Consejos para practicar deporte con altas temperaturas
Consejos para practicar deporte con altas temperaturas

Consejos para practicar deporte con altas temperaturas

Se acerca el verano y las altas temperaturas comienzan a acechar. Para aquellos que practicamos deporte, el calor puede convertirse en un duro y peligroso enemigo. No importa si lo tuyo es el atletismo, el ciclismo, la natación o el baloncesto. Sea cual sea el deporte que practiques, cuando la temperatura comienza a subir, cuidarte y protegerte adecuadamente de sus riesgos debe ser una prioridad.

Practicar deporte en condiciones calurosas implica un esfuerzo adicional para el cuerpo. Si además añadimos condiciones de humedad a esta situación, el cuerpo se enfrenta a un estrés adicional dado que no puede evacuar el sudor con normalidad, lo que aumenta aún más la temperatura corporal.

Esto se traduce no sólo en una pérdida importante de rendimiento (hasta un 20-30% puede disminuir), sino también en un posible fallo de los sistemas de enfriamiento del cuerpo que puede provocar calambres, desvanecimientos o golpes de calor.

¿Cómo podemos prevenir y hacer frente a estas situación? Con estos consejos que te ayudarán a proteger tu cuerpo ante las altas temperaturas y minimizar los daños causados por estas.

Evita las horas más calurosas del día

Presta atención a los pronósticos del tiempo y a las alertas por altas temperaturas. Las horas centrales del día suelen ser las más calurosas y menos recomendadas para practicar deporte, sobre todo al aire libre.

Mejor entrenar por la mañana, a primera hora del día, o por la noche, cuando es probable que el clima sea más fresco. Además, si es posible, hazlo en zonas lo más protegidas del sol que sea posible.

Usa ropa adecuada

Muchos deportistas no dan a su indumentaria la importancia que merece. Usa ropa adecuada para hacer deporte, que sea liviana y tenga tejidos que favorezcan la evaporación del sudor y el control de la temperatura corporal. Por ello, la mejor opción es confiar en tiendas especializadas como Décimas, donde puede encontrar ropa y material deportivo para cada circunstancia.

calor
Foto: Canva

Aclimátate

Con la llegada del calor, el cuerpo necesita de una adaptación progresiva. Cuando llegue el momento de ejercitarte a temperaturas más elevadas de lo habitual, empieza despacio: aumenta el volumen y la intensidad poco a poco.

Es probable que los primeros días tu pulso suba en exceso, tu rendimiento disminuya sorprendentemente y tus sensaciones sean muy pobres. Tranquilo, puede llevarte incluso varias semanas adaptarte al calor.

Bebe mucho líquido

La deshidratación es uno de los factores más limitantes del rendimiento, además de un detonante en enfermedades causadas por el calor. Con altas temperaturas nuestro cuerpo suda mucho más, por eso mantener un nivel correcto de hidratación para combatir la pérdida de líquidos es fundamental . No esperes a sentir sed para beber líquidos.

Además, más allá de beber agua de forma abundante, se recomienda el uso de bebidas desarrolladas de manera específica para deportistas. Estas son capaces de reponer el sodio, el cloruro y el potasio que pierdes a través de la sudoración.

También es recomendable evitar el consumo de alcohol, dado que favorece la deshidratación.

trigliceridos hidratación
Foto: Envato Elements

Usa protector solar

No, la protección solar no es sólo para cuando vamos a la playa. Cuando salimos a entrenar pasamos mucho tiempo expuestos al sol y nuestra piel corre el riesgo de sufrir quemaduras. No sólo serán incómodas e incluso dolorosas, sino también limitan la capacidad del cuerpo de enfriarse a sí mismo y aumentan el riesgo de cáncer de piel.

ARTÍCULOS RELACIONADOS