Foto: Talbot Cox
Actualidad / Running / Gwen Jorgensen te va a dar el mejor consejo deportivo que puedas leer en mucho tiempo

Gwen Jorgensen te va a dar el mejor consejo deportivo que puedas leer en mucho tiempo

Gwen Jorgensen está de capa caída. La norteamericana ha decidido parar un tiempo prudencial a analizar qué quiere hacer con su vida.

Retirada del triatlón en 2017, justo después de participar en el Maratón de Nueva York, la que fuera dos veces Campeona del Mundo de triatlón y oro olímpico en Río decidió centrarse primero en ser madre y después en su carrera atlética.

Su primera intención era viajar a Tokio 2020 dentro del equipo de maratón, para lo que se estuvo preparando a conciencia, llegando a competir en Chicago. Sin embargo, las lesiones y la falta de experiencia frente a sus rivales, hizo que dos años después, en 2019, decidiese centrarse en la pista, atacando dos distancias: el 5.000 y el 10.000.

Hace unos días eran los trials clasificatorios, en los que Gwen quedó lejos de los puestos de privilegio y sin opciones reales de lograr el pase a los Juegos Olímpicos. Una vez asumido, decidió cogerse un descanso para meditar.

"Mi carrera profesional como atleta no está acabada, pero siento que necesito parar", reconocía hace unos días.

Gwen Jorgensen

Todas las noticias

El mejor consejo para cualquier deportista

Desde entonces, da la impresión de que quiere centrarse en otras cosas más allá del triunfo.

En la línea de sus palabras del otro día, "cuando no gano, me siento mal celebrando lo que sea, pero es importante darme cuenta de lo que he podido lograr gracias a los que me rodean", la de Nike ha publicado esta semana una frase en su cuenta de Instagram que, cuando menos, da que pensar.

"El otro día, en el bike park, un señor de cuarenta años estaba intentando una pirueta pero no lo lograba", comienza Gwen.

Stanley, su hijo, se acercó al ciclista y le dijo algo que, sin duda, tendríamos que aplicarnos muchos de nosotros: "No pasa nada, sigue intentándolo".

La reflexión de Gwen es digna de tener en cuenta: "Creo que las personas con más éxito son las que siguen ese consejo. Todos fracasamos. Los que siguen intentándolo son los que más consiguen".

Pero no se para ahí, y continúa reflexionando: "El fracaso es desalentador, pero inevitable, así que deberíamos aceptarlo. El éxito es difícil de ver cuando se está a la sombra de un fracaso; pero, el sol está sólo a una brisa de distancia".

Sin duda alguna, una reflexión en la que muchos deberíamos sentirnos identificados: cuando llegan los malos resultados, o llegan los momentos de desmotivación, hay que acordarse de que esto es una carrera de fondo y sólo aquellos que perseveran lograrán los objetivos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS