Entrenamientos / Hablemos de pretemporada: cómo afrontarla con garantías

Hablemos de pretemporada: cómo afrontarla con garantías

Estamos en octubre, un mes dónde algunos de nosotros –aquellos más aficionados a la media y larga distancia, por ejemplo–, estaremos dando los últimos coletazos de la temporada. Pero probablemente,  la gran mayoría nos encontraremos en ese periodo de descanso y desconexión en el que nos olvidamos por unos días de sufrir, nos excedemos con los caprichos culinarios y nos echamos a la “buena vida”. O puede incluso que ya hayamos dicho adiós a este paraíso pasajero, hayamos cargado pilas y estemos de nuevo dando el cayo con vistas a la próxima temporada. Vamos, que estamos en pretemporada.

La pretemporada puede ser una las épocas más puñeteras del año. Tras el debido parón a muchos nos cuesta poner el motor en marcha de nuevo y volver a los entrenos. Es un periodo también donde se suelen cometer muchos errores, aparecen lesiones, caemos en sobreentrenamiento por excesos o por el contrario nos falta la motivación para arrancar con ganas.

Por eso mismo había pensado yo que unos buenos consejos nos vendrían como anillo al dedo –a mí el primero, por supuesto–. Así que he pedido ayuda a los que de verdad saben del tema y no han dudado en echarnos una mano contándonos como enfocan ellos el inicio de una nueva campaña.

Para Miriam Casillas, nuestra olímpica en Rio 2016, debemos “olvidarnos de los ritmos y de la velocidad, ir con mucha calma y no queriendo llegar rápido a nuestro mejor estado de forma”. En su grupo de entrenamiento de la Blume, cuenta Miriam, suelen bromear diciendo que “no vale de nada ser campeón de invierno”.

La de Badajoz insiste en la importancia de los ejercicios de fortalecimiento, core, estabilidad, movilidad y fuerza. Siempre con el fin de lograr “el sustento necesario para toda la temporada y sobretodo prevenir potenciales lesiones”.

“A mí, personalmente, me gusta empezar poco a poco ya que la vuelta se me hace bastante dura y vuelvo con bastantes kilos de más”, dice Sara Pérez. La que fuera nadadora olímpica en Atenas 2004 y actual subcampeona de España de triatlón sprint, compagina los entrenamientos con el trabajo y los estudios, un problema al que nos enfrentamos la gran mayoría de los aficionados a este deporte. “Durante la temporada acabo bastante saturada a nivel de coco para organizar horarios y sacar tiempo. Ese es el principal motivo por el cual me gusta empezar entrenando poquito a poco, pocas sesiones, no mucho volumen e intentar hacer cosas diferentes a las habituales, como puede ser caminatas por la montaña o ir a correr por el monte”.

Sobre la motivación también nos habla Sara, quien dice que le cuesta mucho entrenar sin objetivos fijados a corto plazo. Todos sabemos la importancia de establecer objetivos que nos aporten las ganas e ilusión necesarias para enfrentarnos a los entrenamientos. Una buena opción también es la de buscar grupos para entrenar. “El año pasado, de septiembre a marzo, estuve entrenando con un grupo de velocistas y compitiendo con ellos y me vino muy bien para coger la natación con ganas y mantener la motivación”, señala la triatleta natural de Barcelona.

“El año pasado hice poco gimnasio y creo que este año debería hacer un poco más, al igual que cosas de propiocepción y fortalecimiento de mis articulaciones”, apunta Sara, quien dice que por lo demás sólo se limita a seguir las instrucciones de Jaime M. de Luarca, su entrenador actual.

david castro
Foto: ITU Media

Frente a la falta de motivación tenemos el exceso de ganas, y de eso nos habla David Castro, actual campeón de España de triatlón sprint. “Muchas gente –y a mí me ha pasado– empieza con demasiadas ganas la pretemporada, queriendo hacer de todo, queriendo hacer mucho volumen, queriendo ir rápido”. Para el de La Roda –tela con los Miguelitos de allí, se me olvidó decírtelo, David–, a ese exceso de ganas se le suma que volvemos descansados  dando lugar a entrenamientos que salen solos y muy por encima de los ritmos que deberíamos llevar en este periodo.  “Yo aconsejo a la gente que empiece MUY tranquila, con el freno de mano muy echado, sobre todo las primeras 3 semanas”.

“No puedes querer volver corriendo o sacando medias en bici cercanas a cuando estabas en época de competición, ya que lo más fácil que te puede ocurrir es que te lesiones, porque tu cuerpo se tiene que acostumbrar poco a poco y en progresión a una larga temporada”, señala David, que este fin de semana correrá en casa en el VIII Duatlón Cross Villa de la Roda. “Cuando mejor sea la base de la casa, más alto podrá llegar el techo”, concluye el manchego.

Para Uxío Abuín, flamante campeón de la Copa del Mundo de Tongyeong esta pasada madrugada y subcampeón de España de triatlón sprint en este 2016, es importante, en el tiempo de descanso, descansar de verdad. “Yo creo que dos o tres semanitas vienen muy bien, es suficiente para desconectar del día a día de los entrenamientos, recargar energía y ganas,” dice el gallego, que todavía tiene pendientes las últimas citas de la temporada en las Copas del Mundo de Corea y Japón. Para Uxío es importante liberarse durante el descanso, “tampoco se debe estar todo el día haciendo otras cosas, sino que hay que tener tiempo de relax para que el cuerpo recupere después de toda la temporada metiéndole caña”.

La vuelta a la rutina de entrenamientos debe de ser paulatina, hay que empezar muy poco a poco. Para el triatleta del Club Triatlón Arteixo “las dos primeras semanas deben de ser de adaptación”. En el tiempo de descanso nuestra musculatura se debilita y es necesario coger de nuevo la fuerza y la elasticidad adecuadas para hacer ejercicio de manera óptima, por eso señala Uxío que “las primeras semanas es muy importante hacer un buen trabajo de core y fortalecimiento general de todo el cuerpo para no lesionarse”.

isabel del barrio
Foto: Facebook

Isabel del Barrio, entrenadora personal por la NSCA (una de las asociaciones más prestigiosas a nivel mundial en el ámbito del acondicionamiento físico y el entrenamiento de la fuerza), incida que durante la pretemporada “es fundamental el trabajo de acondicionamiento físico general, y más adelante, un trabajo específico de fuerza con transferencia a las diferentes disciplinas: natación, carrera y ciclismo; así como trabajar los aspectos más técnicos de las mismas.”

“Ahora que el volumen de entrenamientos es menor, también es muy recomendable el trabajo de pre-habilitación y preventivo de lesiones, acompañado de un programa de entrenamiento de fuerza”, apunta Isabel, quien además es aficionada al triatlón.

La pretemporada es sinónimo de buscar nuevos incentivos. La madrileña, que este fin de semana estará en el Triatlón de Ibiza, dice aprovechar este periodo para “realizar otras actividades a modo de entrenamiento cruzado y diferentes, para salir de la rutina como por ejemplo: salidas de caminar o correr por la montaña, sesiones de yoga
o bodybalance para mejorar la movilidad articular y elasticidad, y trabajo de fuerza en circuitos”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS