Gwen Jorgensen 'se pone a trabajar' tras no ser seleccionada para París
Actualidad / Triatlón / Gwen Jorgensen 'se pone a trabajar' tras no ser seleccionada para París

Gwen Jorgensen 'se pone a trabajar' tras no ser seleccionada para París

Entre todos los nombres ilustres que no han sido seleccionados para coger un vuelo rumbo a París está el de toda una campeona olímpica como es el de Gwen Jorgensen. La que consiguiera el oro en Río 2016 no estará en la cita olímpico tras dar la talla en las últimas pruebas que ha disputado.

El equipo olímpico estadounidense, por el lado femenino, estará compuesto por Taylor KnibbTaylor Spivey y Kirsten Kasper. La opción más clara de medalla es Knibb quien está en un estado de forma espectacular.

Esto se pudo comprobar en la última ronda de las T100 Triathlon World Tour. Volviendo al tema que nos ocupa, Jorgensen está doblando esfuerzos para volver a un buen nivel y así lo explica en sus últimas publicaciones en Instagram.

La clave está en las "piezas de excelencia"

La triatleta sigue demostrando por qué es una verdadera campeona con su enfoque meticuloso y apasionado hacia el entrenamiento. En una reciente publicación en su cuenta de Instagram, la oro en 2016 compartió detalles sobre uno de sus entrenamientos semanales clave: una carrera intensa después de una sesión de ciclismo, conocida en el argot del triatlón como “brick workout”.

Gwen Jorgensen JJOO
Fuente: World Triathlon

“Una vez a la semana hago una carrera de exigencia dura después de la bicicleta. Por lo general, es corta (5-8 km en total) e incluye ya sea un fartlek o repeticiones de 800 a 1000 metros”, escribió Jorgensen. Ayer, la atleta realizó una carrera tipo crit en bicicleta y se lanzó directamente a su carrera, la cual constó de 6 km con 16 “piezas de excelencia”.

Las “piezas de excelencia” a las que hace referencia Jorgensen son intervalos que se enfocan en la calidad del esfuerzo más que en los tiempos específicos. Esta metodología le permite concentrarse en lo verdaderamente importante y no en los números del cronómetro: "algunas piezas fueron cuesta arriba y más lentas. Otras cuesta abajo y más rápidas, pero todas con el mismo esfuerzo”, explicó. Ella misma podía elegir la duración de sus intervalos, optando por una variedad que iba de 15 a 90 segundos.

"Lo hermoso de nuestro cuerpo es que puede adaptarse rápidamente"

El entrenamiento de Jorgensen destaca por su capacidad de adaptación y superación: "la primera vez que corres duro después de la bicicleta, tus piernas se sienten extrañas, pesadas. Lo hermoso de nuestro cuerpo es que puede adaptarse rápidamente”, comentó.

Este tipo de entrenamientos, que combinan intensidad y variedad, son cruciales para los triatletas que buscan mejorar su rendimiento y eficiencia en las transiciones entre disciplinas. Jorgensen, con su enfoque en la “excelencia” y su habilidad para adaptarse a las exigencias físicas del triatlón, sigue siendo un ejemplo e inspiración para atletas de todo el mundo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS