Dani Rodríguez hace balance
Foto: Daniel Rodríguez
Actualidad / Triatlón / Dani Rodríguez hace balance

Dani Rodríguez hace balance

El madrileño Daniel Rodríguez mira a 2022 con optimismo. Con una recién estrenada paternidad hace apenas unos días, el responsable de Wolves Factory ha esperado a la primera semana de febrero para hacer balance de una temporada, la pasada, en la que le hemos visto competir a nivel nacional e internacional.

Triunfos en el Triatlón de Santa Olaya -cuarto en su palmarés-, en Triatlón de Gijón, en el TexasMan Triathlon y en Buffman & Squeaky Triathlon -ambos en tierras norteamericanas-, además de un quinto puesto en Desafío Castilla y León y un undécimo en IRONMAN 70.3 Florida.

En su publicación de Instagram, colgada ayer por la noche, analiza cada uno de los tres segmentos que componen el triatlón, además de la nutrición.

Natación

"Muy lejos de volúmenes de épocas anteriores", explica el triatleta afincado en tierras asturianas, "pero realizando el ochenta por ciento en el mar a ritmo competición he optimizado lo invertido en el agua siendo más efectivo en carrera".

Desde su punto de vista, lograr salir bien posicionado o en grupo de cabeza, le ha ayudado a vivir todas las carreras con opciones reales de poder pelear por los puestos de referencia.

dani rodriguez santa olaya
Foto: Club Natación Santa Olaya

Ciclismo

A lo largo de 2021 ha habido, en el segmento ciclista, mucho trabajo específico. Después de invertir en material -apoyacodos a medida- y ponerse en las manos de Jaime Menéndez de Luarca y Yago Alcalde, "rodillo y velódromo, salidas largas por terreno rompepiernas".

¿Para qué ha servido? Para "medir, comparar y poner más interés en pequeños detalles en cuanto a material y aerodinámica".

"Mi mejor segmento ciclista hasta el momento fue el que me puso a tiro la victoria en Triatlón de Gijón, solo a la T2". Esto le permitió afrontar los kilómetros finales de carrera a pie sin "la compañía de especialistas con Fernando Barroso o Dani Muñiz".

dani rodriguez running
Foto: Instagram // Dani Rodríguez

Carrera a pie

Hace apenas unas semanas Dani contaba cómo había cambiado su percepción de los rodajes largos, y lo corrobora en su resumen anual: desde su punto de vista, 2021 ha sido un año de "ampliar y cogerle el gusto a los rodajes largos, a las cuestas largas, de machacar el punto dulce... sin olvidarme de los trabajos a umbral y a velocidad VO2Max".

Estos trabajos sirven para, al bajarse de la bicicleta, tener opciones reales: "optando a correr en ritmos en torno a 3'40" por kilómetro relativamente fácil".

"Me quedo con el segundo mejor parcial en Desafío Castilla y León persiguiendo a Javi Pérez".

Nutrición

"El eslabón que une todo lo anterior y sin la que nunca habría progreso", escribe, dedicándole unas líneas a la gran olvidada de nuestro entrenamiento.

Dos aspectos ha variado a lo largo del año pasado: "medir mejor la ingesta de carbohidratos, en función de la carga de entrenamiento, y aumentando el consumo de la proteína a 1'5-2 gramos por kilo y día".

Por otro lado, Dani ha buscado una "composición corporal y tejido muscular de mayor calidad". En este sentido ha mejorado el sistema de almacenamiento y de combustión de energía, y ha logrado una mayor flexibilidad metabólica "al perfeccionar el uso de las grasas".

Para esto, como ya hemos escuchado en múltiples ocasiones, ha aprendido a "ir despacio cuando toca".

En definitiva, un año positivo, de aprendizaje y afianzamiento. En sus propias palabras, como conclusión, "la tendencia natural ha de ser la de mejorar si además de constancia, le ponemos observación, curiosidad y cariño".

ARTÍCULOS RELACIONADOS