Iván Álvarez y Pablo Dapena: dos jornaleros de la gloria del triatlón
Foto: TriVitoria
Actualidad / Iván Álvarez y Pablo Dapena: dos jornaleros de la gloria del triatlón

Iván Álvarez y Pablo Dapena: dos jornaleros de la gloria del triatlón

Creo que fue Pedro González, quien durante catorce años narró las etapas ciclistas en televisión -antes de que tuviésemos Teledeporte-, el primero al que le oí el término jornaleros de la gloria. El que fuera pareja de Perico Delgado en los micrófonos, que nos amenizó tardes insulsas acabadas al sprint, que nos emocionó con Induráin marcando un ritmo infernal camino de Hautacam en 1994, se refería con este termino a esos currantes del pelotón que de manera callada trabajan, trabajan y trabajan bajo el duro sol de verano para sus jefes de filas y que algún día, en alguna escapada, tienen su momento de gloria, y alzan los brazos saboreando la victoria y sintiéndose reyes por un día.

El triatlón no es un deporte para hacerse rico. Se puede contar con los dedos de una mano qué deportistas acumulan pingües capitales gracias a este deporte, ya sea en corta distancia -donde o compites en pruebas ITU o por desgracia no eres nadie, aunque ganes todos los campeonatos regionales habidos y por haber-, ya sea media o larga distancia. Así que si quieres vivir del triatlón en muchas ocasiones te toca competir, competir y competir. Como dijo Cesc Godoy al acabar esta edición del Triatlón de Zarautz, donde se llevó la Txapela de ganador: seguiré yendo a correr allí donde me llamen.

Ayer Iván Álvarez y Pablo Dapena se coronaron ganadores masculinos del Triatlón Vitoria. El madrileño cruzó la meta de la distancia full en un tiempo de 8:25:11, por delante de Carlos Aznar y el portugués Pedro Gomes. Por su parte, Dapena, que en la edición de 2016 fue segundo, logró el triunfo en 3:53:11. Segundo fue Miguel Ángel Fidalgo y tercero el catalán Víctor del Corral.

pablo dapena
Foto: TriVitoria

Iván y Pablo, y por extensión el resto de nombres citados en el podio, son jornaleros de la gloria en su variante triatleta. Iván, que en 2015 logró el quinto mejor tiempo en grupos de edad en el Campeonato del Mundo de Ironman, no ha querido, o no ha podido, dar el salto a élite en larga distancia. Y resultados tiene como para haber dado un buen rendimiento entre nombres que cualquiera podríamos recitar como hacían nuestros abuelos con las alineaciones del Real Madrid de Miguel Muñoz: Eneko Llanos, Iván Raña, Jan Frodeno, Sebastian Kienle...

2016 fue para él un año inmaculado, en el que logró su primer triunfo en Vitoria, logró clasificarse en primera posición en Grupos de Edad del Ironman de Lanzarote y a final de año logró la victoria en el Pure Triathlon Marina 226. En 2017 le hemos visto participar en el MD Miguel Hernández Orihuela -quinto- y en Challenge Salou -decimocuarto-.

El caso de Dapena es muy similar. Tras años buscándose las habichuelas en la corta distancia, en Copas de Europa, del Mundo y alguna serie Mundial, la lesión sufrida a principios de 2016 le llevó a cambiar su calendario y, casi sin saberlo, mostrarnos al nuevo rey patrio de la media distancia: victorias en los MD de Sanxenxo, Baiona, Valle de Buelna y Guadalajara, y segundo en Vitoria y Pálmaces. Este año, segundo en Orihuela y Pamplona. En La Rioja tuvo que abandonar cuando lideraba la carrera.

Los nombres de las pruebas en las que ganan Iván y Pablo quizás no tengan el glamour de un Ironman de Austria, un Challenge Roth o una serie mundial, esas pruebas que acaparan la atención de los medios, pero en el fondo da un poco igual. Al fin y al cabo, y es lo importante, son las que alimentan su cuenta corriente y algunos días, allí donde les llaman a competir, les hacen sentir la gloria de ser los mejores en la línea de meta.

Recuerda que si quieres estar al tanto de toda la actualidad del triatlón, puedes recibir nuestras actualizaciones en telegram: https://t.me/ptriatlon

ARTÍCULOS RELACIONADOS