Nueva temporada, misma ilusión y 10 consejos para hacerlo bien (en triatlón) en 2022
Foto: Unsplash // Ashley de Lotz
Trucos y curiosidades / Triatlón / Nueva temporada, misma ilusión y 10 consejos para hacerlo bien (en triatlón) en 2022

Nueva temporada, misma ilusión y 10 consejos para hacerlo bien (en triatlón) en 2022

Quedan apenas horas para que llegue 2022, y con ello, una nueva temporada.

A lo largo de ella habrá entrenamientos, competiciones, salidas con compañeros de club y toda la rutina que envuelve el día a día del triatlón. Pero una pregunta es clave: ¿queremos ser un poco mejores como triatletas?

Si la respuesta es "sí", ahí van diez consejos que te van a ayudar a sentir que el triatleta que hay en ti es un poco distinto, y mejor, que el de 2021.

Sé consistente

Haz que el entrenamiento de triatlón sea una parte habitual de tu día a día, más que algo emocional o que abraces con mucho entusiamo.

La consistencia en el entrenamiento, así como el principio de progresión, no solo harán que tengas una mejor capacidad de resistencia, también ayudará a que reduzcas el riesgo de lesión.

Marca tus objetivos

Puede que las competiciones aún estén lejos en el horizonte, pero es el momento de comenzar a entrenar pensando en ellas y marcar cuáles son los retos a los que quieres llegar en óptimas condiciones.

Esto no solo ayudará a dar una razón de ser a tu entrenamiento (aunque el hecho de divertirse entrenando ya es un objetivo en sí mismo), sino que también te ayudará a lograr mejores precios en dorsales, apartamentos y vuelos.

Así que planifica lo antes posible.

planificación año
Foto: Unsplash // Nick Morrison

Practica la nutrición

El cómo nos alimentamos durante la competición es una de las grandes olvidadas de nuestro deporte.

La nutrición deportiva es cara, sí, pero mucho más lo es arruinar una competición en la que hemos invertido tiempo y dinero por no gestionar bien en qué momento tomar los geles o las barritas.

Comienza a testear la nutrición lo antes posible, incorporándola en tus sesiones de entrenamiento y sabiendo en qué momento le sienta mejor a tu cuerpo.

Da a cada sesión de entrenamiento una razón de ser

Salir a entrenar por salir a entrenar está bien: nos ayuda mentalmente a evadirnos del día a día. ´

Pero si tienes una competición en mente de aquí en unos meses, lo mejor es que cada entrenamiento tenga una razón dentro del plan.

Independientemente de que tengas media hora para entrenar, o tres horas, márcate un objetivo que alcanzar con cada sesión, de tal manera que tengas la certeza de no desaprovechar ni un segundo.

sural ciclismo black friday 2021
Foto: Sural

Invierte en velocidad

Tu cuerpo y su posición suponen un 70% de la incidencia de la aerodinámica sobre la bicicleta. Así que si no tienes un trimono bien ajustado a tu piel, o las piernas depiladas, es el momento de comenzar a plantearlo.

Es una muy buena manera de ahorrar vatios y ganar velocidad.

Incorpora el entrenamiento de fuerza en tu día a día

Nueva temporada, y otro año en el que insistimos en lo importante que es la fuerza para mejorar tu resistencia en el largo plazo.

No solo te ayuda en el rendimiento sobre la bicicleta, o en la zancada: también mitiga la aparición de la fatiga -con lo que incide en la técnica de carrera a pie-, además de ayudarte a evitar las lesiones.

Sigue un plan de entrenamiento

Utilices la plataforma que utilices para entrenar, una hoja de cálculo o el archivo de Strava, es básico que tengas un plan de entrenamiento con microciclos y macrociclos.

Además de ayudarte a tener una visión más objetiva de cómo estás cumpliendo los objetivos parciales, te dará calidad de entrenamiento, consistencia y motivación.

El descanso del guerrero
Foto: Instagram // Jan Frodeno

Escucha a tu cuerpo

No caigas en el error de las frases hechas: huye del "no pain, no gain".

Escucha a tu cuerpo, y ante cualquier síntoma de fatiga o de dolor, ponte en mano de los especialistas, ya sea el médico de cabecera, ya sea visitar al fisioterapeuta de manera recurrente.

Anticiparte a los dolores hará que recuperes más rápido y que reduzcas el riesgo de lesión seria.

Hazte un estudio biomecánico

Da igual que la bici que tengas sea la más cara de todos los boxes: si no la tienes adaptada a tus características fisiológicas, no te sirve de nada y no le sacarás el partido que desde la marca fabricante te auguraban.

Invierte en un estudio biomecánico y haz que la bicicleta se adapte a ti, y no al revés.

Pon el foco en la natación

A nadar bien se llega por un solo camino: el de hacer kilómetros a lo largo de la semana.

A medida que te sientas más cómodo en el medio acuático, podrás notar la mejoría: entrena la técnica en cada sesión, dedicándole unos centenares de metros, y si tienes oportunidad, acude a clases para mejorar el estilo.

Pero si no puedes, haz kilómetros. Con el paso de los meses verás qué agradecida es la piscina, y cómo le robarás segundos al cronómetro.

ARTÍCULOS RELACIONADOS