Materiales / Running / Identifica el desgaste en tus zapatillas de running

Identifica el desgaste en tus zapatillas de running

Bienvenidos a esta guía esencial para todo corredor, donde abordaremos un aspecto crucial: el desgaste de tus zapatillas de running. Correr no es solo un ejercicio, es un arte y una ciencia, y la base de esta actividad son tus pies. Elegir y mantener adecuadamente el calzado es vital para tu rendimiento y para tu salud. En esta sección, entenderemos por qué la elección del calzado no debe tomarse a la ligera.

Comprendiendo la anatomía de las zapatillas de running

Cuando hablamos de zapatillas de running, es esencial adentrarnos en su compleja anatomía, ya que cada componente juega un papel crucial en el rendimiento y la comodidad del corredor. La suela es el fundamento de la zapatilla, hecha generalmente de caucho y otros materiales sintéticos, ofreciendo la tracción necesaria en diversas superficies. Esta parte de la zapatilla se adapta al tipo de terreno, variando desde diseños lisos para asfalto hasta suelas con tacos para terrenos irregulares como los de trail.

Por otro lado, la mediasuela, el corazón de la amortiguación, juega un papel vital en la absorción del impacto de cada zancada. Fabricada generalmente de materiales como el EVA o el poliuretano, esta capa trabaja arduamente para proteger tus articulaciones y brindar comodidad durante la carrera. La innovación en materiales ha llevado a la creación de mediasuelas que no solo amortiguan, sino que también devuelven energía al corredor, mejorando la eficiencia de la carrera. Además, el upper o empeine, la parte superior de la zapatilla, envuelve el pie brindando soporte y flexibilidad. Hecho de una variedad de materiales y diseños, el upper puede ser rígido para brindar soporte adicional o flexible y transpirable para mayor comodidad.

Signos clave de desgaste y su evaluación

El desgaste de las zapatillas no siempre es obvio. Puede manifestarse de varias maneras: la suela desgastada, la amortiguación aplastada, o incluso la deformación del zapato. Aprender a identificar estos signos es fundamental para los corredores, ya que un calzado desgastado puede alterar tu forma de correr y aumentar el riesgo de lesiones.

Para realizar el test de desgaste de unas zapatillas, existen varias técnicas que puedes utilizar. Estas incluyen la inspección visual de la suela para verificar patrones irregulares de desgaste, la evaluación de la amortiguación presionando la mediasuela para sentir su firmeza, y la flexión del calzado para revisar su rigidez y la integridad de la estructura. También puedes observar el desgaste en el upper o empeine, especialmente en áreas donde el pie tiende a expandirse o moverse más. Estas técnicas te ayudarán a determinar cuándo es el momento adecuado para reemplazar tus zapatillas y mantener un rendimiento óptimo en tus carreras.

Cómo afecta el desgaste a tu rendimiento y salud

El desgaste de las zapatillas de running no es solo una cuestión de estética o comodidad, tiene profundas implicaciones en tu rendimiento y salud como corredor. Un calzado desgastado puede alterar significativamente la biomecánica de tu carrera. Por ejemplo, una suela desigual puede llevar a una pisada incorrecta, lo que a su vez puede causar estrés adicional en las articulaciones y músculos.

Además, la amortiguación en las zapatillas juega un papel fundamental en la absorción de impacto. Con el tiempo, esta amortiguación se desgasta y pierde su eficacia, lo que significa que cada paso que das resulta en un mayor impacto en tus articulaciones. Esta situación puede llevar a problemas crónicos, especialmente en corredores que ya tienen vulnerabilidades en sus articulaciones o han sufrido lesiones previas. Mantener un calzado en buen estado asegura que puedas seguir disfrutando de correr con un riesgo minimizado de lesiones y con un rendimiento óptimo.

Un estudio realizado por Joel T. Fuller y colaboradores en 2015, titulado "The effect of footwear on running performance and running economy in distance runners" y publicado en "Sports Medicine", analizó el impacto de diferentes características del calzado, como la masa del zapato, la amortiguación, el control de movimiento, la rigidez de flexión longitudinal, la viscoelasticidad de la mediasuela, la altura del drop y la comodidad, en la economía y el rendimiento de la carrera en corredores de distancia​​. Este estudio concluyó que ciertos modelos y características del calzado pueden mejorar la economía de carrera.

Consejos para prolongar la vida útil de tus zapatillas

Mantener tus zapatillas de running en buen estado es esencial para prolongar su vida útil y asegurar un rendimiento óptimo. Aquí tienes algunos consejos prácticos para cuidar de ellas:

La limpieza adecuada es clave. Después de correr, sobre todo en caminos embarrados o mojados, es importante limpiar tus zapatillas. Utiliza un cepillo suave y agua con jabón suave para eliminar la suciedad de la suela y el exterior. Evita sumergirlas completamente en agua y no las pongas en la lavadora, ya que esto puede dañar los materiales.

El secado correcto también es importante. Nunca seques tus zapatillas directamente bajo el sol o cerca de fuentes de calor como radiadores, ya que el calor puede deformar y dañar los materiales. En su lugar, retira las plantillas, rellena las zapatillas con papel periódico y déjalas secar en un lugar aireado.

Rotar tus zapatillas es una excelente práctica, especialmente si corres con frecuencia. Tener más de un par y alternar su uso no solo evita el desgaste excesivo de un solo par, sino que también permite que la amortiguación de cada par se recupere entre usos.

El almacenamiento adecuado es crucial. Guarda tus zapatillas en un lugar fresco y seco. Evita dejarlas en espacios como el maletero de un coche, especialmente en días calurosos, ya que el calor extremo puede afectar la estructura de las zapatillas.

Por último, usa tus zapatillas de running solo para correr y en los terrenos para los que están diseñadas. Usarlas para actividades diarias o en terrenos inapropiados puede acelerar su desgaste. Siguiendo estos consejos, podrás mantener tus zapatillas en las mejores condiciones y disfrutar de tus carreras al máximo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS