Emilio Aguayo pone nombre al dolor con el que convivía desde 2017
Actualidad / Triatlón / Emilio Aguayo pone nombre al dolor con el que convivía desde 2017

Emilio Aguayo pone nombre al dolor con el que convivía desde 2017

En el mundo del triatlón, la superación es una cualidad tan valorada como la velocidad y la resistencia. Emilio Aguayo ha demostrado tener todas estas cualidades, especialmente tras revelar su lucha contra un desafío que ha marcado su carrera desde 2017.

El vigente campeón de España de Larga distancia ha estado batallando contra un enemigo silencioso que afectaba su rendimiento y calidad de vida: un mixoma intramuscular en su pierna izquierda.

El mixoma intramuscular es un tipo de tumor benigno que se desarrolla en los tejidos blandos. A pesar de ser benigno, el impacto de este tumor en el rendimiento de un atleta puede ser devastador.

En su caso, el tumor, con un tamaño considerable de 6 x 3.5 x 3.2 cm, ha sido el causante de lesiones recurrentes en la parte posterior e interna de la pierna izquierda. Estas lesiones no solo han sido un obstáculo en su entrenamiento, sino que también han afectado su capacidad para competir al más alto nivel.

Un nuevo comienzo

Desde hace ocho años, Aguayo ha vivido con un dolor constante, una sombra que lo seguía en cada entrenamiento y competición. La naturaleza de su lesión, un tumor benigno que crecía en su pierna, representaba un misterio y una fuente de frustración. Esta neoplasia no solo era una masa física que alteraba la mecánica de su cuerpo, sino que también se convirtió en una barrera psicológica, probando su resiliencia y determinación.

El impacto del mixoma intramuscular en un atleta de su talla no puede subestimarse. Este tipo de tumor, aunque benigno, puede tener efectos profundos en la funcionalidad muscular, provocando síntomas como sobrecargas, descompensaciones y calambres que son particularmente debilitantes para alguien cuya carrera depende de la capacidad física.

Para el triatleta valenciano, esto significaba enfrentar a un rival anónimo que no solo lo desafiaba en el plano físico sino que también planteaba preguntas sobre su futuro en el deporte que ama. La revelación de este diagnóstico arroja luz sobre la causa de sus problemas físicos y marca el comienzo de un nuevo capítulo en su carrera.

IRONMAN Cozumel fue su última prueba

Y es que esta lesión ha tenido lastrado a Aguayo durante gran parte de la temporada pasada. La gota que colmó el vaso fue el DNF en IRONMAN Cozumel. El valenciano redactó un comunicado en su cuenta personal de Instagram contando cómo se sentía tras un nuevo obstáculo.

"Otro DNF en 2023, otro DNF en Cozumel, otro DNF en IRONMAN. Primero la lesión que llevo arrastrando toda esta segunda parte de la temporada, no lo ha hecho nada fácil, y el participar en México fue una decisión de última hora muy meditada (ojalá la decisión hubiese sido otra, viéndolo ahora)", explicaba en el comunicado que subió.

Emilio Aguayo carrera a pie Triatlón Frómista
Foto: Emilio Aguayo // Triatlón Frómista

En el final del texto, después de explicar todas las dificultades que supuso IRONMAN Cozumel (donde se canceló la natación la misma mañana de la prueba). "Llevo meses luchando contra mi cabeza y siendo más fuerte que ella. Pero ya está bien por este 2023. Ya no puedo más. Quiero que pasen los dos días rápidos + el día de viaje, y estar con mi familia y desconectar. Lo necesito", cerraba así el texto con el explicaba esas sensaciones amargas de final de temporada.

ARTÍCULOS RELACIONADOS