Ni un finisher en la Barkley Marathons 2019, dureza en grado máximo
Actualidad / Running / Ni un finisher en la Barkley Marathons 2019, dureza en grado máximo

Ni un finisher en la Barkley Marathons 2019, dureza en grado máximo

Una prueba que ha mantenido a todos pendientes hasta el último momento, the Barkley Marathons no ha dejado indiferente a nadie un año más. Y apenas hace unos minutos la prueba ha finalizado sin ningún finisher de los 40 que tomaron la salida a las 8:23 hora local del sábado, momento en que Lazarus Lake hizo sonar la famosa caracola. Un elenco de 40 corredores se dieron cita en Frozen Head para enfrentarse a la prueba de resistencia conocida mundialmente como la más dura del mundo: 160 kilómetros de carrera con 20.000 metros de desnivel acumulados con un límite de sesenta horas.

 

Lazarus Lake
Lazarus Lake. Foto: Facebook // Karel Sabbe Ultrarring
Frozen Head
Foto: Facebook // Karel Sabbe Ultrarring

 

Entre ellos había nombres muy conocidos en el mundo del ultratrail como Jared Campbell, Guillaume Calmettes, Benoit Laval, Jamil Coury, Stephanie Case o Amelia Boone. También contábamos con el triatleta John Kelly, único corredor que fue capaz de terminar en la edición 2017, año desde el que no ha habido otro finisher. Una señal de la dureza de la prueba la tuvimos al ver a Jared Campbell, tres veces finisher de Barkley Marathons, retirarse por un esguince tras terminar la primera vuelta.

La lluvia y el frío se encargaron de poner un punto más de dureza sobre los 40 corredores que tomaban la salida con aspiraciones diversas. Algunos lo hacían por saber qué se sentía al terminar simplemente una vuelta. Otros con el objetivo de conseguir el Fun Run (tres vueltas en menos de 40 horas) y solo los elegidos con la mente puesta en ser finisher. Justamente fue un trío formado por John Kelly, Guillaume Calmettes y Jamil Coury quienes encabezaron la primera vuelta al circuito y consiguieron entregar las páginas del libro a Lazarus. El mítico Jared Campbell también lo hizo, pero un esguince de tobillo le dejaba fuera de juego. Terminada la primera de las cinco vueltas, ya había 23 corredores fuera de carrera.

Bajas temperaturas, lluvia a mares e incluso granizo fueron los siguientes protagonistas del fin de semana. Nuevamente Barkley Marathons hacía de las suyas con los pocos supervivientes que quedaban conforme avanzaban las horas. Uno de los grandes favoritos, John Kelly, se sentía sin fuerzas de seguir con la tercera vuelta y decidía abandonar. Ha quedado para el recuerdo su imagen tocando la corneta indicando que en 2019 no volvería a revalidar su título de finisher como hiciera en 2017.

El tiempo seguía corriendo y solo seis corredores conseguían llegar a la tercera vuelta, o lo que es lo mismo, el famoso Fun Run:  Guillaume Calmettes, Greig Hamilton, Karel Sabbe, Tomokazu Ihara, Johan Steene y Jamil Coury. Los primeros en conseguirlo fueron Sabbe y Hamilton, los únicos que se lanzaron a por una cuarta vuelta, pero este último decidió darse la vuelta a los pocos minutos de salir. Guillaume Calmettes completaba en menos de 40 horas el Fun Run y abandonaba esta edición.

Al filo de la hora de corte aparecían Tomokazu Ihara, Johan Steene y Jamil Coury, que conseguían el sueño de completar su Fun Run este año.

El único participante que se mantenía en carrera era el belga Karel Sabbe, que a las 9:20 de esta mañana, abandonaba y se rendía ante la prueba más dura del mundo.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS