Actualidad / Triatlón / Emilio Aguayo también sabe sufrir en corta distancia

Emilio Aguayo también sabe sufrir en corta distancia

Emilio Aguayo tiene una cita grabada a fuego en su calendario: el 9 de octubre de 2021, cuando salte a las aguas del Pacífico desde el Pier en Kailua Bay, Kona.

Será cuando se celebre el Campeonato del Mundo de IRONMAN, para el que logró la clasificación hace prácticamente dos años, cuando el 8 de septiembre de 2019 se hacía con la victoria en IRONMAN Wisconsin.

De cara a ese día, el Bisonte no para, y hoy ha demostrado que el punto de intensidad lo tiene. "Desde 2018 sin correr un sprint con drafting", escribía en su cuenta de Instagram, recordando la victoria en Fuente Álamo de hace tres años, cuando se impusto al hoy ciclista de Astana Javier Romo, y a Roberto Sánchez.

"Hoy tocaba hacerlo en el Infinitri de Villarreal".

Era su vuelta a la competición tras su abandono en el Campeonato de España de Larga distancia, el 140.6Inn y pese a la inactividad, no ha decepcionado.

El valenciano se ha impuesto en la prueba con un tiempo de 58:54, más de dos minutos antes que el segundo clasificado, Joan Monfort, y prácticamente cuatro sobre Francisco Manuel Ramirez Rueda.

"No me acordaba lo que se puede llegar a sufrir en una prueba tan corta", concluía Emilio su crónica.

El discípulo de Roberto Corujo tiene por delante dos meses y medio de duro trabajo. "Terminado el primer bloque de entrenos para Kona. Mañana empieza un segundo bloque mucho más específico y ya me muero de ganas".

Victoria en pareja

Su alegría ha sido compartido, ya que Natalia Bermúdez, su pareja, se ha hecho con el triunfo en la prueba femenina, por delante de Tania Martínez y Yolanda Mir.

"Con un poco de incertidumbre pero con muchas ganas de retomar la sensación de ir a tope, del drafting y del coger aire al comenzar y soltarlo al llegar", escribía hace unos días Natalia en su cuenta.

ARTÍCULOS RELACIONADOS