Qué es el flato o DAT (Dolor Abdominal Transitorio)
Foto: medicinaybiologia.files.wordpress.com
Salud y Nutrición / Qué es el flato o DAT (Dolor Abdominal Transitorio)

Qué es el flato o DAT (Dolor Abdominal Transitorio)

Raro es el deportista, sea del nivel que sea, que no ha sufrido ocasionalmente el vulgarmente llamado “flato”, siendo conocido en la literatura científica como ETAP, siglas que hacen referencia al concepto de  Dolor Abdominal Transitorio (DAT) provocado por el ejercicio.

Partiremos de la premisa de que es un fenómeno de etiología desconocida, con teorías que aportan una explicación racional pero que precisaría más investigaciones al respecto.

Como hipótesis con peso científico estarían:

  • Características INDIVIDUALES del deportista:
    1. LA ORTOESTÁTICA POSTURAL: Los deportistas con actitud postural CIFÓTICA, así como la presencia de cifosis o lordosis, incrementan la percepción del DAT o flato. Sería necesario el estudio de la posible relación entre la inervación torácico-costal, la alineación corporal y los episodios de DAT o flato, sobre todo en deportistas cifóticos.
    2. EDAD: a mayor edad, MENOR riesgo de padecerlo, pudiendo ser explicado por la capacidad del ser humano de adaptarse, sobreponerse y soportar los diferentes estímulos y sensación que provoca la práctica deportiva.
    3. SEXO e IMC: NO guarda relación.
    4. NIVEL DE ENTRANAMIENTO: puede alterar su frecuencia de presentación (a más entrenamiento menor presentación), pero no la intensidad del dolor percibido ni su incidencia.
  • Estado POSTPRANDRIAL: es la única hipótesis en la que parece haber consenso, la influencia de los líquidos antes o durante la práctica deportiva. Las bebidas HIPERTÓNICAS o con alto contenido en carbohidratos son las que pueden desencadenar un DAT o flato con mayor probabilidad; provocan una ralentización del vaciado gástrico que se traduce en aumento de la tensión que soportan los ligamentos viscerales, así como el aumento en la concentración de gases, y por tanto, incremento de la presión a nivel del peritoneo parietal.
  • MODALIDAD DEPORTIVA PRACTICADA: en la carrera, el DAT o flato aparece el doble que en la caminata, mientras que en otros deportes como el ciclismo o el remo dicha probabilidad es menor. Estudios durante una año determinaron frecuencias de aparición: natación (75%), carrera (69%), equitación (62%), prácticas aeróbicas (52%), baloncesto (47%), ciclismo (32%); concluyendo con que el DAT se presenta con gran frecuencia en aquellos deportes en los que predominan los movimientos repetitivos del torso, sobre todo aquellos que implican traslación vertical (como por ejemplo la carrera).

Tanto el estado postprandrial como la modalidad deportiva sustentan la teoría que con mayor probabilidad puede justificar el DAT o flato:

  1. AUMENTO DE TENSIÓN DE LOS LIGAMENTOS QUE SOPORTAN LAS VISCERAS: dicha teoría especula con la posibilidad de que algunos de los ligamentos que se extienden desde el diafragma hasta la zona abdominal , y que soportan el peso de las vísceras, sufrirían un aumento de tensión por los movimientos y vibraciones a los que la caja torácica se ve sometida durante las mencionadas prácticas deportivas., lo q da lugar inicialmente a una irritación seguida del dolor caraterístico del DAT o flato.
  2. IRRITACION PERITONEAL: la membrana externa del peritoneo se encuentra adherida a la piel y la membrana interna está en contacto con los órganos. El DAT o flato aparecería por la fricción entre ambas membranas. Por otro lado se encuentra el característico dolor punzante en el hombro que, a veces, es concomitante con los episodios de DAT o flato (Shoulder tip point, STP). La zona en la que suele localizarse está inervada por el nervio frénico, el cual inerva también la región subdiafragmática del peritoneo, por lo que cuando éste se irrita, la sensación dolorosa se transmite de la región abdominal al hombro, lo que proporciona una explicación lógica a los episodios simultáneos de DAT y STP.

El hecho de que durante el ciclismo o la natación, donde los movimientos son menos bruscos y pausados, se registren episodios de DAT, pone de manifiesto la necesidad de más estudios sobre esta dolencia.

Relacionado: Tabaco y deporte: Una asociación peligrosa

Quedarían fuera de las hipótesis más avaladas:

  • ISQUEMIA DIAFRAGMÁTICA: La función diafragmática no se encuentra sustancialmente afectada durante un episodio de DAT, sin guardar relación con la intensidad del ejercicio. Aparte, es un músculo que tolera niveles de hipoxia muy superiores a los de la musculatura esquelética. La isquemia tiene solo lugar en esfuerzos de intensidad muy elevada y mantenida en el tiempo.
  • CALAMBRE MUSCULAR: tras estudios mediante EMG durante un episodio de DAT, no se ve alteración de la actividad electomiográfica de la zona abdominal.

MEDIDAS PREVENTIVAS:

  • Evitar cualquier tipo de ingesta 1-2 horas antes de la práctica deportiva, evitando bebidas ricas en carbohidratos y de alta osmolaridad. La ingesta de agua o bebidas isotónicas debe ser estrictamente controlada en deportistas propensos a padecer DAT.
  • Evitar las rotaciones exageradas durante la actividad deportiva.
  • Abordaje fisioterápico: técnicas de manipulación torácica y de movilización y estiramiento de la musculatura vertebral y abdominal (especialmente del psoas-ilíaco y del cuadrado lumbar).
  • Dominar la técnica deportiva.

MEDIDAS UNA VEZ INSTAURADO

  • Modificación del patrón respiratorio: inspiraciones profundas o emplear la respiración abdominal.
  • Movilización de zona abdominal: estirar la zona afectada, flexiones profundas de tronco, presión manual sobre la zona, incrementar la tensión de la musculatura abdominal mediante contracciones máximas voluntarias.

Plunkket B, Hopkins W. Investigation of the side pain “stitch” induced by running after fluid ingestion. Med Sci Sport Exerc. 1999;31(8):1169-75.

 Morton D, Callister R. Factors influencing exercise-related transient abdominal pain. Med Sci Sport Exerc. 2002;34(5):745-9.

Morton D, Richards D, Callister R. Epidemiology of exercise-related transient abdominal pain at the Sydney City to Surf community run. J Sci Med Sport. 2005;8(2):152-62.

Morton D, Callister R. Characteristics and etiology of exercise-related transient abdominal pain. Med Sci Sport Exerc. 2000;32(2):432-8.

Muir B. Exercise related transient abdominal pain: a case report and review of the literature. J Can Chiropr Assoc. 2009;53(4):251-60.

Sinclair JD. Stitch: The side pain of athletes. New Zealand Med J. 1951;50(280):607-12

Capps R. Causes of the so-called side ache in normal persons. Arch Internal Med. 1941;68(1):94-101.

Anderson O. A stitch in time can ruin a race. Peak Performance. 1992;21: 1-4. 24. Rehrer N, van Kemenade M, Meester W, Brouns F, Saris W. Gastrointestinal complaints in relation to dietary intake in thriatletes. Int J Sport Nutr. 1992; 2(1):48-59.

Whitesides B. The side ache solution. [Libro en línea]. Grand Junction, Colorado: Better Runner; 2009 [citado 11 ene 2010]. Disponible en: http:// sideachesolution.com/.

 McCrory P. A stitch in time. Br J Sports Med. 2007;41(3):125.

Ayán Pérez, C. (2010)  Dolor abdominal transitorio vinculado al ejercicio: causas y soluciones. Revista andaluza de medicina del deporte, 3(3): 103-109

ARTÍCULOS RELACIONADOS