Foto: HEAD
Ya están aquí las HEAD Tiger Race LiquidSkin

Ya están aquí las HEAD Tiger Race LiquidSkin

HEAD está de estreno. La marca neerlandesa, que hace unos días anunciaba sus novedades de cara a 2021, presenta oficialmente las HEAD Tiger Race LiquidSkin, unas gafas de natación en las que se ha trabajado la adaptabilidad a la fisonomía de la cara de cara a hacerlas lo más cómodas posibles.

Con la llegada del confinamiento en marzo de 2020 y la posterior desescalada, muchas marcas de aguas abiertas se dieron cuenta de que en su sector estaba ocurriendo lo mismo que con las bicicletas: los aficionados no practicantes hasta entonces se estaban lanzando en tromba para poder realizar algo de deporte y mantenerse activos.

Para ellos, para que puedan disfrutar plenamente de las sesiones de natación, se ha trabajado en estas nuevas HEAD Tiger Race LiquidSkin.

Tal como explican desde la marca, de cara a estar cómodo en las primeras sesiones de natación es básico contar con las gafas adecuadas, que se adapten a tus características fisiológicas y a tu entorno.

Especificaciones de las HEAD Tiger Race LiquidSkin

Además de la adaptabilidad al entorno facil, en estas nuevas gafas se ha pensado también en los nadadores rápidos, buscando estabilidad y comodidad. Para ello se ha trabajado la hidrodinámica, creando un volumen interno muy bajo y un sellado perfecto alrededor de los ojos.

¿Qué es la tecnología LiquidSkin?

Para conseguir esa ganancia hidrodinámica, las nuevas HEAD Tiger cuentan con una tecnología exclusiva: un molde de doble silicona LiquidSkin, que asegura una comodidad excelente y un ajuste estable, además de dar firmeza a los lentes (disponibles en color y transparentes).

Tres son los factores que ayudan a que la gafa se adapte a prácticamente cualquier tipo de cara: en primer lugar la suavidad de la silicona, que facilita que se adapte al perfil facial.

head tiger gafas
Foto: HEAD

Por otro lado, las lentes, fabricadas en policarbonato -y hasta diez veces más resistentes que las de plástico o vídrio-, están sobremoldeadas directamente con el faldón, lo que da más margen de maniobra y adaptabilidad.

Por último, la forma del construcción del puente nasal es clave, creando una simetría hidrodinámica perfecta con la cara.

Diseño exclusivo de las lentes

Si nos centramos en las lentes de policarbonato, hay que destacar que tienen un exclusivo diseño, que las hace curvadas y cónicas (integradas en la misma estructura de la gafa).

Esto favorece que estén adaptadas al ángulo de visión natural del ojo, permitiendo disfrutar de un campo visual extraordinariamente amplio.

Al tiempo, este diseño único reduce las molestas distorsiones que suelen experimentarse bajo el agua.

En cuanto a la correa, es fina, pero de ajuste preciso y óptimo, además de tener una hebilla rápida y simple, no tendrás problema alguno a la hora de ajustar tus gafas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS