Actualidad / Triatlón / "Este circuito te da un montón de oportunidades para destrozar tu motor, pero yo no me descartaría"

"Este circuito te da un montón de oportunidades para destrozar tu motor, pero yo no me descartaría"

Han pasado 900 días desde que Sebastian Kienle disputara su último Campeonato del Mundo IRONMAN. Aquel 12 de octubre de 2019, el alemán volvió a subir al podio de Kona seis años después de la primera vez. Era su segundo bronce tras el logrado en 2013.

"Muchas cosas han cambiado desde entonces. Desafortunadamente, no me he vuelto mucho más rápido", bromea Kienle cuando faltan apenas unos días para luchar por la que podría ser su quinta medalla en un Mundial IRONMAN. Además de los dos bronces, Sebi ganó en 2014 y fue segundo en 2016, lo que le coloca entre los hombres más laureados de la historia de la larga distancia.

La llegada al mundo de su primer hijo ha sido uno de los grandes cambios a los que se ha enfrentado Kienle desde aquel último Kona. "¿Se te pasa por la cabeza cuando corres?", le preguntan al de Scott en un reciente vídeo publicado en el canal de YouTube de IRONMAN. "Sí, te da otra razón para ir a por todas, pero por otro lado también influye en la forma de tomar riesgos", confiesa.

"St. George va a ser una carrera increíble"

En St. George parece que Sebastian optará por ir a por todas. El del hep Sports Team asegura que le encanta la idea de tener el campeonato del mundo en Utah. "Es mejor tener dos campeonatos del mundo este año que tener una sola oportunidad", apunta.

Sebastian Kienle
Foto: Instagram / Lino Thaesler

Sobre todo si tenemos en cuenta que será la última temporada en la que la estrella alemana compita al 100%. Kienle anunció hace unos meses que dejaría el triatlón profesional en 2023, año en el que sólo competería en pruebas con cierto valor sentimental para él o que no ha podido disfrutar en estos últimos años de su carrera.

Por eso, pese a los comentarios negativos que se han generado en torno al mundial de St. George, para Sebastian Kienle cree que "es un lugar perfecto" y vaticina "una carrera increíble"

Sobre sus rivales de este sábado

El hype noruego sigue copando el foco mediático. Pero a Sebastian Kienle cree que si se habla mucho de los noruegos es "por una razón, diría yo". El de New Balance tiene claro que la cita del sábado "va a ser muy, muy dura" y sabe que "todo el mundo estaba esperando este choque de los alemanes que dominaron el deporte desde 2014".

"Desafortunadamente soy el único alemán que queda", desliza Sebi, quien, además de los noruegos, ve en dos norteamericanos como Lionel Sanders y Sam Long dos rivales serios. Su baza para enfrentarse a ellos serán sus 'tablas'. "Definitivamente requiere un poco de experiencia, en mi opinión", apunta el campeón del mundo.

"Veremos quién llega a la línea de salida", comenta, quizá en referencia a la lista de bajas de las últimas semanas. "Y quién está en forma en la línea de salida. Entonces veremos quién está todavía allí cuando falten 10 kilómetros para comenzar a correr", dice.

sebastian kienle kona
Foto: James Mitchell // Red Bull Content Pool

Se ha hablado mucho también sobre la dureza del recorrido, pero Sebastian Kienle le resta importancia. "Los atletas hacen que la carrera sea dura, no el circuito", explica él campeón de Europa de IRONMAN, quien cree que cada carrera tiene sus desafíos específicos, pero sitúa el gran peso en las decisiones que toman los triatletas.

Camino de cumplir 38 años, tras haber anunciado su retirada y a sabiendas de que los alemanes ya no son los favoritos, Sebastian Kienle lanza una advertencia: "Por supuesto que este circuito te da un montón de oportunidades para destrozar tu motor yendo muy duro en las subidas. Pero eso está siempre en tus propias manos y yo no me descartaría".

ARTÍCULOS RELACIONADOS