Foto: Crivit Pro Media
Actualidad / Triatlón / Dar opinión tiene un precio: Faris Al-Sultan deja de ser seleccionador alemán

Dar opinión tiene un precio: Faris Al-Sultan deja de ser seleccionador alemán

Alemania no tendrá seleccionador de triatlón de cara a Tokio 2021. Ayer sabíamos que Faris Al-Sultan no continuará en el cargo a partir del 30 de septiembre, y que por el momento nadie lo sustituirá.

"Las ideas eran diferentes", expresó ayer Jorg Bürgner, responsable de competiciones de la DTU. "Me gustaría agradecer a Faris su trabajo y compromiso durante los últimos 18 meses".

"En las conversaciones que mantuvimos tras el aplazamiento de los Juegos Olímpicos, ambas partes llegamos a la conclusión de que teníamos una visión distinta, por lo que hemos decidido dar por terminado el acuerdo a partir del 30 de septiembre".

Posiciones muy distanciadas desde el bloqueo

"No se me despide por mis ideas respecto al coronavirus", ha explicado el que fuera Campeón del Mundo de IRONMAN en 2008. "El pasado 26 de marzo informé al director de competiciones de que no quería seguir en mi cargo la siguiente temporada".

Pese a las declaraciones de Faris está claro que el distanciamiento existía.

La DTU, la federación alemana de triatlón, fue clara hace unas semanas al desmarcarse de las opiniones de su seleccionador con respecto al COVID-19. "Sus declaraciones no coinciden con la opinión de la federación", llegaron a decir en público.

Prácticamente a diario, Al-Sultan, muy activo en twitter desde que comenzó la pandemia, ha criticado con vehemencia las acciones del gobierno de Angela Merkel, del gobierno bávaro y del equipo de virólogos que trabajan con el gobierno.

El que fuera entrenador de Patrick Lange durante sus dos triunfos en Kona llegó a escribir una carta a Spiegel criticando a gran parte de la sociedad teutona.

Fue tal la repercusión que tuvo que utilizar las redes para relativizar sus palabras. "Nunca tuve la intención de trivializar o incluso negar el coronavirus", le pudimos leer en su cuenta de twitter.

Un problema de cara a 2021

La DTU explicó en su momento que no se extraerían consecuencias de las declaraciones de Al-Sultan, ya que no podían limitar su libertad de expresión, pero la decisión tomada estos días parece indicar lo contrario: su presencia y actividad pública suponía todo un incordio para una federación que se encuentra ante el reto de lograr en corta distancia los éxitos de larga.

Alemania se encuentra en la tesitura de no tener un equipo claro de cara a rendir en los Juegos Olímpicos. En chicos solo cuentan con la figura de Jonas Schomburg, que terminó las Series Mundiales de 2019 en posición 17, y Justus Nieschlag, 37.

En féminas solo logró aparecer en el ranking Laura Lindemann, que ocupó la décima posición.

De una manera u otra, no será Faris Al-Sultan quien trate de aplicar las políticas de larga distancia, donde son la potencia a batir, en los próximos Juegos Olímpicos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS