Foto: Instagram // Jakob Ingebrigtsen
Actualidad / Running / Hoy cumple 20 años el fenómeno del atletismo europeo, Jakob Ingebrigtsen

Hoy cumple 20 años el fenómeno del atletismo europeo, Jakob Ingebrigtsen

Pocos desconocen el apellido Ingebrigtsen, fundamentalmente por el menor de la saga, Jakob, que hoy cumple 20 años. Con 10 años y camino de los 11 ya doblaba entrenamientos y corría 90 kilómetros a la semana para completar los entrenamientos diseñados por su padre. A los 16 años no tenía ningún problema en correr un 1.500m, 800m y 3.000 metros en un mismo día con una diferencia de 3 horas. Y con 19 años puede presumir de sus mejores marcas personales: 3'28"68 en los 1500 m, 4'50"01 en 2000 m y 7'27"05 en 3000m.

Ha obtenido 12 medallas internacionales ya, incluyendo el doblete de 1500m y 5000m en los Europeos de Berlín en 2018, donde fue el atleta más joven de la historia en ganar un europeo. Llevamos mucho tiempo hablando de él y siguiendo su trayectoria. Muchos decían que se iba a quemar corriendo a estos niveles tan joven, otros decían que era una gran promesa, pero lo cierto es que hoy Jakob Ingebrigtsen es una realidad que cumple 20 años y tiene todo el futuro por delante para escribir su nombre en la historia del atletismo.

La historia de un campeón

Con 16 años Jakob Ingebrigtsen se convirtió en el atleta más joven de la historia en correr los 1.609 metros de la milla en 3:58.07 (2'27/km) y en romper la barrera de los cuatro minutos, y el primero en hacerlo con 16 años. Algo relativamente fácil para alguien que no había hecho otra cosa durante años, siguiendo el ejemplo de sus hermanos mayores, Filip y Henrik.

Al poco de empezar en esto del deporte, el padre de los Ingebrigtsen, Gjert, se dio cuenta del gran potencial que tenían todos sus hijos. Aunque no tiene ningún título de entrenador, intenta trasladar todo el conocimiento que ha adquirido para seguir siendo a día de hoy el entrenador de sus tres hijos.

Foto: Instagram // Jakob Ingebrigtsen

Inspirado por los logros de sus hermanos el pequeño Jakob solo quería llegar a ser tan bueno como ellos. "Me dije a mí mismo: yo también quiero hacer eso", dice Jakob. "Siempre he entrenado en el mismo sitio con ellos, y ahora llevamos trabajando juntos varios años", decía en 2016.

Desde entonces no es necesario recordar todos los triunfos que ha conseguido y que convierten a Jakob Ingebrigtsen en uno de los grandes atletas del momento capaz de hacer frente al poderío africano en pista.

ARTÍCULOS RELACIONADOS