Foto: Instragram // Desiree Linden
Actualidad / Running / Desiree Linden, ganadora de Boston 2018, un mes sin correr ni un paso

Desiree Linden, ganadora de Boston 2018, un mes sin correr ni un paso

Pasarnos un mes en blanco de correr es algo que a todo corredor y triatleta le estresa. Ya sea por lesión, por obligación, por falta de tiempo o por lo que sea, cuesta asumir que no vamos a correr un kilómetro en unos días. Pero tampoco es que pase nada. Dada la situación que hemos vivido, sin carreras a la vista o al menos como eran antes, no pasaría nada por colgar las zapatillas un tiempo.

Y cuando lees este tuit de una excampeona del maratón de Boston 2018, y dos veces olímpica con el equipo estadounidense, Des Linden, es cuando te das cuenta que no pasa nada por dejar de correr un mes. Curioso el mensaje que publicaba el pasado 25 de junio en sus redes sociales: "Me he pasado un mes completo sin correr un paso. Salgo a dar la bienvenida de nuevo a trotar."

Puede que Linden no se haya preocupado por su tiempo libre, pero, para muchos de nosotros, un mes parece mucho tiempo. ¿Qué pasará con tus estadísticas de Strava? ¿Cómo afectará esto a tu estado de entrenamiento en tu reloj? Olvida las métricas, ¿podrás volver a correr después de tanto tiempo libre?

La respuesta es muy sencilla: Sí, aunque es probable que pierdas algo de forma física. Hasta ahí, todo claro.

Después de unas semanas de poco o ningún ejercicio, nuestro corazón empieza a dar muestras significativas de desentrenamiento, según un estudio de 2018 sobre corredores de maratones publicado en el Journal of Applied Physiology. Las personas adultas que se tomaron un mes de descanso después de seguir una rutina cardiovascular regular durante cuatro meses consecutivos perdieron casi todos sus niveles aeróbicos en ese mes, según una investigación anterior publicada en Nutrition, Metabolism and Cardiovascular Diseases.

Pero un mes no es tanto tiempo y los atletas de élite se recuperan rápidamente, aproximadamente en un mes Des Linden podría estar donde estaba antes de tomarse este mes de descanso. Así que si estás tentado de tomarte un tiempo libre de correr para darle un descanso a tu cuerpo o recuperar tu motivación, puedes mantener la mayor parte de tu estado físico haciendo un poco de entrenamiento cruzado.

Mientras que la condición física aeróbica comienza a disminuir en siete a 14 días, la pérdida de músculo típicamente comienza a ocurrir en tan solo tres días.

Ese mes de descanso puede ser una buena idea ahora mismo. Recuerda que el entrenamiento es un factor estresante. Si ya vivimos una situación que no es del todo normal ni mucho menos, estrés y entrenamiento de alta intensidad nos puede llevar al sobreentrenamiento y agotamiento. Por eso, es buen momento para tomarse unas semanas libres de correr, que ya vendrán tiempos mejores.

Para la mayoría de nosotros, sin embargo, tomarse un mes de descanso para correr no significa quedarse tirado en un sofá. La mayoría de las investigaciones muestran que tres sesiones semanales de al menos el 70 por ciento del máximo de VO2, ya sea de natación o bicicleta van a ser muy útiles para mantener nuestro nivel aeróbico.

Cuando estés listo para volver a correr, hazlo con calma. No asumas que es como bajar el ritmo de una carrera y que cuando vuelvas, estarás aún más en forma. Especialmente hay que tener mucho cuidado con el estrés ortopédico de correr. No hay nada como el impacto que experimentas cuando estás corriendo, así que si tus tendones y músculos no han experimentado ese tipo de estrés excéntrico en un tiempo, tu sistema cardiovascular puede estar muy por delante de tu sistema músculo-esquelético en términos de preparación para ir lejos o trabajar duro.

Y si esa primera carrera de vuelta al entrenamiento no va tan bien como esperabas, consuélate sabiendo que incluso los profesionales como Des Linden luchan, pero no es peor el primero que el segundo día. ¡Ánimo!

ARTÍCULOS RELACIONADOS