Trucos y curiosidades / Ciclismo / ¿Es Tuvalum seguro? Estas son las protecciones al vendedor (y al comprador)

¿Es Tuvalum seguro? Estas son las protecciones al vendedor (y al comprador)

Ya anteriormente enseñamos cómo utilizar Tuvalum para comprar una bicicleta de segunda mano. Pero hoy vamos a explicar detenidamente si es seguro Tuvalum para comprar y vender, y sobre todo cómo protege la marca tanto al comprador como al vendedor durante toda la transacción.

Si hacéis una búsqueda por redes o foros, es una de las grandes incógnitas entre los ciclistas neófitos que se acercan a la plataforma por primera vez. De hecho la búsqueda "¿es seguro Tuvalum?" arroja más de 31.000 resultados, lo que nos invita a pensar que hay interés en resolver la incógnita.

Desde la propia página de Tuvalum, sus fundadores, Alejandro Pons e Ismael Labrador, resaltan que este portal de compraventa "está pensado para eliminar los riesgos y engaños que se producen a diario en webs y aplicaciones de segunda mano".

Ese fue su objetivo desde un primer momento: “Nuestra finalidad era garantizar al comprador la seguridad de poder adquirir un artículo y que te llegue bien”, explica Ismael Labrador.

¿Y cómo lo hacen?

Pago 100% seguro

Los compradores pagan directamente a través de la web, pudiendo elegir el método: tarjeta, PayPal, transferencia bancaria o financiar la compra.

Todos los cobros y pagos se gestionan con garantía bancaria y se realizan a través de los protocolos de seguridad más altos para comercio electrónico, siendo los mismos que utiliza el propio Amazon.

Una vez que se verifica que el dinero de la transacción ha llegado a la cuenta de seguridad de Tuvalum, es cuando se da paso a la recogida del producto en casa del vendedor.

Cuando se confirma la entrega del producto al comprador, se transfiere el dinero de la venta a la cuenta bancaria del vendedor. Por lo tanto, el vendedor no recibirá el dinero hasta que el comprador no tenga su adquisición en casa.

Así que desde el punto de vista del pago, sí Tuvalum es muy seguro, ya que las plataformas con las que trabaja son de primera confianza.

Certificado de las bicicletas

Otro aspecto que invita a pensar que Tuvalum es un portal seguro es que todas las bicicletas que se venden pasan por un proceso de certificación técnica que, además, incluye una puesta a punto de transmisión, frenado y engrase.

Es decir, cuando recogen una bicicleta del domicilio del vendedor pasa por un mecánico profesional antes de llevársela al comprador y si hay algún daño grave, lo reparan.

"Si el vendedor no comentó en su anuncio que tenía ese daño, se lo descontamos del precio de venta. Si indicó que efectivamente lo tenía, premiamos su honestidad y no le cobramos nada", explica Ismael Labrador.

Por eso, es recomendable que si vendes una bicicleta en Tuvalum indiques su estado eligiendo entre una serie de desgastes que pudiera tener (cubiertas desgastadas, golpes, roces en bielas, etc.).

Garantías de devolución

Existen garantías de devolución del dinero que protegen al comprador en el caso de que reciba un producto distinto a lo que se anunciaba.

"De alguna forma tenemos que proteger al que compra. Pero también somos muy rigurosos con el proceso de incidencias porque también tenemos que proteger a los vendedores", expresa Labrador.

Sin embargo, Ismael aclara que "por suerte, nuestra comunidad de usuarios suele ser muy honesta y la tasa de devoluciones no llega al 2%. La mayoría de las veces es porque el vendedor olvidó detallar algo en su anuncio o no se dio cuenta de que le faltaba alguna pieza".

De hecho, Ismael recuerda que "la última incidencia fue un casco al que le faltaba una almohadilla".

En el caso de las bicicletas no ocurre lo mismo. Desde la marca afirman que apenas hay incidencias ni reclamaciones de devolución porque se encargan de que no haya sorpresas. "Si por alguna casualidad se nos pasa algo, asumimos nuestro error y tomamos nota para mejorar el proceso", señala el fundador.

es tuvalum seguro devolucion taller mecánico
Foto: Envato Elements

Los costes que supone poner a la venta una bicicleta

Una de las principales críticas que recibe la plataforma por parte de los vendedores son los gastos que se derivan de que algún proceso de la venta no siga los cánones habituales.

Es decir, hablamos de ese "dos por ciento de devoluciones" del que hablaba Ismael Labrador.

Echando un vistazo a las condiciones generales de la contratación, en la web de Tuvalum, se puede ver cuáles son los distintos importes que tendrá que asumir el vendedor:

En el control de conformidad que se realiza una vez la bicicleta llega a las instalaciones de Tuvalum, si la empresa encuentra diferencias entre lo anunciado por el vendedor y lo que se recibe, la empresa adecuará el estado de la bicicleta.

A priori esta es una muy buena decisión, ya que "mejora" la bicicleta como se podría hacer en un concesionario con un vehículo. El inconveniente -y gran crítica por parte de los usuarios- es que "el vendedor deberá asumir los gastos en los que incurra Tuvalum", con un máximo de 75 euros.

¿Y si las reparaciones son más de 75 euros?

Otra opción, ante esta disparidad entre lo presentado y lo que se envía, es que Tuvalum y el vendedor negocien el precio de venta, si las reparaciones a hacer están por encima de 75 euros.

En caso de aceptar, "el vendedor deberá hacerse cargo de los costes derivados", que pasan por sustitución de piezas y mano de obra.

En caso de no aceptar, el coste de devolución de la bicicleta es de 75 euros. Este punto, por lo que hemos podido ver en foros, es el que más chirría a los usuarios disconformes: no logran vender su bicicleta, y además tienen que asumir los costes de la vuelta.

Específicamente en el documento legal de Tuvalum se dice lo siguiente: "En el caso de que una venta sea cancelada y de que el Vendedor desee que se le devuelva el producto, Tuvalum le facturará una suma fija de 75 euros (75€) -impuestos incluidos- en concepto de artículo no conforme".

Según explican, esta cantidad son los gastos derivados del envío de la caja especial de embalaje, la recogida de la bicicleta, las horas de gestión y análisis por parte de los trabajadores de la marca y de la devolución en sí.

Seis meses para solicitar la devolución

En caso de que no haya solicitud de devolución en seis meses, Tuvalum se reserva la opción de asumir la propiedad de la bicicleta, que, como se puede leer, destruirá o donará con fines benéficos si su estado así lo permite.

Conclusión

Está claro, a tenor de lo que explicamos en la primera parte del artículo, que comprar y vender a través de Tuvalum es seguro: se utilizan plataformas de confianza, la empresa tiene unos volúmenes importantes de negocio, y el grosso de los clientes tienen una satisfacción alta.

No obstante, has de tener en cuenta que lo que vendes se ajusta a la realidad de lo que envías, ya que entonces, si hay diferencias, sí que pueden comenzar a sucederse momentos y situaciones tensas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS