Actualidad / Triatlón / Gustav Iden, ¿ante el mayor error de su vida?

Gustav Iden, ¿ante el mayor error de su vida?

Debutó en 2016 con victoria en IRONMAN 70.3 Noruega y desde entonces sólo ha cosechado éxitos: dos mundiales de IRONMAN 70.3 (2019 y 2021), victorias en Daytona, IRONMAN Florida, The Championship, el PTO Canadian Open o su más reciente triunfo en el Campeonato del Mundo de IRONMAN de Kona.

En media y larga y distancia, Gustav Iden es, con cierto permiso de Kristian Blummenfelt, el mejor triatleta del mundo en la actualidad. Sin embargo, el vigente campeón del IRONMAN Hawái dijo hace unos meses que, tras su periplo por pruebas sin drafting, su objetivo pasa ahora por estar París 2024, peleando por los Juegos Olímpicos y las medallas.

Después de dos temporadas muy divertidas y productivas en la media y larga distancia, el de On Running vuelve a apuntar a la corta distancia. Pero, ¿la decisión de Gustav Iden de centrarse en este ciclo olímpico es la mejor que podía tomar?

Un panorama muy diferente

Con salvedad de su DNF en el pasado Mundial de IRONMAN 70.3 de St. George, Iden no se ha bajado nunca del podio en pruebas sin drafting, donde, hoy por hoy, está llamado a hacer historia. Y es que no somos conscientes de los títulos que podría llegar a ganar este joven de tan sólo 26 años: podríamos estar ante un nuevo Mark Allen, o una figura similar.

No obstante, el de Bergen quiere estar en los Juegos Olímpicos de 2024, donde sueña con pelear por las medallas. Sin embargo, sus antecedentes en la corta distancia son bastantes diferentes: basta con echar un vistazo rápido a su historial en World Triathlon para comprobarlo.

gustav Iden ciclismo
Foto: Tommy Zaferes

Aunque Iden ha logrado buenos resultados, como el podio en Bermuda o el diploma olímpico de Tokio, en corta, el de Santini es uno más. Y no, no es nuestra intención desprestigiar el rendimiento de uno de los mejores deportistas del mundo. Simplemente no podemos esconder que el Giant está muy lejos de los grandes dominadores de la modalidad.

En la primera cita de las WTCS de 2023, Iden saldó su paso por Abu Dhabi con una 52ª plaza. Es cierto que aún necesita recorrido para volver a coger el ritmo de las Series Mundiales, pero en años anteriores Gustav no ha tenido facilidad para estar arriba. Si echamos un vistazo a Alex Yee, Hayden Wilde o Vincent Luis, el escenario es muy diferente: es casi imposible encontrar resultados discretos.

Teniendo en cuenta este paradigma, ¿está tomando Iden la decisión adecuada? ¿Es mejor perseguir un camino el París donde no será fácil destacar o apostar por seguir haciendo historia en la media y larga distancia?

El ejemplo de Gwen Jorgensen

En 2016, Gwen Jorgensen venía de ganar dos mundiales y acaba de ser campeona olímpica. Sin embargo, apostó por dejarse el triatlón y luchar por convertirse en olímpica en maratón. Una decisión que nunca llegó a buen puerto. De hecho, hace tan sólo unos meses la estadounidense anunció su regreso al triatlón tras numerosos intentos frustrados por hacerse hueco en el mundo del atletismo.

Más allá de los motivos, lo que nos deja esta historia son siete años -los que Gwen ha estado fuera del triatlón- en los que la nueva embajadora de Cannondale se habría consagrado como una de las mejores de la historia.

Gwen Jorgensen meta
Foto: ITU Media

¿Vas a desperdiciar la oportunidad de convertirte en el mejor triatleta de la historia?

Es cierto que, dado que Iden parece que estará en el PTO Tour, el noruego podría plantearse asaltar de nuevo el Mundial 70.3. De lograrlo, sería su tercer título y se pondría a la altura de Jan Frodeno, único con tres.

El problema es que, en larga, todo apunta a que no estará en Niza, por lo que 2023 será un año en blanco para él sobre los 226 kilómetros. En plena preparación para París, ¿en qué momento encaja la preparación para un IRONMAN?

Hay un libro de Cal Newport -"Hazlo tan bien que no puedan ignorarte"- que nos deja una enseñanza muy clarificadora: seguir tu pasión puede que no sea la decisión más acertada. Gwen Jorgensen encontró en el maratón y los JJ.OO un nuevo sueño, pero siete años después se ha dado cuenta de que, por mucha pasión que pusiera, no era donde realmente era buena.

Seguir tu pasión, puede ser un error. Lo importante es ser competente en algo e ir a fuego a por ello. Si esto lo aplicamos a Gustav Iden, la decisión de poner su foco en los siguientes Juegos Olímpicos podría suponer el mayor error de su vida.

En cambio, si apostase por las pruebas no drafting y pusiera toda la carne en el asador, en unos pocos años podría hacer historia. Por el contrario, ahora corre el riesgo de dejar por el camino algunos triunfos y títulos importantes que le podrían llevar a ser el triatleta más laureado de todos los tiempos con poco más de 30 años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS