Entrenamiento en hipoxia: ¿qué ventajas tiene?
Fuente: Canva
/ Ciclismo / Entrenamiento en hipoxia: ¿qué ventajas tiene?

Entrenamiento en hipoxia: ¿qué ventajas tiene?

El entrenamiento en hipoxia ha emergido como una estrategia innovadora dentro del mundo del fitness y la preparación física, llamando la atención de atletas, entrenadores, y aficionados por igual.

La premisa es sencilla: someter al cuerpo a condiciones de baja disponibilidad de oxígeno para estimular adaptaciones fisiológicas que potencian el rendimiento deportivo. Pero, ¿cuáles son las ventajas reales de este enfoque? 

Definición y principios básicos de la hipoxia

La hipoxia es un término médico que hace referencia a una situación en la que los tejidos del cuerpo humano reciben una cantidad insuficiente de oxígeno. Esta condición puede ser causada por diversos factores, como la altitud elevada, enfermedades pulmonares, problemas cardíacos, obstrucción de las vías respiratorias, entre otros.

La hipoxia puede ser aguda, como en el caso de una persona que se ahoga y experimenta una reducción rápida en el suministro de oxígeno, o crónica, cuando se produce de manera gradual a lo largo del tiempo, como en el caso de personas que viven en áreas de gran altitud.

En el contexto del entrenamiento en hipoxia, se induce artificialmente una situación de baja concentración de oxígeno para estimular adaptaciones fisiológicas en el cuerpo. Esto se logra utilizando dispositivos como máscaras de entrenamiento o cámaras de hipoxia. Al exponer al cuerpo a estas condiciones desafiantes, se activan una serie de respuestas adaptativas que pueden mejorar el rendimiento deportivo.

Los principios básicos de la hipoxia se fundamentan en la capacidad del cuerpo humano para adaptarse y sobrevivir en entornos con bajos niveles de oxígeno. Cuando se reduce el suministro de oxígeno, el cuerpo responde aumentando la producción de glóbulos rojos para transportar más oxígeno a los tejidos, así como estimulando la formación de nuevos vasos sanguíneos para mejorar la circulación. Además, se activan mecanismos celulares que mejoran la capacidad de las células para utilizar el oxígeno disponible de manera más eficiente.

ciclismo
Fuente: Canva

Beneficios del entrenamiento en hipoxia para el rendimiento deportivo

Las aportaciones de este tipo de entrenamiento son diversos y abarcan tanto aspectos físicos como fisiológicos. Algunas de las ventajas más significativas que este tipo de entrenamiento puede ofrecer a los atletas son:

Mejora en la capacidad aeróbica

El entrenamiento en hipoxia estimula adaptaciones fisiológicas que mejoran la capacidad del cuerpo para utilizar oxígeno durante el ejercicio. Esto se traduce en una mejora en la eficiencia de los sistemas cardiorrespiratorios y una mayor resistencia aeróbica. Los atletas que entrenan en hipoxia suelen experimentar una reducción en la frecuencia cardíaca y en el consumo de oxígeno durante el ejercicio. Esto permite mantener esfuerzos de alta intensidad durante períodos más prolongados.

Incremento de la capacidad anaeróbica

Aunque el entrenamiento en hipoxia se asocia principalmente con mejoras en la capacidad aeróbica, también tiene beneficios en la capacidad anaeróbica. Se ha demostrado que la hipoxia intermitente aumenta la producción de lactato y mejora la tolerancia a la acumulación de ácido láctico en los músculos. Ayuda a los atletas mantener esfuerzos intensos durante más tiempo antes de fatigarse.

Optimización de la composición corporal

El entrenamiento en hipoxia tiene efectos positivos sobre la composición corporal. Sobre todo, en todo lo que respecta a la reducción de la grasa corporal y el aumento de la masa muscular magra. Esto se debe en parte a que el entrenamiento en condiciones de baja disponibilidad de oxígeno aumenta la tasa metabólica basal, lo que resulta en una mayor quema de calorías tanto durante el ejercicio como en reposo.

Mejora en la recuperación muscular

Se ha observado que el entrenamiento en hipoxia acelera la recuperación muscular después del ejercicio intenso. Esto se debe a que la hipoxia estimula la producción de factores de crecimiento y proteínas reparadoras en los tejidos musculares. Esto facilita la reparación y regeneración de las fibras musculares dañadas durante el entrenamiento.

Incremento en la producción de glóbulos rojos

La exposición intermitente a la hipoxia ha demostrado aumentar la producción de glóbulos rojos en el cuerpo, lo que mejora la capacidad del organismo para transportar oxígeno a los tejidos durante el ejercicio. Esto es especialmente beneficioso para atletas que compiten en deportes de resistencia, donde la capacidad aeróbica es crucial para el rendimiento.

ciclismo
Fuente: Canva

¿Qué sucede con la capacidad aeróbica y anaeróbica?

El entrenamiento en hipoxia ofrece mejoras notables tanto en la capacidad aeróbica como en la anaeróbica de los atletas. En el ámbito aeróbico, este tipo de entrenamiento estimula adaptaciones fisiológicas que optimizan la eficiencia del cuerpo en la utilización de oxígeno durante el ejercicio. Esto se traduce en una mayor resistencia y en la habilidad para sostener esfuerzos de alta intensidad durante períodos prolongados, lo que resulta especialmente beneficioso para deportes de resistencia.

Por otro lado, en términos de capacidad anaeróbica, se ha observado que la hipoxia intermitente aumenta la producción de lactato y mejora la tolerancia a la acumulación de ácido láctico en los músculos. A los atletas les sirve para poder realizar esfuerzos intensos durante más tiempo antes de fatigarse. Esta combinación de adaptaciones aeróbicas y anaeróbicas contribuye a una mejora global en el rendimiento deportivo. Los atletas tienen una ventaja competitiva significativa en una amplia gama de disciplinas atléticas.

Aceleración de la recuperación muscular

El entrenamiento en hipoxia no solo impacta en el rendimiento durante el ejercicio, sino que también ofrece beneficios notables en la recuperación muscular post-entrenamiento. Se ha observado que la exposición intermitente a la hipoxia estimula la producción de factores de crecimiento y proteínas reparadoras en los tejidos musculares. Esa producción facilita la reparación y regeneración de las fibras musculares dañadas durante la actividad física intensa.

Este proceso acelerado de recuperación permite a los atletas minimizar el tiempo de inactividad entre sesiones de entrenamiento. Este beneficio, a su vez, les permite entrenar con una mayor frecuencia y volumen sin el riesgo de sobreentrenamiento o lesiones. Además, la capacidad mejorada del organismo para recuperarse rápidamente del estrés físico contribuye a una reducción en el riesgo de lesiones crónicas. Esa disminución en el riesgo lleva a un mantenimiento de un estado óptimo de salud muscular a largo plazo.

Además de facilitar la reparación de los tejidos musculares, el entrenamiento en hipoxia también ayuda a reducir la inflamación y el dolor muscular asociados con el ejercicio intenso. Se ha sugerido que la exposición a la hipoxia puede modular la respuesta inflamatoria del cuerpo, reduciendo la liberación de ciertas citoquinas proinflamatorias y promoviendo la liberación de factores antiinflamatorios.

¿Qué beneficios tiene la aceleración muscular?

Esto resulta en una recuperación más rápida y menos dolorosa después del ejercicio. De esta manera, se permite a los atletas volver a entrenar con mayor prontitud y mantener un nivel de rendimiento óptimo a lo largo del tiempo. En conjunto, estos efectos combinados de aceleración de la reparación muscular, reducción de la inflamación y alivio del dolor contribuyen a una mejora significativa en la capacidad de los atletas para recuperarse de manera efectiva después del ejercicio intenso, lo que les permite alcanzar sus objetivos de entrenamiento de manera más eficiente y consistente.

Un simulador de ciclismo puede ser una herramienta valiosa para los entrenamientos en hipoxia. Sobre todo, para los ciclistas que buscan mejorar su rendimiento en altitudes elevadas o para aquellos que desean simular estas condiciones sin necesidad de trasladarse a un lugar específico. BKOOL es una de las maneras de simular las condiciones de altitud de los grandes puertos.

BKOOL es el simulador de ciclismo más completo del mercado. ¡Pruébalo GRATIS durante 30 días!

ARTÍCULOS RELACIONADOS