Fibras blancas vs fibras rojas: ¿cuál hay que entrenar en triatlón?
Salud y Nutrición / Fibras blancas vs fibras rojas: ¿cuál hay que entrenar en triatlón?

Fibras blancas vs fibras rojas: ¿cuál hay que entrenar en triatlón?

El cuerpo humano está formado por aproximadamente 650 músculos. Cuando nos referimos a ellos, los hacemos considerándolos como una unidad única e indivisible, pero lo cierto es que son bastante más complejos de lo que parece a simple vista. De hecho, si diseccionáramos un músculo en su interior encontraríamos una gran cantidad de pequeñas fibras musculares, es decir, las células musculares individuales.

Encontramos dos tipo de fibras principales; el número de estas, así como su tipo variará de manera considerable según sea la función y el tamaño del músculo: fibras blancas y fibras rojas. ¿Cuál es la función de cada una? ¿Cómo intervienen en el triatlón? Vamos a tratar de explicarlo.

Tipos de fibras

Las fibras blancas también se denominan fibras de contracción rápida debido a que pueden contraerse en 0.01 segundos o incluso menos. Estas fibras tienen una resistencia aeróbica relativamente mala y se adaptan mejor para conseguir energía de manera anaeróbica, es decir, con falta de oxígeno. Tienen la capacidad de generar más fuerza, pero también se agotan con más facilidad como consecuencia de su escasa resistencia. Debido a estas características las fibras blancas entran en juego durante ejercicios de alta intensidad y corta duración y son parte del trabajo de fuerza.

Las fibras rojas precisan de tres veces más tiempo para contraerse que las blancas, por eso se conocen también como fibras de contracción lenta. Tienen la mitad de diámetro que sus compañeras y están diseñadas para trabajar durante ejercicios de larga duración. Esto se puede explicar porque su tejido muscular está formado por una red de capilares más extensa y por tanto reciben mayor aporte de oxígeno. Además contienen cantidades abundantes de mioglobina, relacionada directamente con el transporte de oxígeno, por lo que sus reservas son mayores. Toman partido en trabajos aeróbicos.

Fibras blancas vs fibras rojas en triatlón

Las fibras musculares rojas o de contracción lenta son las más adecuadas para las actividades de resistencia o larga distancia, ya que su capacidad para trabajar durante un largo periodo de tiempo sin cansarse es mayor. De hecho, los atletas de este tipo de deportes presentan un predominio bastante mayor de estas fibras. Los músculos gemelos de un corredor de fondo suelen presentar más del 90% de fibras lentas.

Por otro lado, las fibras de contracción más rápida o fibras blancas tienen mayor presencia en deportistas como los velocistas, ya que requieren de una gran cantidad de fuerza y de forma muy rápida. Estas fibras, aunque se agotan con facilidad, tienen una capacidad de contracción inmediata.

Lo cierto es que el triatlón es un deporte de resistencia, y por lo tanto depende en gran medida de las fibras rojas. Aunque ante esfuerzos máximos como sprines o cambios de ritmo necesitaremos también de la acción de las fibras rápidas, las lentas aportan una serie de beneficios a tener muy en cuenta. De hecho, con el propio entrenamiento de un triatleta, las fibras rápidas acabarán convertidas en fibras de funcionamiento aeróbico.

Beneficios de las fibras rojas

-Son extremadamente resistentes a la fatiga.

-Poseen una mayor capacidad para usar grasa como fuente de energía y necesitan menos glucógeno.

-La distancia de difusión a través de los tejidos es menor. Básicamente esto quiere decir que los nutrientes viajan con más facilidad a las células de las fibras de contracción lenta.

-Las fibras de contracción lenta tienen una red capilar más grande. Esto es una ventaja a la hora de transportar sangre, oxígeno y nutrientes.

 

 

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS