Actualidad / Triatlón / Gustavo Rodríguez: "El ironman es la distancia a la que aspiro"

Gustavo Rodríguez: "El ironman es la distancia a la que aspiro"

En 2010 decidió dejar el ciclismo profesional para dar el salto al duatlón y al triatlón. Poco después se convirtió en un clásico en los podios de la media y larga distancia de nuestro país, en las que lo ha ganado casi todo. Camino de cumplir 39 años, Gustavo Rodríguez desprende la misma energía y ganas de un chaval al que le quedan muchos sueños por cumplir. A este 2018, posiblemente el año más ambicioso de su carrera deportiva, se enfrenta con una ilusión arrolladora y con la intención de sacar alguna espina clavada.

Mar de Pulpí, en la provincia de Almería, ha sido de nuevo el destino escogido por el gallego para la primera concentración de esta temporada. Un lugar propicio para por "las instalaciones, las facilidades y, sobre todo, el clima, que permite estar ahora entrenando de corto" y que afirma preferir a la mítica isla de Lanzarote. Junto al grupo de Omar González, donde están Fernando Alarza, Antonio Serrat, Cristobal Dios o Joselyn Brea entre otros, y con el que acostumbra a compartir horas de entrenamiento, comienza a trabajar en la base para esta nueva temporada. "El grupo que tenemos montado nos hace todo más fácil, son pequeños detalles que luego se acaban notando en la temporada. El año pasado vinimos aquí por primera vez y creo que hice la primera parte del año más fuerte en lo que llevo en el triatlón. Este año la idea es repetir ese plan".

Unas molestias en el tibial han condicionado la primera semana en Almería, pero Gustavo espera volver a la normalidad en breve. "Es más duro a veces ver como se van los demás a entrenar y a ti te toca quedarte que hacer los entrenamientos, pero a ver si para la siguiente ya puedo empezar a correr. Llevo dos días en bici, así que ya se va normalizando un poquito todo".

Concentración en Mar de Pulpí

"Voy a estar un mes, para unir con Orihuela", allí intentará revalidar el título de Campeón de España de Duatlón de Media Distancia. "Yo creo que llegaré a tiempo, igual no para estar al 100% a pie, pero sí estar mínimamente.  Si la cosa se va complicando un poquito más igual Orihuela se empieza a complicar a ver cómo va, en eso ya no puedo hacer nada a parte de confiar y ser siempre positivo. Para ser negativo siempre tenemos tiempo".

El del Tri-Penta Terras de Lugo espera estar en breve aprovechando al máximo la concentración en Almería. "En casa normalmente alterno sesiones de piscina con bici o sesiones de piscina con carrera o gimnasio. Aquí la cosa es embrutecerse", comenta entre risas. "Empezamos a nadar a las 07:30 antes de desayunar, tomamos algo ligero y vamos para la piscina donde hacemos sobre 5.000 metros. Venimos a desayunar y sobre las 10:30 salimos en bicicleta. Llegamos sobre las 15:00, descansamos un poco y a las 17:30 ahora mismo veo como salen a correr el resto y me quedo mirando con ganas de salir a correr con ellos" Sin duda alguna, una agenda exigente. "Después rematamos el día en el gimnasio, depende de como haya sido la carrera damos un poco más de intensidad o hacemos una sesión más distendida con estiramientos y core. Cena y al día siguiente vuelve a empezar la rueda".

Gustavo Rodríguez
Fuente: Facebook Gustavo Rodríguez

Análisis de la temporada 2017

2017 fue un año con algunos contrastes para el de Tuy. Fue campeón de España de Duatlón y Triatlón de Media Distancia, ganó en Bilbao, en Buelna e hizo podio en Zarautz y en el nacional de Larga Distancia de Ibiza. "Echando la vista atrás sí que fue una entrada de año muy buena que me dejaba las expectativas para el iroman que es lo que he dejado para la última parte muy altas. Venía ya con tres años que estaba dando cada vez un poquito más en la larga distancia, en los últimos larga distancia había hecho podio y me estaba notando más fuerte en bici". 

Sin embargo en la segunda parte para el pontevedrés fue como "pasar de estar arriba a chocarse con la realidad". Unas molestias en la espalda durante el triatlón de Embrun le impidieron acabar la prueba que había preparado con más intensidad. "Desde que llevo en esto, tanto como ciclista o como triatleta, creo que nunca tuve una obsesión tan grande con una carrera y ya no es que no salía, si no que me tuve que retirar y fue un palo bastante grande", reconoce.

"Luego el europeo salió más o menos bien pero no salió el día y otra retirada en Challenge Madrid me deja un sabor de boca en ese aspecto un poquito malo porque es la distancia a la que aspiro. A nivel personal ahora mismo supone un reto y lo intentaremos este año con las mismas ganas y esperemos que de las cosas que salen mal se aprenda y podamos seguir evolucionando".

2018 con Kona en el punto de mira

Hace poco anunciaba su intención de estar en Kona en 2019, para disputar el Campeonato del Mundo de Ironman. "Me gustaría dar un poquito el salto a la larga, pero no dejar del todo la media distancia, al final dependemos mucho de los resultados de la media entonces me parece que se va a repetir un poquito la dinámica de otros años y la primera parte dedicarla a la media y la segunda a la larga y a empezar a buscar la clasificación a Kona con las pruebas de final de año" 

Al gallego le gustaría intentarlo en Gales, "es un circuito con un clima muy de Galicia, de lluvia. No es lo que más se disfruta pero al final los circuitos con lluvia siempre me vinieron bien, saco bastante rendimiento. Es un circuito duro, de repechos, toboganes y una prueba que a priori me gusta y querría preparar". Sin embargo, falta ver cómo son los criterios definitivos para Hawaii 2019. Con algunas cosas todavía en el aire para Gustavo "es por lo menos más justo""Creo que son criterios que nos benefician un poquito sobre todo a la gente que tenemos más dificultades económicas. Al final la jugada te puede salir más fácil, no necesitas estar siguiendo tanto el circuito", comenta.

"Si tienes nivel para estar en podios probablemente sea más asequible y no tengas que ir pellizcando puntos en diferentes sitios. La idea es tener ese nivel y preparar ese disparo, afinar la puntería. Es una arma de doble filo, si te sale bien a la primera pues es la hostia, ya queda la cosa despachada, si tienes que estar ahí ametrallando la cosa ya no tanto", afirma entre risas. "A mí me gusta más y me parece un criterio en el que prima más el nivel deportivo que el presupuesto que tengas y me parece justo, a ver qué tal sale".

Lo que si tiene claro es que ganas e ilusión no le faltan, y cierto es que la cara de Tavo no engaña cuando habla. "Tengo muchas ganas de llegar, de probarme, de empezar bien el año, de entrenar. Pocos años he tenido esa ilusión, ver que peleas y que no acaba de salir al final es un revulsivo".

Desafíos económicos en el triatlón

Enfrentarse al reto de estar en Kona supone no sólo un desafío deportivo para deportistas como él, si no también un reto económico. "La verdad que sigue sigue costando mucho, a veces cuesta encontrar un poquito marcas que valores el esfuerzo real y al final esto es dedicación plena y a la hora de buscar patrocinios las marcas tienen que entender que debe haber un reporte económico por las dos partes", cuenta el campeón de España, que cuenta con GoldNutrition como uno de sus patrocinadores de referencia.

Y, aunque hay cierta evolución y algunas cosas mejoran "cada año hay que pelear todo. Este año por ejemplo estamos teniendo problemas con las bicicletas, las peleas de todos los años, al final no cambian mucho". A pesar de ello, Gustavo se ríe y sabe tomárselo con sentido del humor y cierta filosofía.

"Nosotros lo único que podemos hacer es cuidar pequeños detalles en lo que respecta un poquito a comunicación, a redes sociales, que a veces sí que cuesta. Sobre todo cuando estás entrenando a un nivel; a veces se nos pide cosas que nos son fáciles ya que no somos profesionales de esto, pero no queda otra. Este año ya tengo un equipo que me echa una mano en esto y la idea es dar más retorno a quién apuesta un poquito en la marca, que al final no dejamos de hacer eso, hacer marca con tu nombre". 

A pesar de ser un deporte en auge y al que cada vez llegan más deportistas "a nivel profesional pues igual no está teniendo el retorno (...)  y ahora pues falta que se profesionalice un poquito más el tema", apunta. "Lo que está claro es que en la distancia larga si que el sistema de equipos más profesionalizados podría funcionar. En la distancia olímpica el formato de selecciones para el deportista es desastroso porque estás cerrando a las marcas la posibilidad de disputar el circuito más importante. Dependerán de becas y seguirán dependiendo de becas mientras eso sea así, porque va a ser muy difícil convencer a una empresa para que apoye a un deportista de ese nivel si luego no pueden correr el circuito importante con esa marca".

ARTÍCULOS RELACIONADOS