Trucos y curiosidades / Running / Trucos para comenzar a correr fuera de peso

Trucos para comenzar a correr fuera de peso

No resulta extraño que, aún siendo deportistas, pasemos por alguna etapa en la que cogemos unos kilos, bien por una lesión, vacaciones o una pequeña desmotivación. En estas situaciones perdemos la forma física y nos distanciamos de la actividad deportiva. Pero no te preocupes, existen diferentes trucos que ayudan a volver (o empezar) a correr fuera de peso.

En este artículo nos centramos en el mundo runner, pero muchos de los siguientes consejos seguramente podrás aplicarlos a otras disciplinas deportivas. Así que, ¿cuáles son estas recomendaciones?

Trucos para comenzar a correr fuera de peso

Si bien estamos en una fase en la que quizá no mantenemos nuestra máxima condición física, siempre podemos recuperarla o alcanzarla.

Los siguientes trucos están dirigidos tanto a aquellos que vienen de un periodo de rehabilitación, desmotivación o pereza, como a aquellos que comienzan de cero en el running. Aquí no importa que empieces a correr fuera de peso, sino que tengas ganas de hacerlo.

¿Qué hago para empezar a correr fuera de peso? Aquí van algunas recomendaciones:

Comienza a correr a pesar de estar fuera de peso

Aunque tu cuerpo no esté en las mejores condiciones para hacer deporte, esto no significa que no puedas retomar o iniciar los entrenamientos.

No obstante, no esperes rendir al mismo nivel ni trates de obtener resultados notables el primer día. Se trata de ser paciente y constante y, sobre todo, de no obsesionarse.

Empieza poco a poco

A todos nos gustaría tener la zancada de Jan Frodeno pero hay que tener los pies en el suelo.

Procura empezar a correr mediante pequeños pasos, sin hacer zancadas muy amplias. También debes tener en cuenta que lo más correcto es realizar recorridos breves de poca distancia.

El objetivo es que el cuerpo se vaya habituando poco a poco y entrando en calor.  Por ello, es importante que las primeras tomas de contacto con el ejercicio sean tranquilas y no muy intensas.

Ten paciencia, ya tendrás tiempo para proponerte retos más complejos.

Elige unas zapatillas acordes con tu peso

A la hora de elegir unas zapatillas de running hay que tener en cuenta diferentes aspectos, entre ellos, nuestro peso.

running
Foto: Envato Elements

Existendiferentes modelos de zapatillas, tanto ligeras como más pesadas, capaces de soportar tu peso y absorber los impactos.

Si eliges un buen calzado deportivo evitarás sufrir fascitis plantar, tendinitis, rozaduras e incomodidad en tus pies.

Intenta fortalecer glúteos, caderas y piernas

Uno de los inconvenientes de estar fuera de peso es que somos más propensos a lesionarnos y a sufrir dolores musculares a la hora de correr.

Esto se debe a que las piernas y los pies principalmente tienen que lidiar con peso extra al cual no están acostumbrados.

Por ello, es importante que te propongas fortalecer tus músculos realizando diferentes ejercicios.

entrenamiento de fuerza
Foto: Envato Elements

A parte de correr, si dispones de tiempo, puedes ejercitarte en el gimnasio y hacer todos los días diferentes estiramientos.

Un entrenamiento de fuerza con carga añadida según pase el tiempo es una buena opción para fortalecer los músculos de los glúteos y piernas, tan importantes en el running.

Planifícate los entrenamientos

Resulta importante conseguir que el running se convierta en un hábito, algo que practiques de manera constante.

Por ello, es muy recomendable hacer una planificación realista de los entrenamientos. Determina la hora a la que puedes hacer ejercicio, prepara un calentamiento adecuado y una serie de estiramientos.

Ceñirse a un horario y a un programa deportivo es bueno para que mantengas con regularidad tu actividad deportiva. No obstante, tampoco es una tarea simple. Puede que en paso necesites la ayuda de un profesional físico que establezca el mejor plan para ti.

Combina ejercicio con dieta

También es fundamental cuidar la dieta. El ejercicio y los entrenamientos son solo una pieza del puzzle. Una buena alimentación tiene que completarlo.

correr fuera de peso
Foto: Envato Elements

Mantener una dieta equilibrada significa consumir alimentos tales como carnes blancas, pollo, diferentes pescados, verdura, fruta, etc. De la misma manera, también es importante una correcta hidratación durante todo el día.

Evita tomar refrescos azucarados, bebidas alcohólicas y trata de no comer alimentos fritos y con exceso de grasa de forma habitual.

Procura elegir terrenos sencillos

Lo bueno de correr es que puedes hacerlo en múltiples terrenos, ya sea en una pista de atletismo, en la playa o en la montaña.

Por ahora, procura elegir zonas sencillas,en las que no haya obstáculos y el terreno sea lo más confortable posible.

Igualmente, intenta evitar lugares con cuestas muy empinadas, ya que al no tener aún la máxima forma física ni el peso adecuado puede resultar un ejercicio complejo.

correr fuera de peso
Foto: Envato Elements

Conclusiones

No te desanimes si has descuidado tu peso y has perdido tu forma física. Todo tiene solución siempre y cuando se sigan una serie de pautas y se tengan ganas. Volver a correr fuera de peso no es imposible, solo hay que retomar la actividad y combinarla con una buena alimentación. ¡En un tiempo comenzarás a ver los resultados!

ARTÍCULOS RELACIONADOS