Errores comunes en la plancha abdominal y cómo evitarlos
Foto: Envato Elements
Trucos y curiosidades / Errores comunes en la plancha abdominal y cómo evitarlos

Errores comunes en la plancha abdominal y cómo evitarlos

La plancha abdominal es uno de los ejercicios más populares para fortalecer y tonificar el abdomen. Sin embargo, es común ver a muchas personas realizando este ejercicio de manera incorrecta, lo que puede generar lesiones y no lograr los resultados deseados.

Como en otros tantos entrenamientos relacionados con la fuerza, el hecho de no llevar a cabo el ejercicio de manera correcta puede suponer un mayor riesgo de lesión. De ahí la importancia de saber la técnica correcta para llevarlo a cabo.

No mantener la posición adecuada

Uno de los errores más comunes en la plancha abdominal es no mantener la posición adecuada del cuerpo.

Muchas personas se desploman hacia el suelo o levantan el trasero, lo que reduce la intensidad del ejercicio y no trabaja de manera efectiva los músculos abdominales.

Para evitar este error, es importante asegurarse de mantener una postura correcta: cuerpo recto, brazos extendidos hacia adelante y espalda recta.

plancha abdominal
Foto: Canva

No mantener la tensión de manera constante

Otro error común es no mantener la tensión en los abdominales durante todo el ejercicio. Muchas personas dejan de contraer los abdominales después de unos segundos, lo que reduce la intensidad del ejercicio y no permite trabajar de manera efectiva los músculos.

Para evitar este error, es importante mantener la tensión en los abdominales durante todo el ejercicio y no relajarse en ningún momento.

Cuello en tensión

Pero ese "mantener la tensión de manera constante" no afecta a todo el cuerpo, solo nos hemos de centrar en la parte abdominal. Y no, por ejemplo, en el cuello.

Esta postura puede generar dolor en el cuello y en la espalda, lo que puede provocar lesiones.

¿Cómo conseguir no trasladar la tensión a la zona superior? La clave está en mantener la cabeza en una posición relajada. Esto nos llevará a no forzar el cuello durante el ejercicio.

Mala respiración

Otro de los errores de la plancha abdominal es no respirar adecuadamente. Muchas personas retienen la respiración durante el ejercicio, lo que puede provocar mareos y desmayos. Para evitar este error, es importante respirar de manera regular durante el ejercicio, inhalando por la nariz y exhalando por la boca.

No calentar

Finalmente, es común ver a muchas personas realizando el trabajo de core sin calentar previamente. Esto puede provocar lesiones en los músculos abdominales y en la espalda, ya que los músculos no están preparados para el esfuerzo.

Para evitar este riesgo innecesario, es importante realizar un calentamiento previo antes de comenzar el ejercicio, con ejercicios suaves como caminar, pequeñas sentadillas y ejercicios suaves que dinamicen y activen la zona que vamos a trabajar. Nos bastará con entre cinco y diez minutos de calentamiento, no más.

plancha abdominal
Foto: Canva

¿A qué lesiones nos enfrentamos si hacemos mal la plancha abdominal?

Una de las más comunes es la contractura muscular, que se produce cuando los músculos del abdomen se contraen de manera excesiva y se lesionan. Esto puede provocar dolor y dificultad para realizar movimientos de flexión o rotación del tronco.

Otra lesión que puede ocurrir al realizar mal la plancha abdominal es la hernia discal, que se produce cuando un disco intervertebral se desplaza y presiona sobre los nervios de la columna vertebral. Esto puede causar dolor en la espalda, debilidad muscular y sensación de entumecimiento en las piernas.

Por otro lado, la plancha abdominal también puede generar problemas en la columna vertebral, como la escoliosis o la lordosis. Estas deformidades pueden provocar dolor y malestar en la espalda, así como dificultad para realizar movimientos cotidianos como caminar o levantar objetos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS