tan sólo unos días: "How to Succeed as an Athlete: What We Know, What We Need to Know". Así se llama el texto publicado por estos fisiólogos y expertos deportivos, juntos a otros 13 autores.

Fue por Carl Foster quien pidió a algunos de sus "amigos" que "identificaran los factores necesarios para el éxito (deportivo)". Y eso lo que recoge, a lo largo de casi 1.000 palabras, el documento.

"¿Qué sabemos y qué necesitamos saber?", se pregunta Foster, que junto al resto de expertos ha tratado de explicarlo en una breve "lista de cosas necesarias para tener éxito como atleta".

"Hay elementos que se solapan y probablemente otros importantes que no hemos articulado, pero en su mayor parte pueden subsumirse como sigue".

Talento

Explica Foster que, en Carros de Fuego, reconocida obra cinematográfica, Sam Mussabini, entrenador del campeón olímpico de 100 metros Harold Abrahams, decía que "no se puede poner lo que Dios ha dejado fuera".

Citando al fisiólogo sueco P.O. Åstrand, Foster también señala que "si quieres ser un campeón, elige bien a tus padres". ¿Qué quiere decir este experto con esto? Que la genética es fundamental para convertirse en un atleta de éxito.

Si tu "motor", tus cualidades innatas no acompañan, poco se puede hacer. Y aquí el problema es que, se han realizado estudios sobre la genética del deporte, pero "no se ha identificado un único 'gen del campeón". En ese sentido no se puede hablar de qué genes necesitamos exactamente.

"La mejor estimación es que los campeones tienen combinaciones de múltiples genes, que incluso pueden no coincidir perfectamente dentro del mismo evento", relata Foster.

Sera como fuere, la clave es tener la "suficiente predisposición" para que esas cualidades se puedan detectar a tiempo. Dicho de otro modo, "hace falta tener el éxito temprano que 'enciende el fuego".

Salud

Todos sabemos que el deporte es exigente. Sobre todo cuando hablamos de alto rendimiento. Por eso, la salud juega un papel fundamental. "Si bien es cierto que individuos con enfermedades y discapacidades han alcanzado el éxito, es más fácil que las personas sanas lo logren", dice la publicación.

Y en este sentido, no hablamos sólo de salud física. "La necesidad de hacer frente a los contratiempos, la hipercompetitividad del deporte de élite y el nivel de 'trampa' que se da en el deporte requieren una excelente salud mental".

Por eso es fundamental que los deportistas de élite sean "capaces de tolerar grandes cargas físicas y recuperarse a tiempo".

Desarrollo

La paciencia es la madre de todas las ciencias, se dice. Con el deporte ocurre lo mismo. Todos sabemos el tiempo y dedicación, el desarrollo, que supone alcanzar un gran rendimiento

"Los deportistas necesitan desarrollarse. Aunque hay deportes en los que el éxito se alcanza pronto, la mayoría de los atletas alcanzan su máximo rendimiento al final de la veintena", matiza Foster.

Consistencia

Si algo que diferencia a los deportistas de élite de los grupos de edad es que, los primeros "han dedicado años a la preparación sistemática antes de llegar a la cima".

Los deportistas de alto rendimiento son, en su mayoría, atletas a tiempo completo y durante todo el año. "Los programas de desarrollo exitosos llevan años", apunta el texto. Los noruegos son el vivo ejemplo.

Blummenfelt meta Tokyo
Foto: World Triathlon // Wagner Araujo

"Y hay una clara diferencia entre los talentos de 15 años y los deportistas de alto rendimiento de 30 años", continúa. Por supuesto, el desarrollo está marcado también por "la experiencia de los entrenadores que dirigen el programa y de las diferentes características individuales de los atletas de alto nivel".

Entrenamiento

Hablando de entrenadores, todos sabemos que muy pocos atletas de élite se entrenan a sí mismos. Salvo que seas Lionel Sanders -y nunca le suele salir bien-.

"La experiencia sugiere que es necesario un observador externo y objetivo, con un profundo bagaje y conocimiento de los aspectos físicos, técnicos y competitivos de un deporte, para guiar a los atletas desde la promesa hasta la élite". En palabras de Foster, una figura que "arme el rompecabezas".

En este sentido, con un paradigma en el que "para muchos entrenadores la única cualificación es haber sido ellos mismos un deportista de élite", el documento apunta a los "esfuerzos" necesarios para "educar y profesionalizar al entrenador".

Es por eso que "los científicos del deporte suelen hacer sus mayores aportaciones como miembros de equipos dirigidos por entrenadores".

Oportunidades

Los atletas necesitan oportunidades: "para llegar a un lugar de entrenamiento, para encontrar un entrenador o para encontrar a otros atletas con los que entrenar". De lo contrario "es muy difícil que se consiga rendir al máximo".

Para Foster y sus colegas es fundamental que un atleta tenga la "capacidad de aplazar el trabajo habitual y de organizar el desarrollo educativo/profesional para dejar tiempo para el entrenamiento y la competición".

mejores momentos triatlón 2021
Foto: Lucy Charles / YouTube

Fijación de objetivos

Los objetivos son el motor de un deportista. Ir más rápido, levantar más peso o jugar mejor. Por regla general, trabajan para conseguir intermedios. Pero los objetivos deben seguir el modelo SMART: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales.

"La ciencia del deporte consiste en parte en identificar y seguir el progreso hacia estos objetivos SMART", explica Foster.

Suerte

Da igual lo preparado que llegues a un entrenamiento o a una competición, "es necesaria una cierta cantidad de pura suerte".

Hay muchas cosas, fruto del azar, que van a determinar en cierto modo si llegamos a ser atletas de éxito o no. "¿Entraste en el grupo de entrenamiento adecuado? ¿Viven tus padres cerca de un lugar apropiado y tienen los medios económicos para financiar el entrenamiento, el equipo y los viajes? ¿Encontraste el entrenador adecuado en el momento oportuno de su carrera?".

Todo tiene que estar en su sitio para alcanzar el éxito, pero no podemos controlar ese todo. "Las lesiones graves al principio de la carrera deportiva pueden impedir alcanzar un rendimiento de alto nivel. Sufrir la misma lesión cuando ya se ha consolidado puede ser más bien una molestia", señala Foster.

Conclusión

Si hay algo que debemos tener claro, por encima de todo, es que "las probabilidades de alcanzar el máximo nivel en el deporte son bajas".

¿Por qué? Puede sonar desolador, pero la ecuación necesita demasiadas variables. "Los deportistas tienen que heredar la propensión adecuada, tener 'hambre', estar preparados para trabajar muy duro, organizar sus vidas en torno al deporte y tener más que un poco de suerte de su lado".

ARTÍCULOS RELACIONADOS