Por qué son importantes los watios por kilo en ciclismo
Foto: Flickr // Jose Ignacio Unanue
Entrenamientos / Ciclismo / Por qué son importantes los watios por kilo en ciclismo

Por qué son importantes los watios por kilo en ciclismo

Uno de los datos que más nos gustan a los triatletas son los watios que somos capaces de desarrollar. En ciclismo, es habitual que se nos queden los ojos blancos viendo los watios que son capaces de dsarrollar los profesionales. Sin ir más lejos de todos es sabido que un tres veces campeón del Tour como Chris Froome se guía por el potenciómetro, y ha sido capaz de hacerse con la victoria en cumbres de leyenda gracias a controlar la fuerza desarrollada en cada pedalada.

¿Pero y cómo comparamos los datos con los de otros ciclistas? ¿Son lo mismo los watios que pueda mover el británico que los de Nairo Quintana? Pues no. Porque cada uno tiene un peso distinto. De ahí que la unidad métrica a utilizar para comparar sean los watios por kilo (W/Kg).

¿Por qué es importante?

Para los ciclistas que únicamente pedalean por plano en verdad no es un dato muy importante: al fin y al cabo el ciclista que tenga la mayor potencia absoluta casi siempre será el que vaya más deprisa. Pero para aquellos ciclistas que se mueven por terrenos con cierto desnivel , que compiten en lugares en los que la capacidad para escalar es importante o que quieren mejorar su capacidad para esprintar, incrementar los W/kg es básicos dentro de su desarrollo. Y ahi tres maneras de lograrlo:

  • Incrementar la potencia manteniendo el peso constante.
  • Mantener constante la potencia bajando el peso.
  • Incrementar la potencia bajando el peso.

Es muy importante saber cuál de las tres opciones se adapta mejor a cada deportista, a efectos de desarrollar un plan de entrenamiento específico para conseguirlo.

¿Qué ocurre cuando mejoramos nuestros watios por kilo?

Imaginemos que hemos bajado nuestro porcentaje de grasa y que con ello hemos bajado también nuestro peso (yendo a la mejora de los watios/kilo por el segundo de los caminos indicados hace un momento). Nuestra composición corporal ha cambiado, y somos más fuertes y más ligeros. Además mejoramos la capacidad de retención de líquido de nuestros músculos. Además hay mejoras a nivel celular: a medida que mejoras tus sprints, intervalos, repeticiones de series en subida y fuerza, también estás cambiando la manera en que consumimos el oxígeno y cómo procesamos el lactato. Esto nos permite mejorar el límite de lactato, y prolongar la aparición del ácido láctico.

Así que focalízate en tus watios/kilo y lograrás mejorar tu segmento ciclista. Además de conseguir un cuerpo más sano y eficiente.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS