Foto: Mikal Iden / YouTube
Actualidad / Triatlón / La última locura de Gustav Iden: "No es un día para presumir en YouTube, es un día normal"

La última locura de Gustav Iden: "No es un día para presumir en YouTube, es un día normal"

Conocer de cerca el día a día de los mejores triatleta del mundo es una de las cosas con las que más disfrutamos algunos aficionados de este deporte. El nuevo vídeo de Gustav Iden nos brinda precisamente esa oportunidad: la de acompañar a uno de nuestros ídolos a lo largo de toda una jornada; desde que se despierta, hasta que apaga la luz para irse a dormir.

Así son sus entrenamientos, su alimentación o sus hábitos durante una concentración.

"La vida es buena en España"

Son las 07:53 de la mañana cuando suena el despertador en la habitación de Gustav Iden. Algo más tarde de lo que acostumbra, pero es una de las ventajas de estar en el Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada.

"Vivimos en el huso horario español, así que eso significa cenar tarde, el desayuno es tarde y todo es generalmente bastante tarde", explica el noruego, que se despierta con "mucho sueño" por las mañanas.

"Normalmente estaría en la cubierta de la piscina ahora y listo para saltar al agua, pero aquí estoy en la cama porque la vida es buena en España", explica.

Los deportistas son hombres de costumbres de Iden no pierde las suyas. Nada más saltar de la cama cambia el café con un gel. "Sigo queriendo algo de cafeína para antes de la sesión de carrera", apunta justo después de vestirse para ir a desayunar.

Desayuno y primera sesión del día

"Este es el desayuno que tomo básicamente todos los días", dice Iden mientras vemos un plato con varios bollos de pan blanco, salami, mantequilla, salami, queso y un zumo de naranja. Todo eso acompañado de dos corredores noruegos, con los que comparte algunas sesiones estos días en los que Kristian Blummenfelt está ausente.

Con el depósito llevo, es hora de enfundarse el mono de trabajo. La sesión principal del día es una carrera a pie "bastante dura": 3x10', 4x5', 5x3' y 5x1', todo a ritmos de umbral. Una sesión que a priori se iba a llevar a cabo en cinta, dado que la pista se encuentra helada y nevada, pero Iden sorprende con un cambio de planes de última hora: "la última sesión en la cinta todavía se me pega un poco y quiero tener
alto impacto muscular. Creo que eso es mejor en la montaña".

"Pensaba quedarme dentro y ahora van a ser dos horas cuesta arriba tratando de mantener el ritmo", apunta el de Giant, que da comienzo a la sesión con 30 minutos de calentamiento y 5.9 kilómetros en los que acumula más de 350 metros de desnivel antes de empezar con el trabajo a umbral.

Gustav Iden Sierra Nevada
Foto: Mikal Iden / YouTube

"Ahora es un reto porque es cuesta arriba, así que no puedes usar el ritmo que normalmente llevas en una pista", confiesa. Aunque se trata de una sesión "mucho más difícil", Iden también asegura que "es mucho más interesante. No es una sesión divertida en el sentido tradicional, pero es divertida en cierto modo si es una gran reto".

Y es que del nuevo fichaje del hep Sports Team reconoce que a partir de los 1.800 metros de altitud no se lleva bien con su rendimiento. "Te sientes en forma sí, pero fatigado también. Pero es una buena sensación de fatiga porque estás empujando duro", comenta tras acabar sus últimas series en subida corriendo sub 3 min/km.

Dos horas, 27 kilómetros y 1.600 metros de desnivel después, Gustav Iden da por finalizada la primera sesión. "Lo que es realmente bueno es que la altitud no me afectó tanto ahora como solía hacerlo, así que creo que cuando baje al nivel del mar de nuevo y a St. George, no va a ser ninguna limitación en absoluto en los pulmones", explica.

"Todo vendrá de las piernas y ahora con esta sesión el impacto iba a ser en las piernas, pero las piernas se sienten bastante bien así que creo que estamos en el camino para hacer algo grande en St. George".

Hora de comer y dormir una siesta antes de los entrenamientos de la tarde

Tras la primera sesión del día Gustav recupera fuerzas con la comida y una siesta antes de volver a la carga. "Normalmente siempre tengo una siesta después de la comida", dice. "Hoy es de 30 minutos pero usualmente alrededor de una hora".

"Eso es todo lo que hago. Entrenar, comer, dormir, comer, entrenar....No hay mucho más en mi vida". Puede parecer aburrido pero el Campeón del Mundo de IRONMAN 70.3 asegura que "la vida como profesional es muy divertida y muy parecida cada día".

Por la tarde, Iden prepara el cuerpo para la sesión de piscina con un rodaje de 90 minutos sobre el rodillo. "Es más que nada un calentamiento para la sesión de natación de calidad", explica. "Como sabes, no soy el mejor nadador, así que intento poner toda la energía posible".

Gustav Iden Sierra Nevada
Foto: Mikal Iden / YouTube

Consciente de que el primero de los segmentos es un debilidad, Iden trata de saltar a la piscina lo más fresco posible. "Intento aprovechar esta sesión de ciclismo para calentar y mentalizarme para una buena natación de calidad".

El triatleta de Maurten recuerda cómo fue el día anterior, en el que sumó un total de siete horas de entrenamiento: cinco horas de bici en rodillo con una pausa de 90" para ir al baño, después un rodaje en la pista en duras condiciones de viento y finalmente 4.000 metros de natación.

"Hoy va a ser un poco más corto pero con más intensidad y mañana tengo un día de descanso", continúa explicando. Su planificación se suele estructurar con tres días duros y un día fácil, "pero este periodo estamos haciendo cuatro días de entrenamiento bastante duro y largo, y un día de descanso, así que es un poco más duro", cuenta.

Algo que entraña sus riesgos, por supuesto. "Te puedes hacer mucho daño, es un poco más seguro hacer el plan de tres días", dice. Sin embargo, se muestra seguro. "Creo que tengo el control y por eso
vamos a hacer el de cuatro días".

"No es un día para presumir en YouTube, es un día normal para ti", apunta su hermano y entrenador, Mikal Iden. "Sí, esto es lo que estoy haciendo. Esto es mi vida", responde Gustav. Aunque su carrera de 27 kilómetros en subida pueda parecer espectacular, "no es nada fuera de lo normal, de lo ordinario. Lo cambié de una carrera en la cinta de correr que es bastante desafiante mentalmente porque siempre ves el progreso, siempre te acercas al final de la subida y es más fácil empujar y subir la cuesta".

"En ese sentido, es como un día para presumir, porque se ve muy bien empujar 27k cuesta arriba, pero es un día bastante normal, diría yo".

90' de rodillo antes de la sesión de natación

"Limita el azúcar y limita tu rendimiento", escuchamos decir a Mikal Iden mientras Gustav merienda pan con Nutella antes de enfundarse un traje de contrarreloj y subirse al rodillo.

"Si me preguntas por qué llevo un traje TT en interiores es porque está hecho para estar en posición TT, así que cuando estoy aquí arriba es realmente bastante incómodo y me recuerda que tengo que quedarme en la posición aero", explica el triatleta.

Con los deberes de ciclismo hechos, es hora de tirarse al agua. La sesión de Iden es bastante sencilla: 1.000, 10x100, 1.000, 10x100 que empieza sin material y acaba con palas. "La primera ronda estuvo bien (entre 1'25" y 1'14"), pero la segunda la técnica no era tan buena. Era un natación más estresante de lo que debería así que he bajado el tiempo, he usado las palas y he tratado de fluir bien".

Hora de cenar y volver a la cama

Y así es como Gustav Iden pone fin a una jornada de trabajo. "Ahora supongo que pasta para la cena con un poco de pollo y salsa de tomate. Es la misma cena y almuerzo todos los días aquí arriba y voy a estar aquí por seis semanas, así que siete días y dos veces al día, esa es la cantidad de pasta y pollo que voy a comer aquí".

De vuelta a la cama, con galletas Milka en mano, el de Santini confiesa: "Me encanta estar despierto hasta tarde. Pero siendo un atleta de alto rendimiento no es algo que pueda hacer normalmente".

Gustav Iden Sierra Nevada
Foto: Mikal Iden / YouTube

El hecho de que la jornada siguiente sea un día de descanso le ha permitido acostarse "bastante tarde. Es agradable estar despierto por la noche", dice cuando sobrepasa 40 o 50 minutos su horario habitual.

Cuando el reloj marca las 23:30, Iden está "listo para dormir" y se prepara para escuchar algunos podcasts. Eso sí, "nunca de triatlón. Es tan aburrido que escucho cualquiera de noticias, ciencia o programas de entrevistas, nunca triatlón".

ARTÍCULOS RELACIONADOS