5 trucos para correr más distancia
Trucos y curiosidades / Running / 5 trucos para correr más distancia

5 trucos para correr más distancia

Correr una maratón es uno de los objetivos a largo plazo de aquellos corredores principiantes que apenas han dado un par de zancadas rápidas en su vida. Lo ven como una meta lejana y que postergan hasta el fin de sus días, sin ninguna opción de retomarlo en un futuro.

El abandono de estos objetivos se debe a que la mayoría de la gente no se ve capaz o no tiene los conocimientos necesarios sobre cómo aumentar la distancia de las sesiones de running, sin que lo vean como una locura. Para ello, presta estos cinco trucos sobre cómo aumentar la distancia de tus tiradas de carrera a pie.

distancia
Fuente: Envato Elements

Para ampliar la distancia, llena tu "depósito" correctamente

Los carbohidratos son la gasolina necesaria para poder completar largas distancias de running. Comer un pequeño aperitivo, repleto de estos macronutrientes, será la opción ideal. Los alimentos más recomendables son los frutos secos (cacahuetes, almendras...) o frutas como la manzana o plátano. Ponemos estos ejemplos porque no requieren de un cocinado previo y tienen los mismos aspectos positivos que un plato de pasta o verduras.

Ve despacio

Desde la lógica, esta frase tiene sentido: si vas más despacio, te cansarás menos, por lo tanto podrás realizar más distancia. Pero este planteamiento no tiene nada que ver con la lógica, sino con las características el cuerpo humano.

No puedes construir una casa sin los cimientos. Si estás acostumbrado a correr 4 o 5 kilómetros, no pretendas hacer una maratón al día siguiente. Además, muchos deciden, por su cuenta y riesgo, comenzar con enormes distancias a una velocidad endiablada, y eso el cuerpo lo sufre. Puede derivar en lesiones duraderas.

Entrena la fuerza

Los principiantes se olvidan de la fuerza y centran todos sus esfuerzos en el running, cuando una correcta musculatura les proporcionará un millar de beneficios. Entre ellos se pueden destacar una mejor resistencia y velocidad, retrasas la aparición de la fatiga y el punto de velocidad máxima será mayor.

Controla tu ritmo

¿No estás midiendo tus sesiones? Deberías empezar a controlar tus tiempos y distancias. Aquellos corredores novatos se desesperan por no alcanzar una distancia determinada, a pesar de que ellos se están exprimiendo al máximo.

Piensan que si están dando todo, corriendo al máximo de sus capacidades, deberían hacer una serie de kilómetros que por su forma actual nunca van a llegar. Si por el contrario, van a un ritmo lento o adecuado a sus capacidades actuales, la frustración por no completar X kilómetros será inexistente.

distancia
Fuente: Canva

Controlar tu ritmo es una forma de ver tu progresión y motivarte para poder mejorar tu marca. En un mes, por ejemplo, puedes ver cómo tu ritmo de minuto por kilómetro se ha reducido.

Otra manera de controlar tu ritmo, si no cuentas con ningún dispositivo capaz de ello, es ver si puedes completar frases mientras estás corriendo. Si no paras de jadear eres incapaz de soltar tres palabras con sentido, estás corriendo a una velocidad demasiado alta.

Corre de una manera correcta

La postura es una parte fundamental para poder correr de una manera eficaz y te impulsará a alargar tus tiradas. Por ejemplo, balancear tus brazos o apretar los puños con fuerza, son pequeños extra que pueden darte energía para realizar un kilómetro más.

ARTÍCULOS RELACIONADOS