¿Se te han ido ya por la borda los propósitos deportivos de este año?
Foto: Triatlón de Frómista
Trucos y curiosidades / Triatlón / ¿Se te han ido ya por la borda los propósitos deportivos de este año?

¿Se te han ido ya por la borda los propósitos deportivos de este año?

"Este año adelgazo" o "este año corro una maratón". Seguro que te suena, son algunos de los propósitos deportivos que se pone la gente en los primeros días de enero. La parte mala de los propósitos es que posiblemente no se cumplan.

Siempre se dice que hay que estar motivado para lograr los objetivos, pero por desgracia, llega un momento en el que la motivación se acaba y la disciplina se convierte en la gasolina para cumplir nuestros sueños.

A estas alturas es posible que más de uno ya haya tirado por la borda sus propósitos de año nuevo. Pero en esta ocasión vamos a ver la fórmula para hacer el camino a nuestros objetivos, mucho más sencillo.

Los cuatro pasos de un hábito

Para que, al llegar ese momento de tirar de disciplina tengas la capacidad de hacerlo, hay que convertir el entrenamiento en un hábito. Siguiendo estos sencillos consejos que vamos a compartirte, lograrás entrar en el selecto grupo de la gente que realmente crea un hábito de salud o entrenamiento y no desiste en su propósito.

El objetivo de crear un hábito en torno a la salud es hacer que esas tareas que a priori son complejas, en un tiempo nos resulten automáticas, parte de la rutina.

Gustav Iden
Foto: Gustav Iden Instagram

Fija objetivos

Los objetivos podrían ser básicamente el propósito en sí. Pero también podemos subdividir el propósito en diferentes pasos para ver como vamos evolucionando.

Si quieres correr mejorar tu forma física, puedes poner un objetivo que sea bajar dos kilos, otro que sea lograr hacer 10 flexiones u otro que sea correr 10 kilómetros.

De esta manera veremos cómo vamos subiendo escalones hacia el propósito inicial.

Crea una señal

Cuando hablamos de una señal nos referimos a algo que nos ponga en la cabeza la idea de entrenar. Una señal podría ser colocar una foto del evento en el que quieres participar o un atleta que te inspire.

Esta señal te creará el antojo de entrenar y es por ello que es necesario.

lucy charles gimnasio
Foto: Instagram // Lucy Charles

Aprovecha la inercia

Una vez has visto la foto o esa señal que te hace levantarte del sofá es muy importante que aproveches para ponerte en marcha. Igual ese no es el momento exacto para entrenar, pero recuerda que lo vas a hacer y entrena más tarde.

Es muy necesario saber que el entrenamiento que vamos a hacer va a tener una recompensa.

Ten clara la recompensa

La recompensa puede ser saber que con cada entrenamiento estás más fuerte, más ágil o m´´as rápido, pero es necesario que sepas que ese entrenamiento o esa comida saludable te lleva a algún lado.

La recompensa es necesaria. Si entrenamos o hacemos algo que, a priori, nos cuesta esfuerzo sin recibir nada a cambio, es posible que no queramos repetirlo.

La clave está en la repetición

Hemos hablado de propósitos deportivos, pero se puede extrapolar a la mayoría de objetivos.

Como en tantas otras áreas la repetición es nuestra aliada. Al principio notaremos resistencia al llevar a cabo la tarea en cuestión, pero a medida que lo repetimos el esfuerzo psicológico será menor.

Crearemos rutinas, por ejemplo: entrenar, ducharnos, tomar un café y empezar a trabajar. Estas rutinas evitan la lucha mental entre "lo hago" y "no lo hago".

ARTÍCULOS RELACIONADOS