Foto: PTO // Tommy Zaferes
Trucos y curiosidades / Triatlón / Comprobado: recibir ánimos de los nuestros hace que rindamos más en competición

Comprobado: recibir ánimos de los nuestros hace que rindamos más en competición

Muchos deportistas piensan en la motivación como una quimera incontrolable, que viene y va sin que nadie pueda hacer nada al respecto.

Sin embargo, las ciencias del deporte la han estudiado ampliamente y han logrado dar con ciertas técnicas que incrementan la motivación y por tanto la eficiencia de los deportistas.

Un estudio publicado en 2019 por la revista Journal of Sports Sciencies y liderado por Takehiro Iwatsuki, demostró que permitir a los deportistas escoger el entorno de competición durante la práctica deportiva aumentaba su eficiencia, incluso si se hacía mediante decisiones en apariencia insignificantes.

El estudio contó con 32 participantes, todos ellos estudiantes universitarios, a los que dividieron en dos grupos.

Los participantes del primero de los grupos tuvieron la oportunidad de elegir una foto que se les mostraría mientras hacían ejercicio en una cinta de correr, los del segundo grupo vieron las fotos que habían elegido los miembros del primer grupo.

Todos los participantes corrieron durante 20 minutos, pero ahí se acaban las similitudes.

Aquellos que habían tenido la oportunidad de elegir las fotos tuvieron un menor ritmo cardiaco y consumieron menos oxígeno.

¿Por qué ocurre esto? Pues bien, numerosos estudios científicos han demostrado que la sensación de tener el control es beneficiosa para la psicología de los deportistas. 

Que nos animen, un chute de adrenalina

De igual manera, encontrar algo o alguien que te anime mejora nuestro rendimiento en competición.

Aunque para los profesionales de deportes de grupo competir sin público ya se ha demostrado que reduce la presión, en populares hay estudios que indican que recibir el apoyo de los suyos supone una mejora en el rendimiento. En palabras de Cristina Pérez, directora de psicólogos de Siquia, no tener ese apoyo "supone una desconexión mental que deriva en una menor motivación".

Desde su punto de vista, en pruebas en las que a lo largo de varias vueltas -como ocurre en un larga distancia-, saber que nos vamos a encontrar con los nuestros animando en un punto en concreto nos ayuda a visualizar ese momento -con la importancia que tiene esta visualización- y a nivel físico es una inyección de adrenalina, que hace que nuestro cuerpo rinda más.

Lionel Sanders, el ejemplo

A nivel profesional contamos con un ejemplo bien claro: Lionel Sanders. El canadiense, a la vuelta de Kona 2017 y de lograr el segundo puesto, tenía claro cuál era el objetivo, Patrick Lange.

El alemán, que le había adelantado a apenas cuatro kilómetros de alcanzar la meta, se había convertido en el rival a batir, y Sanders no dudó en poner una foto suya de Hawaii" que veía cada vez que entrenaba.

Esta táctica de motivación también la ha utilizado con Jan Frodeno, cuyo recuerdo le acompañó un tiempo con un texto delante de la cinta de correr: "Es la guerra", escrito en alemán.

El conocimiento de uno mismo, también muy importante

Incluso las decisiones más pequeñas pueden incidir en el aprendizaje y el desempeño de la práctica deportiva: "La sensación de tener autonomía permite a los deportistas enfocar su atención en el objetivo, puesto que no tienen necesidad de autorregularse suprimiendo las emociones negativas provocadas por un entorno de control", explican los autores de la investigación.

¿Cómo conseguir la sensación de autonomía?

Técnicas tan sencillas como organizar tus propias sesiones de entrenamiento pueden llevarte a aumentar la confianza en ti mismo, puesto que te harán estar preparado.

Una de las tácticas más útiles para tomar el control de cualquier práctica deportiva es la citada visualización, ampliamente estudiada en psicología del deporte.

jan frodeno HOKA clifton edge
Foto: Instagram // Jan Frodeno

La visualización es un proceso que te permitirá entrenar determinadas habilidades o prepararte para determinadas circunstancias usando la imaginación y los sentidos.

Mediante la visualización de los entrenamientos y las competiciones, podrás prevenir a tu cerebro sobre los factores externos que tendrán lugar durante la práctica, lo que te ayudará a aumentar tu sensación de control sobre el entorno.

Para visualizar es fundamental estar relajado. Para ello, lo primero será eliminar todas las distracciones.

Avisa a tu familia de que necesitas tranquilidad, enciérrate en una habitación en silencio y apaga el sonido del móvil. Inhala por la nariz y exhala por la boca para poder relajarte. 

Para lograr que la visualización funcione, es necesario imaginar algo muy específico, con todo detalle. Imagina lo que verías, pero también lo que escucharías y lo que sentirías. A medida que vayas practicando, te será más fácil imaginar cada detalle.

De esta manera, cuando llegue el momento sentirás que ya has estado ahí antes y podrás concentrarte en tu objetivo, ignorando las molestas distracciones del entorno.

ARTÍCULOS RELACIONADOS