Crónica del Half de Vitoria por David Tovar, ganador de su GGEE
Actualidad / Triatlón / Crónica del Half de Vitoria por David Tovar, ganador de su GGEE

Crónica del Half de Vitoria por David Tovar, ganador de su GGEE

El reto: Top 20

Después de haber participado por primera vez en esta prueba el año pasado y haber estado a tan poco del Top 20 y del podio de grupo de edad con el puesto 22 y un cuarto puesto en GGEE 35-39, este año me había propuesto mejorar un poco. El objetivo un Top 20 y subirme al podio con mi entrenador, Jesse van Nieuwenhuyse de Jessevnsportscoaching, nos pusimos a elaborar el plan y el calendario del año para apuntar a ello.

 

 

El día previo

Vitoria trae algún reto extra con su logística un tanto complicada con T1 y T2 en sitios bastante alejados el uno del otro. Entiendo que la organización intentase evitar los problemas del año pasado en el que mucha gente pasó muchas horas para finalmente entregar sus bicis en T1 el día antes de la carrera poniendo unos horarios de entrega por distancia y dorsal. Entiendo perfectamente que se quisiese favorecer a la gente del Full para no dejarles muchas horas y tarde entregando material, pero horarios de siete por la tarde para los atletas del half me parecen igualmente un poco tardíos. Bueno, al final hubo flexibilidad para los que fuimos en coche a Landa y todo bien. Gracias a la organización.

La carrera

Despierta el día al sonido de la lluvia. Siempre da un poco de bajón eso, pero por suerte en las carreras en las que he participado (a excepción del diluvio de Ironman Mallorca en 2016) al final siempre he tenido suerte y ha mejorado el día. Vitoria esta vez también acompañó y al final hizo un día espléndido, eso sí, bastante caluroso.

Natación normal para mí, salgo bien del agua y contento de haber evitado los leñazos que me llevé en los primeros metros el año pasado. Para mí la natación es aguantar y salir más o menos bien, intentando no perder demasiado tiempo sobre la gente rápida.

Vamos a por la bici, por fin, a darle a las piernas. Empiezo a rodar y las sensaciones son buenas. Inmediatamente empiezo a coger a gente, primero los nadadores, luego ya la gente fuerte de la carrera. Vitoria es un circuito rápido pero rompepiernas, si vas fuerte, te da premio pero nunca evitarás salir con las piernas castigadas a correr. Alguna complicación con los grupos que se van formando en la bici, te pasan, empiezan a frenar, nunca consigues ir al ritmo propio. Decido lanzarme, y ponerme en cabeza intentando escaparme un poco. Funciona un rato pero al final siempre acabo con algún grupo detrás. Seguimos rodando fuerte hasta que damos alcance a los últimos del grupo Elite, ¡las cosas van bien!

 

Aguanto hasta el final y ya me mentalizo para salir a correr lo más fuerte que pueda. Los deberes son no olvidarse de la nutrición, no salir demasiado fuerte y simplemente darlo todo hasta la meta. Vitoria no es muy rápido en la carrera, mucha curva que te quita ritmo y te hace volver a acelerar, castigando aun más las piernas. Sentencio la primera vuelta y me pongo a la segunda, ya queda poco. Geles en km 13 y 17 y a por ello. Me cuestan los últimos kilómetros pero en la meta la alegría es grande. Resulta que solo me han pasado unos cuantos atletas de otros GGEE, ninguno del 40-44. Acabo metido en el Top 20 con mi posición 19 y ganando el grupo de edad. ¡Vaya carrera, no me esperaba tanto de ella! Que pena que la entrega de premios sea los lunes, para los que trabajamos y en una carrera en la que no se reparten Slots para campeonatos del mundo, un tanto raro.

 

 

Gracias Vitoria, gracias a todos los voluntarios que se vuelcan en esta carrera y nos dan la bienvenida todos los años. ¡Espero que no sea la ultima vez para mí!

ARTÍCULOS RELACIONADOS