¿Estamos usando frases motivacionales por encima de nuestras posibilidades?
Foto: Niggel Roddis // Getty Images
Salud y Nutrición / ¿Estamos usando frases motivacionales por encima de nuestras posibilidades?

¿Estamos usando frases motivacionales por encima de nuestras posibilidades?

Bueno… Por fin habemus gobierno y la estabilidad vuelve a fluir por nuestras vidas. Como he escuchado tantas veces estos últimos años eso de que “hemos vivido por encima de nuestras posibilidades” hoy quería darle una vuelta al asunto:

Frases motivacionales: ¿Motivan o ayudan a hundirnos?

Mi propósito es no criticar a nadie. Así que espero que nadie se sienta ofendido. Los que me conocen ya pueden imaginar que la idea va de si las frases motivacionales no estarán siendo en ocasiones como cuando meas contra el viento o escupes hacia el cielo… Que se puede volver en nuestra contra.

Después de varios años trabajando como coach y como entrenador y sobre todo después de vivir el boom de los deportes de resistencia a nuestro alrededor, pensando en lo que las redes sociales nos muestran y en lo que compartimos, me preguntaba el otro día si no estaremos utilizando frases motivacionales por encima de nuestras posibilidades.

He elegido sólo tres de mis "malditas-favoritas":

  • Si quieres puedes.
  • No pain, no gain.
  • El sufrimiento es pasajero, la gloria es eterna.

En fin, hay tantas…

Frases y citas que encabezan desde capítulos de libros a publicaciones y fotos de facebook, twitter, instagram, etc.

No las voy a demonizar. Para cada uno de nosotros tienen sentido. Nuestra vida y nuestras experiencias se la dan. Igual que hay personas que te ayudan a cruzar la línea de meta de una prueba en los momentos de flaqueza, hay afirmaciones que modifican nuestro estado de ánimo y convierten por tanto momentos duros en momentos más llevaderos. Salir a entrenar esos días de frío a las 6 de la mañana. Encarar de mejor modo la recuperación de esa lesión. Ver “luz al final del tunel” en ese momento complicado que estás pasando en tu trabajo o tu vida personal…

El otro día tuve ocasión de ver “El cazador de cerebros” (¡Sí, soy de esos que ve La2!) un programa en el que de algún modo se hablaba de la relación de la mente en el rendimiento del cuerpo y viceversa. El cerebro percibe y tiene capacidad de “jugar o modular” las sensaciones de fatiga, pero como en un juego, hay probabilidades de ganar y de perder… Aquí el programa por si lo quieres ver.

El tenista Stan Wawrinka fue un poco más allá de Twitter y tatuó un poema de Samuel Beckett en su antebrazo. Su mantra motivacional: “Lo intentaste. Fracasaste. No importa. Siue intentándolo. Fracasa otra vez. Fracasa mejor.” ¿Excesivo poner en su piel el recordatorio para un nivel de exigencia que confiaba en que le llevaría a no perder de vista su objetivo? Stan rompió con toda una serie de circunstancias y conquistó por fin un Grand Slam.

Ahora volvamos con esas frases y el doble filo del que hablaba…

Si quieres puedes

¿Ha contribuido este tipo de afirmaciones a que se le haya perdido el respeto al maratón, por ejemplo? En mi opinión sí.

La prueba reina del atletismo, ahora ya no te permite fardar en ninguna comida familiar o de colegas porque todo el mundo conoce a ese tío que hace Ultras, Ironman y requete-Ultras. Incluso en algunos casos ese tío es el que comparte la frase y alienta a cualquiera que le escribe o le sigue en redes sociales a que se levante del sofa y haga una Ultra. Así, como el que pasa de los postres al café. ¿Os suena?

No pain, no gain

Esta es una de las que más nos gusta/odiamos muchos entrenadores. El dolor es un mecanismo de alerta del organismo. Su aparición tiene un sentido, como las alertas del coche… ¡Prevenir!

¿Cuantos kilometros seguimos conduciendo con esa luz que indica que la temperatura del coche o el aceite están fallando?

Pues con el cuerpo pasa igual. Y si te pones en manos de un entrenador y además le haces caso te explicará que el entrenamiento es algo entre la ciencia y el arte y que consiste en combinar las cargas o estímulos para que tu cuerpo se adapte a ellos. De forma que cada vez sea capaz de soportar estímulos más altos, largos o específicos.

brownlee cozumel
Foto: The Times

El sufrimiento es pasajero, la gloria es eterna

Esta también tiene tomate. En la medida que más y más gente hace deporte las probabilidades de lesión o de sufrir un episodio grave aumentan. Me explico: En una carrera o un triatlón con 1.000 participantes, la probabilidad de que uno de ellos sufra un cuadro grave es diez veces menor que en una con 10.000 deportistas. (Ya, ¿lo que acabo de decir, ¡eh!?) Pues sólo es para ilustrar que a este boom de los deportes de resistencia en el que nos encanta ver a Mola Campeón de las Series Mundiales, a Gómez Noya por fin (¡Enhorabuena Javi!) Premio Princesa de Asturias de los deportes o a Luis Alberto Hernando Campeón del Mundo de Trail ITRA, es importante ponerle un poco de cabeza.

Mario Mola Cozumel
Foto: ITU Media

¿Puede ser que alguna de las personas que ha fallecido en los últimos años en el final de una prueba en este boom, después de sentirse realmente mal, siguiese compitiendo en busca de esa gloria eterna? Ójala no sea así.

En fin… Hasta aqui está reflexión.

Vaya por delante que sé, y trato de ayudar a gente en este sentido, que la mente y nuestra motivación son fundamentales para competir, para mejorar, para tener una mejor vida. Para realizarnos. En definitiva para encontrar nuestro camino y las respuestas en este mundo lleno de incertidumbre.

Pero por favor, antes de elegir al influencer que os cambiará la vida, mirad que hay detrás de su puesta en escena, su sonrisa y su frase motivacional. Y si en su lugar elegís que sea un entrenador con formación y que ame el triatlón o el deporte por el que os poneis en sus manos, entonces seguid sus consejos y exprimidlo si queréis saber más.

Por suerte tal como hace unos días comentaba y compartía Planeta Triatlón ya hay quién trata de poner en alerta a los deportistas.

ivan raña
Foto: El Confidencial

Espero que os haya resultado interesante y sobre todo que os lleve a entrenar más y mejor. Esa es la verdadera vía para mejorar.

Sólo con la misma dosis de ilusión y de entrenamiento es posible alcanzar el éxito.

ARTÍCULOS RELACIONADOS